Entre amenazas, Nicaragua realiza quinto paro nacional

Internacional

Nicaragua respondió a un nuevo paro nacional, el quinto contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega desde que se inició en abril del año pasado la crisis política que ha dejado cientos de muertos y de detenidos.

La huelga general, convocada por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, se realizó en medio de amenazas del Ejecutivo de sancionar a los negocios que se sumaran a la misma y de una alerta amarilla en los departamentos del Pacífico y una verde en el Centro por las lluvias.

La huelga, que se llevó a cabo bajo el lema “Vamos a paro por la libertad de todos”, estuvo apoyada por los negocios afiliados al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y a la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), principales cúpulas patronales del país.

También por pequeños y medianos negocios, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación, partidos políticos, un gran número de activistas y trabajadores por cuenta propia.

Por su parte, los bancos sí abrieron sus puertas por una orden de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), regulador del sector.

La Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), que aglutina a las seis entidades financieras que operan en el país centroamericano, apuntó que la Siboif les ordenó abrir porque tenían la obligación de prestar ininterrumpidamente los servicios de intermediación financiera y otros servicios con recursos públicos.

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario