28
Sáb, Nov

Rechaza el Congreso de Guerrero los matrimonios entre personas del mismo sexo

Foto: Cortesía

Estados

Guerrero.- Por mayoría de votos, el Congreso de Guerrero rechazó la iniciativa de los matrimonios entre personas del mismo sexo, por considerar que dicha figura incorpora exclusivamente al hombre y a la mujer heterosexuales.

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local, Omar Jalil Flores Majúl, presentó ante el Pleno un dictamen que declaraba no procedente la iniciativa presentada por el diputado de Morena, Moisés Reyes Sandoval.

Explicó que la propuesta de modificación a la ley que rige al Registro Civil del estado de Guerrero proponía que cualquier persona, sin distinción de sexo, podría contraer matrimonio.

Explicó que por esa razón el Congreso inició una serie de consultas con grupos interesados en el tema, sondeo que comenzó en noviembre de 2018 y se extendió hasta mayo del presente año.

En la mayoría de las intervenciones de los diputados para discutir la iniciativa, se reconoce a la institución del matrimonio como el conjunto de normas que regula la convivencia de las parejas heterosexuales, genera estabilidad, otorga derechos y obligaciones, además de que garantiza el cuidado armónico de los hijos que sean procreados en el contexto de dicha unión.

En el dictamen de la Comisión de Justicia se explica que el matrimonio es una institución milenaria, que atravesando culturas y civilizaciones, permanece exclusivamente como la unión de un hombre y una mujer.

También refiere que el matrimonio se celebra ante la autoridad administrativa correspondiente con el objetivo de estabilizar las relaciones sexuales, crear una familia libre de procreación, establecer una cohabitación de fidelidad, ayuda mutua, generación de derechos y obligaciones.

En Guerrero pueden contraer matrimonio el hombre y mujer de 18 años de edad, incluso, cuando hay personas que apenas cuentan con 16 años pueden casarse siempre y cuando se tenga el consentimiento de la persona que ejerza la tutela, custodia o patria potestad.

La Comisión de Justicia estableció que reconoce los derechos de las personas homosexuales, pero no en el lazo legal del matrimonio.

De hecho, los integrantes de la Comisión de Justicia manifestaron la posibilidad de que se reconozca el contrato de unión civil entre personas, para lo que se puede trabajar en la construcción de otra figura, pero no necesariamente del matrimonio.

Flores Majul manifestó que ningún grupo, durante las audiencias realizadas por el Congreso, se opuso a reconocer el derecho de las parejas del mismo sexo a regular su relación para tener certeza jurídica, pero aclaró que el matrimonio no puede ser motivo de discusión.

En consecuencia, el dictamen de la Comisión de Justicia fue en el sentido de rechazar la aprobación de los matrimonios igualitarios, a celebrarse entre personas del mismo sexo.

Al respecto, el diputado Reyes Sandoval, quien propuso la iniciativa, comentó que las personas que tienen preferencia por el mismo sexo están prácticamente en todas las actividades, incluso, dijo que algunas se desempeñan como diputados.

Negó que los matrimonios entre personas del mismo sexo pretendan debilitar una de las instituciones más fuertes de la sociedad, también rechazó que se trate de un capricho de las minorías, pero también recordó que los derechos humanos no pueden someterse a consulta.

Llamó a los diputados del PRI a respetar lo consagrado en sus documentos básicos y respaldar los matrimonios igualitarios.

Mientras que a los legisladores del PRD les recordó que fue ese partido el que introdujo el tema en la Ciudad de México y lo implementaron.

Sobre el tema, la diputada del PAN, Guadalupe González Suastegui, votó a favor, retomando parte importante de lo contenido en el dictamen.

Finalmente, 23 diputados respaldaron el dictamen que rechaza los matrimonios entre personas del mismo sexo, 15 lo hicieron en contra y dos se abstuvieron.

La fracción parlamentaria de Morena votó dividida.

 

Temas relacionados: