02
Jue, Dic

Por: Cortesía

Internacional

En 2020 emisión de C02 volvió a marcar nuevo récord

Seis días antes de que comience la Conferencia sobre el Cambio Climático en Glasgow (COP26), la agencia ambiental de la ONU alertó sobre la urgencia de aumentar los compromisos globales, tras darse a conocer que en 2020 los niveles de dióxido de carbono (CO2) volvieron a marcar nuevo récord.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió además que el Amazonas pierde su capacidad para absorber CO2. “La abundancia de gases de efecto invernadero que retienen el calor en la atmósfera volvió a alcanzar un nuevo récord el año pasado, y la tasa de aumento anual registrada fue superior a la media del periodo 2011-2020”, publicó la OMM en su informe sobre el calentamiento global.

“[Es notable] la transición de una parte del Amazonas de sumidero a fuente de carbono [es decir, que es emisora de gases]; es alarmante y está vinculado a la deforestación en la región”, afirmó el secretario General de la OMM, Petteri Taalas, en conferencia de prensa.

El incremento se dio aun cuando el año pasado la pandemia puso en confinamiento a millones de personas y suspendió actividades industriales y económicas —algunas ligadas a la quema de fósiles y, por ende, a la emisión de gases— que, en concreto, permitió un descenso transitorio de 5.6%.

Por tal motivo, el secretario General de la OMM pidió a los países dar un enorme esfuerzo y “replantearnos nuestros sistemas industriales, energéticos y de transporte, todo nuestro modo de vida”.

“Muchos países están ahora fijando objetivos de neutralidad de carbono, y es de esperar que en la COP26 de Glasgow haya un dramático aumento en esos compromisos”, matizó Taalas, quien aseveró que los cambios “son viables económica y técnicamente, y no hay tiempo que perder para adoptarlos”.

La concentración del CO2 en la atmósfera alcanzó en 2020 las 413 partes por millón y se sitúa en 149% de los niveles preindustriales; en 2019 la cifra llegó a las 410 partes por millón.

Tras dicho informe, el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó estar “muy inquieto” de llegar a la COP26 con estos resultados, “pues podría salir mal”, aunque confió en que “se puede llegar” a acuerdos. En contraste, el presidente de la COP26, Alok Sharma, consideró el sábado que sería “más difícil” alcanzar un acuerdo en Glasgow como ocurrió en París.

Otro informe que recientemente fue publicado por el Instituto Real Meteorológico de Países Bajos (KNMI), precisó que el nivel del mar frente a las costas neerlandesas crecerá 1.2 metros a finales de este siglo, si no se toman las medidas urgentes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En su informe provisional Señales Climáticas 21, el KNMI alertó que este aumento será de hasta dos metros si se acelera el derretimiento del hielo en la Antártida, con base en cálculos que tuvieron en cuenta los últimos datos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) publicados este verano.

El KNMI prevé por igual un alza de los fuertes vientos con efectos destructivos, así como de primaveras y veranos más secos o con lluvias extremas.