China pone en cuarentena a 400 mil personas por rebrote de COVID-19

Foto: Cortesía

Internacional

China puso a 400 mil residentes de un condado del norte bajo confinamiento durante el fin de semana después de que al menos una docena de casos de coronavirus asociados con el brote de Beijing fueron reportados en esa zona.

En una señal de que el resurgimiento de los casos en la capital está resultando difícil de eliminar, incluso cuando las autoridades dicen que han sido en gran medida contenidas, el condado de Anxin, de la provincia de Hebei, ha sido cerrado y cada hogar puede asignar solo una persona para las necesidades diarias, informaron los medios estatales.

Los vehículos no pueden ingresar al condado y solo aquellos con pases especiales pueden salir.

Las medidas de contención en Anxin, ubicada a 140 kilómetros de Beijing, son más severas que en la propia capital, donde el grupo de contagio ha crecido a 311 personas desde que se detectó por primera vez el 12 de junio.

Mientras que las escuelas están cerradas y el transporte limitado en Beijing, la gente todavía está se les permite salir siempre que tengan una prueba de virus negativa.

Las medidas agresivas tomadas para contener la propagación en Anxin reflejan los desafíos que enfrentan los gobiernos de todo el mundo al tratar de evitar que los brotes se conviertan en segundas olas de infección.

China ha evitado enérgicamente un bloqueo total de la capital para minimizar la interrupción en su centro político y cultural, y se ha basado en pruebas rápidas para detener el brote.

Beijing todavía reporta varias infecciones nuevas todos los días, aunque el principal epidemiólogo del país indicó el 19 de junio que el brote había estado bajo control.

China ha expuesto que puede analizar hasta 3.8 millones de muestras al día. La forma en que el virus volvió a la ciudad después de 55 días sin ningún caso sigue siendo un misterio.

Wu Zunyou, epidemiólogo jefe de los CDC de China, dio a conocer a los medios locales que los casos en Beijing probablemente llegarán a cero en una semana porque la mayoría de las infecciones reportadas son personas que ya están en cuarentena, no aquellos que recientemente se sometieron a pruebas masivas.

El patógeno supuestamente se remonta a la tabla de cortar de un vendedor de salmón en el mayor mercado mayorista de Beijing, Xinfadi, lo que provocó un boicot a nivel nacional de los mariscos. Más de 2 mil 100 personas del condado de Anxin realizan negocios relacionados con mariscos en Xinfadi, informaron medios estatales, citando a funcionarios del Gobierno municipal.

Seis meses después de que el virus emergió por primera vez de China, el coronavirus enfermó a más de 10 millones de personas y mató a más de 500 mil y la pandemia está cobrando un nuevo impulso en América.

 

Temas relacionados: