El riesgo de reabrir las fronteras: pasajeros que viajan en avión y ocultan que tienen COVID-19

Foto: Cortesía

Internacional

En los últimos días personas infectadas con el coronavirus han podido tomar aviones y viajar a Hong Kong, lo que pone de relieve la dificultad para controlar la pandemia mientras los gobiernos buscan la forma más segura de reabrir las fronteras.

La autoridad de salud de Hong Kong dijo que un pasajero infectado llegó el domingo desde Manila en un vuelo de Cathay Pacific Airways, y otra pasajera en un vuelo de Cathay Dragon desde Kuala Lumpur. Ambos fueron diagnosticados con COVID-19 antes de viajar. También advirtió que 45 pasajeros en vuelos de Emirates desde Dubái durante el fin de semana eran casos confirmados o probables. La aerolínea justo reinició los vuelos a Hong Kong este mes.

 

Las infecciones ponen de relieve el riesgo de levantar las restricciones mientras el ritmo global de las infecciones continúa acelerándose. Las aerolíneas de todo el mundo, apoyadas en gran medida por los rescates de los gobiernos, han estado presionando para volver a volar ya que se enfrentan a pérdidas de más de 84 mil millones de dólares este año.

 

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), que representa a casi 300 aerolíneas, recomienda medidas como controles de temperatura en el aeropuerto y el uso de máscaras faciales para proteger a los pasajeros y la tripulación de contagios.

 

Pero los casos de Hong Kong muestran que los pasajeros infectados pueden eludir las medidas voluntarias, y no hay mucho que las líneas aéreas puedan hacer al respecto.

 

“Tomar la temperatura y hacer que los pasajeros usen máscaras en los vuelos son pasos que podemos dar para garantizar que el virus no se propague”, dijo Korean Air Lines en un comunicado. “La aplicación de medidas que garanticen que los pasajeros infectados no vuelen es algo que deben hacer las autoridades, no es algo que una aerolínea como nosotros podamos hacer por nuestra cuenta”.

 

La semana pasada, la IATA presentó las recomendaciones para pruebas de COVID-19, y consideró que lo ideal sería hacerlo antes de llegar al aeropuerto y en un plazo de 24 horas al viaje. Si se requieren pruebas durante el proceso de viaje, debe hacerse en la salida, y los Gobiernos tendrían que reconocer mutuamente los resultados de las pruebas, dijo IATA.

 

En una conferencia digital organizada por la Junta de Turismo de Hong Kong el miércoles, el director general de la IATA, Alexandre de Juniac, reiteró que debe haber mucha más colaboración entre los Gobiernos, y que la imposición o levantamiento de restricciones fronterizas de manera unilateral por los países no funciona.

 

El Centro de Protección de la Salud de Hong Kong expuso que los 30 casos nuevos el lunes y los 16 del martes habían viajado durante el período de incubación. El pasajero que volaba en el vuelo 906 de Cathay desde Manila, un hombre de 58 años, dio positivo en Filipinas el sábado, el día antes de su llegada.

 

Cathay, que requiere que los pasajeros completen formularios de declaración de salud antes de viajar, indicó que tuvo conocimiento de la condición del pasajero por las autoridades de salud después de que el avión aterrizase. La aerolínea está siguiendo “procedimientos establecidos para llevar a cabo la desinfección de aeronaves e informar a la tripulación operativa y a los empleados”, y también está ayudando a identificar a aquellos que estuvieron en contacto cercano con el hombre.

 

Un portavoz de la Oficina de Inmigración de Filipinas aseguró que no era trabajo de la agencia verificar las autorizaciones de salud.

 

“Solo verificamos el pasaporte y el embarque”, dijo el portavoz Melvin Mabulac.

 

La pasajera en el vuelo 734 de Cathay Dragon se trató de una mujer de 39 años que regresaba de India a través de Malasia, detalló el martes el departamento de salud de Hong Kong. Después de aterrizar, declaró que había dado positivo y había sido tratada por el virus en India el mes pasado.

 

El Centro para la Protección de la Salud, que desaconseja todos los viajes no esenciales fuera de Hong Kong, señaló que está en contacto con las autoridades de Filipinas e India para obtener más información sobre los casos.

 

Temas relacionados: