23
Mié, Jun

Por: Cortesía

Internacional

EU y China se enfrentan en una ‘guerra fría’ por el 5G

Aunada a la disputa por el liderazgo de semiconductores se suma la carrera por la nueva plataforma que permitirá el despegue del internet de las cosas y la industria 4.0 implica un mercado que llegará a 73 mil 230 mdd en 2026, según Market Watch.

Estados Unidos y China ya llevan algunos años disputándose la supremacía tecnológica, además de económica y comercial. Al conflicto de los microchips, que ha afectado principalmente a la empresa china Huawei, se suma también el dominio global por la tecnología móvil 5G, un mercado que según la agencia Market Watch crecerá de 31 mil 530 millones de dólares en 2020 a 73 mil 230 millones para 2026. Y precisamente este año Huawei es el líder de patentes de 5G en el mundo, de acuerdo con un estudio de IPlytics, empresa de análisis tecnológico, ya que cuenta con más patentes concedidas y activas en todo el mundo, con más de 15 por ciento del mercado. De las ocho compañías con más patentes a escala global, cinco son asiáticas. 

La tecnología 5G permitirá aumentar la velocidad en la transmisión de datos, el despegue del internet de las cosas (comunicación entre dispositivos) y de la industria 4.0. (integra, entre otras cosas, la interconectividad y los datos en tiempo real). Te recomendamos: Ministros del G7 se reúnen para establecer impuesto mínimo global a multinacionales El top tres se termina de completar con el gigante surcoreano Samsung, que ostenta 13.3 por ciento, y la finlandesa Nokia que ocupa 13.2 por ciento. En cuarto lugar se ubica la estadunidense Qualcomm, con 12.9 por ciento de las patentes activas, y le siguen la surcoreana LG, con 8.7 por ciento; la china ZTE, con 5.6 por ciento; la japonesa Sharp y la sueca Ericsson cuentan con 4.6 por ciento, respectivamente. El vecino del norte ha argumentado que la tecnología china no cuenta con ciberseguridad o que no trabaja con energías limpias, lo que resulta un freno para su comercialización en el continente americano. 

Jesús Romo, director de la consultora Telconomía, comenta en entrevista, que “por ejemplo, en Brasil, Estados Unidos prometió apoyos al país si se comprometía a seguir los lineamientos de la red limpia, que era un eufemismo para decir que no trabajaran con empresas chinas como Huawei y ZTE”. Romo considera que en el caso del país, el conflicto geopolítico no va a ser una afectación grande para el despliegue de 5G. “Aunque el conflicto con China continuará incluso con Joe Biden (presidente de EU), en México no existe una presión del gobierno que impida trabajar con tal o cual empresa”. 

El experto en telecomunicaciones afirmó que en caso de que haya consecuencias de este pleito geopolítico, los operadores en México estarán en una situación muy precaria porque generalmente trabajan con teléfonos de algún fabricante asiático. “En Estados Unidos las prohibiciones de Donald Trump de usar tecnología china perjudicó a AT&T, pero en México no se desechó la comercialización de estos equipos, por lo que creo que no le va a afectar de lleno al mercado mexicano, pero quizá sí a AT&T”, recalca Romo. En el despliegue de las redes 5G va a tener una especial relevancia la fabricación de las small cells, que van a ser parte importante del ecosistema. Aquí vale la pena destacar que los cinco fabricantes principales de estos elementos son Nokia, Ericsson, Samsung, Huawei y ZTE, las dos últimas son empresas chinas. 

Hay que recordar que en 2019 el gobierno de Estados Unidos prohibió a las firmas que suministraran componentes a la empresa china ZTE para sus equipos de telecomunicaciones, debido a la ruptura de un acuerdo previo de no vender esa tecnología a Irán. Hasta ahora, en México los operadores no han tenido presiones de este tipo; éstos buscan precios competitivos y en este sentido, las empresas chinas suelen ser muy competitivas frente a Nokia o Ericsson, dice Romo. En entrevista con César Funes, vicepresidente de Relaciones Institucionales de Huawei Latinoamérica, señala que “el asunto de la geopolítica es algo que nos toca presenciar como espectadores y estar preparados para los distintos escenarios”. 

Por su parte, Ricardo Anaya Puebla, staff product manager de Qualcomm Latinoamérica, asegura que “definitivamente la guerra geopolítica no le ayuda a nadie, aunque en la evolución tecnológica no nos detiene; sigue habiendo carreras por más cámaras, por más desempeño, por más datos y la convivencia entre 5G y WiFi6”. Hay una guerra por entregar más gigabites (Gb), el último módem de Qualcomm es capaz de 10 Gb por segundo, “es el único en su clase, eso ya es fibra óptica inalámbrica”, comparte Anaya, quien representa a la única compañía estadunidense que se ubica entre los líderes globales en patentes de 5G, según IPlytics.

Con base en el análisis de IPlytics, Huawei lidera los principales propietarios de familias de patentes declaradas 5G, con una participación de más de 15.39 por ciento, seguido de Qualcomm, con 11.24; ZTE, 9.81; Samsung, con 9.67, y Nokia, con 9.01 por ciento.

Pero, aclara Anaya, “el número de patentes no define la calidad de la patente porque hay algunas fundamentales que habilitan toda una tecnología y hay otras que están enfocadas en el desarrollo de equipos, batería, a esquemas de modulación, a cómo hacer las cosas más eficientes”. Qualcomm tiene 140 mil patentes y muchas son bases. 

Además, “los proveedores de infraestructura siguen trayendo nuevas redes 5G, ahora todos los operadores quieren anunciar que traen 5G, anuncian que sale una nueva ciudad conectada a esta red o que sale una nueva frecuencia. La competencia viene de todos lados, tal vez de China venga con más fuerza; sin embargo, eso nos ayuda a tener innovación”, señala Anaya. Huawei, afirma Funes, “es una compañía que ha entendido que lo más importante es el cliente, y con eso en mente creamos y desarrollamos tecnología, planeamos, nos organizamos y vamos al mercado para ofrecer la mejor experiencia a nuestros clientes.

Continuamos esforzándonos para dar valor a todas las partes externas con quienes nos relacionamos”. Al fin de cuentas, añade Anaya, la competencia obliga a la innovación y a mantener los precios, donde los únicos beneficiarios son los usuarios al tener diferentes opciones. Más allá de la geopolítica, ¿México está listo? De acuerdo con el informe del Instituto Federal de Telecomunicaciones “Visión y prospectiva de la conectividad 5G”, se espera que las tecnologías 4G y 5G coexistan en el tiempo hasta el año 2030. 

 

Temas relacionados: