11
Jue, Ago

Por: Cortesía

Estados

Repartidores de comida "cazaron" a un presunto asaltante para recuperar sus pertenencias (Video)

Cansados de la inseguridad que se vive a lo largo y ancho de México, un grupo de repartidores de comida de aplicación decidieron hacer justicia por su propia mano e ir a confrontar a un presunto asaltante de celulares.

De acuerdo con un video compartido en redes sociales, se puede observar cómo algunos repartidores de aplicación, tales como Rappi, Uber y Didi, se organizan para ir a la casa de un asaltante al que ya tenían ubicado.

Llegaron al domicilio del presunto delincuente e irrumpieron

El material audiovisual comienza cuando los repartidores de plataforma llegan al domicilio y comienzan a tocar la puerta; no obstante, nadie les abre, pues que seguramente el asaltante de celulares ya sabía lo que le esperaba.

Al cabo de algunos intentos, los repartidores de comida logran abrir la puerta e irrumpen en la casa del asaltante. Rápidamente, comienzan a buscar al susodicho, quien se encuentra en una de las habitaciones de la casa.

A pesar de que se escuchan varios gritos de los que se presunta son los familiares del asaltante, los repartidores cumplen su cometido y logran sacar a hombre acusado de ser ladrón.

Por parte de los familiares, se escuchan algunas frases como:

“Déjenlo, déjenlo”; “Voy a llamar a la Policía”.

Mientras que del lado de los repartidores se aprecia:

“Sácalo al wey”; “No que no ratita”.

¿Qué hicieron después los repartidores?

Una vez estando fuera del domicilio, los repartidores comenzaron a propinar una golpiza sumamente fuerte, ya que en el video se llegan a ver patadas, puñetazos y cachetadas, así como el hecho de que le aventaron algunos objetos o le pegaron con algunas cosas, tales como cascos o botellas.

Todo lo anterior, mientras los repartidores le gritan al asaltante que devuelva el celular, así como algunos otros insultos debido a que ahora, según su visión, ahora si no estaba muy valiente.

Finalmente, cuando los repartidores ven que el asaltante ya se encuentra muy mal, deciden irse del domicilio, dando por terminada la lección de justicia. Cabe señalar que no se sabe exactamente en qué parte de México ocurrió tal acto.