16
Sáb, Oct

Por: Cortesía

Hidalgo

Sube a 17 la cifra de muertes tras corte en el suministro de oxígeno en Hidalgo

Al menos 17 pacientes de un hospital de Tula, en el centro de México, murieron como consecuencia de unas graves inundaciones registradas este lunes y que las autoridades estatales calificaron como las más trágicas de los últimos 40 años.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) confirmó que las fuertes lluvias y el desbordamiento de ríos cercanos provocaron el colapso del suministro eléctrico de buena parte del municipio y también de la planta de energía del centro médico, lo que impidió que el sistema de suministro de oxígeno a pacientes funcionara.

De 56 personas hospitalizadas, cerca de la mitad estaban siendo tratadas por covid-19 en el momento del siniestro.

"Las 40 camas de hospitalización están en la planta baja y en 20 minutos subió el agua", relató el director general del IMSS, Zoé Robledo, desde la azotea del hospital de Tula.

Imágenes compartidas en redes sociales muestran cómo el personal médico, cubierto por agua hasta las rodillas, trata de salvar a los pacientes subiendo sus camillas a la planta superior del hospital.

En otro video se ve el rescate de un recién nacido en su incubadora, siendo evacuado desde la azotea del hospital en una lancha de los equipos de emergencia.

En la mañana del martes, trabajadores del hospital mostraban en sus redes cómo estaban atrapados en la azotea a la espera de ser rescatados y pedían oxígeno para los pacientes, medicamento y agua.

El gobierno confirmó que tras el rescate de los últimos 20 pacientes, procederían a la evacuación del personal médico.

El gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, confirmó la cifra de 17 fallecidos y relató que más de 30.000 habitantes en Tula fueron afectados por las inundaciones y familias enteras quedaron atrapadas en sus hogares.

"Hacía 40 años que no se vivía una situación tan trágica por las precipitaciones" en el municipio", aseguró.

Fayad publicó en su Twitter imágenes aéreas de Tula en las que se observa cómo buena parte del municipio está cubierto por las aguas.

el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de "grave" la situación en Tula y adelantó que "ya esta actuando Protección Civil, esta implementando el plan DN-III en apoyo a la población".

Tras conocer el balance de víctimas, el mandatario mostró su tristeza por lo ocurrido. "En este encargo tan honroso hay días buenos, muy buenos, malos y muy malos; hoy es un día de estos últimos", tuiteó.

"Ha caído mucha agua en todo el Valle de México y seguirá lloviendo. Quienes viven en las zonas bajas, trasládense por lo pronto a albergues o partes altas con familiares o amigos", exhortó a la población.

Las autoridades de Hidalgo aseguraron que más de mil elementos de la Guardia Nacional van a apoyar en las labores de rescate junto a miembros de Protección Civil. También se han habilitado centros de acopio y varios refugios temporales.

 

 

Temas relacionados: