24
Lun, Ene

Por: Cortesía

Internacional

Ciudadano chino confesó haber hecho espionaje económico contra EEUU

Xiang Haitao, de 44 años, ciudadano chino residente en Chesterfield, Missouri, se declaró culpable de conspiración para cometer espionaje económico el jueves pasado ante la Justicia norteamericana.

Según los documentos judiciales, Xiang conspiró para robar un secreto comercial de Monsanto, una empresa internacional con sede en San Luis, Missouri, con el fin de beneficiar a un gobierno extranjero, concretamente a la República Popular China.

“A pesar de los acuerdos de Xiang para proteger la propiedad intelectual de Monsanto y de la repetida formación sobre sus obligaciones para hacerlo, Xiang ha admitido ahora que robó un secreto comercial de Monsanto, lo transfirió a una tarjeta de memoria e intentó llevarlo a la República Popular China en beneficio del gobierno chino”, dijo el fiscal general adjunto Matthew G. Olsen, de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. “Con su declaración de culpabilidad, Xiang se hace responsable de esta conducta ilegal”.

“Xiang utilizó su condición de informante en una importante empresa internacional para robar valiosos secretos comerciales para utilizarlos en su China natal”, agregó el fiscal federal Sayler Fleming del Distrito Este de Missouri. “No podemos permitir que ciudadanos estadounidenses o extranjeros entreguen información comercial sensible a competidores de otros países, y seguiremos aplicando enérgicamente las leyes de espionaje económico y de secretos comerciales. Estos delitos representan un peligro para la economía estadounidense y ponen en peligro el liderazgo de nuestra nación en innovación y nuestra seguridad nacional”, afirmó

“El trabajador estadounidense sufre cuando los adversarios, como el Gobierno de China, roban tecnología para hacer crecer sus economías”, advirtió el subdirector Alan E. Kohler Jr., de la División de Contrainteligencia del FBI. “No es sólo la tecnología militar desarrollada en laboratorios secretos lo que quieren los adversarios; en este caso, se trataba de tecnología agrícola utilizada por los agricultores estadounidenses para mejorar el rendimiento de las cosechas”. El FBI prometió seguir investigando el robo de tecnología de empresas estadounidenses porque considera que la seguridad económica es la seguridad nacional.

Según los documentos judiciales, Xiang fue empleado de Monsanto y su filial, The Climate Corporation, desde 2008 hasta 2017, donde trabajó como científico de imágenes.

Monsanto y The Climate Corporation desarrollaron una plataforma de software agrícola digital y en línea que fue utilizada por los agricultores para recopilar, almacenar y visualizar datos críticos del campo agrícola y aumentar y mejorar la productividad agrícola.

Un componente fundamental de la plataforma era un algoritmo predictivo patentado denominado Nutrient Optimizer. Monsanto y The Climate Corporation consideraban el Nutrient Optimizer un valioso secreto comercial y su propiedad intelectual.

En junio de 2017, el día después de dejar su empleo en Monsanto y The Climate Corporation, Xiang viajó China. Mientras esperaba para abordar su vuelo, los funcionarios federales realizaron un registro de su equipaje y guardaron evidencias.

En las investigaciones posteriores, cuando el ciudadano chino ya había salido de territorio nortemericano, descubrieron que en uno de sus dispositivos electrónicos contenía copias del Nutrient Optimizer.

Después del episodio, Xiang vivió un tiempo más en China, donde trabajó para el Instituto de Ciencias del Suelo de la Academia China de Ciencias pero cometió un error: volver a los EEUU. En el momento exacto que regresó, fue detenido.

Xiang se declaró culpable y está previsto que sea condenado el 7 de abril. Se enfrenta a una pena máxima de 15 años de prisión y una posible multa de 5 millones de dólares.