Bangladesh aprueba la pena de muerte como castigo para violadores

Foto: Cortesía

Internacional

Este martes entró en vigor una ley que establece la pena de muerte como castigo por el delito de violación en Bangladesh, medida que ha sido considerada ineficaz por organizaciones defensoras de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI).

La decisión del Ejecutivo bangladesí llega luego de multitudinarias protestas y entró en vigor tras ser publicada en una ordenanza oficial, confirmó Joynal Abedin, secretario de prensa del presidente Abdul Hamid.

La reforma a la Ley de Crueldad hacia las Mujeres y los Niños eleva el castigo por violación a la pena de muerte o prisión de por vida, en lugar de la anterior, que sólo contemplaba encarcelamiento de por vida.

“Las ejecuciones perpetúan la violencia, no la previenen. En vez de buscar venganza, las autoridades deben centrarse en asegurar justicia para las víctimas de la violencia sexual con penas de larga duración que detengan esta epidemia de violencia”, denunció el investigador de Amnistía Internacional para el Sur de Asia, Sultan Mohammed Zakaria.

“Los culpables deben ser procesados y hechos responsables, y la impunidad de estos crímenes terribles debe acabar por medio de procedimientos justos y sin recurrir a la pena de muerte”, sentenció.

Además, el organismo urgió al Gobierno de Bangladesh a garantizar la protección de las mujeres y menores que denuncian este tipo de crímenes.

Bangladesh vivió este martes algunas manifestaciones en protesta por la poca efectividad de las medidas para combatir el acoso sexual y la violación.

Dichas manifestaciones iniciaron la semana pasada luego de que salió a la luz un vídeo de una mujer siendo asaltada sexualmente por un grupo de hombres en el distrito de Noakhali.

Aunque el suceso tuvo lugar a principios de septiembre, el vídeo, que se volvió rápidamente viral y que un tribunal ordenó retirar de las redes sociales, había sido compartido el día antes del inicio de las protestas por uno de los acusados.

Según el grupo de derechos humanos Ain O Salish Kendra, 975 mujeres fueron violadas en Bangladesh entre enero y septiembre de este año, 208 de ellas en grupo. De las víctimas, 43 murieron tras la violación, mientras que 12 se suicidaron.

 

Temas relacionados: