El volcán Taal de Filipinas comienza a expulsar lava y deja ya más de 16.000 evacuados

Foto: Cortesía

Internacional

La erupción del volcán Taal en Filipinas, que esta madrugada comenzó a escupir lava, ha forzado la evacuación de más de 16.700 personas en los municipios de los alrededores, mientras que la ceniza alcanza ya Manila, la capital del país, situada a unos 60 kilómetros.

Los desplazados están refugiados en 45 centros de evacuación habilitados por las autoridades en los municipios más afectados de la provincia de Batangas, según datos del Gobierno provincial. El portavoz de la Defensa Civil de la región, Lexie Masiglat, ha informado de que el operativo de evacuación sigue en marcha, por lo que la cifra de evacuados irá en aumento en las próximas horas.

Los aeropuertos Ninoy Aquino de Manila y el de Clark —a unos 90 kilómetros al norte de la capital— han reanudado parcialmente sus operaciones después de que se cerraran este domingo por la falta de visibilidad ocasionada por la ceniza y el riesgo de que la pista de aterrizaje resbale. Desde el domingo se han cancelado más de 200 vuelos y miles de pasajeros permanecen varados en los aeropuertos esperando que sus vuelos sean reprogramados.

Del total de evacuados, unos 2.000 residen en la pequeña isla dentro del lago Taal, que conforma el propio volcán, en las laderas del mismo. Al comenzar a expulsar lava, la erupción ha pasado a ser de carácter magmático y hay riesgo de que se produzca un tsumani volcánico, ya que el Taal —uno de los volcanes más pequeños del mundo— se ubica dentro de un lago, según ha explicado este lunes el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs).

 

Temas relacionados: