Coronavirus rebasa el millar de víctimas mortales

Foto: Cortesía

Internacional

El número de muertos por coronavirus superó este lunes el millar de personas, siendo mil 13 la cifra de personas las que, hasta ahora, han fallecido a causa del brote.

La tasa de mortalidad por la enfermedad en China se estima en 1 por ciento, según un nuevo informe que intenta dar cuenta de los casos leves y graves.

Hubei, la provincia donde surgió el brote, reportó 103 muertes adicionales este lunes 10 de febrero, con lo que el número global de muertes es de al menos mil 13.

Asimismo, Hubei reportó 2 mil 097 casos más confirmados, el aumento diario más pequeño desde el 1 de febrero. La provincia tiene un total de 31 mil 728 casos confirmados.

Debido a que la mayoría de los casos y muertes en el país están en la provincia de Hubei, grandes partes de la provincia han quedado aisladas del resto de China desde que el gobierno comenzó a imponer una cuarentena el 23 de enero para tratar de detener la propagación del virus.

Wuhan una ciudad de casi 11 millones de habitantes, se encuentra de hecho en una gigantesca cuarentena y prácticamente aislada del mundo desde el 23 de enero.

En total, unos 56 millones de personas en toda la provincia de Hubei están impedidas de salir de la región.

Los nuevos datos del avance del virus, motivó la visita de Xi a un hospital especial en Beijing para acompañar los esfuerzos que buscan contener la propagación de la epidemia.

El mandatario chino visitó las instalaciones sanitarias portando en el rostro una máscara de protección, y en declaraciones a una red de televisión admitió que la situación en la ciudad de Wuhan, en la capital de Hubei, es “muy grave”.

“La epidemia en Hubei y en Wuhan es aún muy grave”, dijo el mandatario chino, quien formuló un llamado a adoptar “medidas más fuertes y decisivas para contener la fuerza del contagio”.

China gastará al menos 10 mil millones de dólares para controlar el brote mientras busca suministros médicos provenientes de otras naciones. Este lunes, el Banco Central proporcionó los primeros fondos de préstamo para combatir esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que hay señales de que la epidemia se está estabilizando, su director general advirtió que puede haber más casos en el extranjero de personas que nunca han viajado a China.

“Es posible que solo estemos viendo la punta de un gran iceberg”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Un equipo de expertos internacionales de la OMS, dirigido por el epidemiólogo, Bruce Aylward, un veterano de emergencias sanitarias, llegó a China para apoyar al gobierno.

Advirtió que los contagios que se han presentados en Francia y en Reino Unido, en personas sin relación alguna con China “son una chispa de un fuego más grande que podría propagarse” pero remarcó que se trata de una chispa aún.

Si las medidas de contención resultan eficaces, hacia final de mes deberían registrarse “reducciones drásticas” en la propagación del virus en China, indicó el doctor Ian Lipkin, director del Centro de Infección e Inmunidad de la Universidad de Columbia, que asistió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el brote de SARS.

Además, un clima más cálido reducirá también la capacidad del virus de contagiarse y sacará a la gente de los espacios cerrados donde es más probable que enfermen, señaló.

Millones de chinos vuelven al trabajo en medio de crisis por coronavirus

En las carreteras de Beijing y Shanghái hay bastante más tráfico que en los últimos días, aunque muchas tiendas siguen cerradas. La ciudad de Guangzhou (sur) informó que el transporte público se reanudará a partir de mañana.

Crisis mundial

Fuera de China, el coronavirus ya provocó la muerte de dos personas, una en Filipinas y otra en Hong Kong, y hay unos 320 casos confirmados en una treintena de países.

Gran Bretaña reportó este lunes cuatro casos más. Las autoridades británicas advirtieron sobre una amenaza inminente para la salud pública y endurecieron las reglas de cuarentena. A nivel mundial, más de 42 mil personas han sido infectadas por el virus.

El gobierno británico clasificó al nuevo coronavirus como una “amenaza grave e inminente a la salud pública” y anunció cuatro nuevos casos confirmados, elevando a ocho el total en el país.

La clasificación permite al gobierno adoptar medidas excepcionales para evitar la propagación, como mantener por la fuerza en cuarentena a personas bajo sospecha de contaminación.

 

Temas relacionados: