26
Dom, Sep

Por: Cortesía

Internacional

Crisis humanitaria en Colombia con miles de migrantes varados

Más de 10 mil viajeros de Centroamérica, África y Asia permanecen en Necoclí, a la espera de continuar su camino a Estados Unidos

 Un pequeño pueblo colombiano a orillas del mar Caribe llamado Necoclí, en Colombia, vive la mayor crisis migratoria de los últimos años: más de 10 mil migrantes de Centroamérica, África y Asia están varados en sus calles esperando para embarcarse en una lancha, adentrarse a la hostil selva del Tapón del Darién en la frontera con Panamá y finalmente intentar llegar a Norteamérica.

"Estoy aquí para buscar una mejor vida, un mejor empleo", dijo Samedy Rijkaard, un haitiano de 27 años, quien junto a su esposa y su hijo decidió irse de Chile, donde vivió los últimos cinco años tras sentirse "discriminado".

Muchos de ellos, con niños en brazos, esperaban el miércoles un turno para comprar por 50 dólares los escasos boletos en las embarcaciones —propiedad de una sola empresa de turismo— que los llevarían hasta Capurganá, un corregimiento de Acandí, el pueblo donde inicia la travesía por el Tapón del Darién. Sólo 750 personas lograron embarcar.

La situación en Necoclí —ubicado en Antioquia, al noroeste del país— se empezó a salir de control desde hace semanas. Primero se acumularon cientos y luego fueron miles. Las autoridades han dado varias explicaciones. La Defensoría del Pueblo dijo el martes en un comunicado que las lanchas no han podido salir "debido a factores climáticos", sin especificar cuáles, lo que ha ocasionado represamientos.

Por su parte, César Zúñiga, director de la Unidad de Gestión del Riesgo y Desastres de Necoclí, dijo que en las últimas seis semanas el número de migrantes que ha llegado al pueblo ha sido mayor que el que ha seguido su tránsito.

"Se nos han estado acumulando personas debido a la incapacidad logística y operativa de la empresa transportadora, ya que ellos solamente pueden transportar alrededor de 750 personas diarias, pero en la noche nos llegan alrededor de mil o mil 300... Además, ellos no operan los fines de semana, lo que también nos aumenta el número de migrantes", agregó.

Ser migrante en Colombia no es ilegal; sin embargo, la mayoría de quienes llegan a Necoclí lo hacen de manera irregular y suelen cruzar por la frontera entre Ecuador y Colombia. La Defensoría del Pueblo ha calculado que en 2021 al menos 33 mil personas han pasado hacia la frontera con Panamá, la mayoría provenientes de países como Haití, Cuba, Senegal y Ghana. Las autoridades migratorias también han reportado personas de Somalia, Guinea, República del Congo y Burkina Faso.

 

Temas relacionados: