28
Dom, Feb

Madre que busca a sus dos hijos desaparecidos, es secuestrada por comando armado

Foto: Cortesía

Estados

Elvira Gómez López, líder de búsqueda de desaparecidos, fue privada de la libertad la noche del 14 de enero por un grupo de hombres armados.

De acuerdo con la hija de la activista los hechos ocurrieron en el municipio de Tierra Blanca, en la Cuenca del Papaloapan de Veracruz, cuando la víctima conducía una motocicleta, de pronto fue detenida y subida a una camioneta de vidrios polarizados.

Según ha detallado la colectiva Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, el secuestro de Gómez López ocurrió después de acudir a una manifestación realizada frente al Palacio de Gobierno en la ciudad de Xalapa.

En la protesta exigieron a Cuitláhuac García Jiménez, gobernador de Veracruz, la atención a los casos de víctimas de desaparición en toda la entidad e incluso la víctima acusó retraso en investigación de parte de la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Se llevaron a Elvira unos hombres encapuchados… Iba con su hija en la moto y la tiraron. Yo hago responsable al gobierno si algo le pasa a Elvira, ya ven que hoy les estuvo gritando sus chingaderas”, relató una integrante del colectivo Madres Luna.

Tras los hechos, sus compañeras de lucha iniciaron una campaña en redes sociales para exigir su pronta liberación.

Elvira Gómez López busca a sus hijos

Cabe mencionar que Elvira Gómez López busca a sus hijos, Juan de Dios y Rodrigo Gómez López, quienes presuntamente fueron secuestrados por policías el pasado 19 de septiembre de 2013 en los límites de Veracruz y Oaxaca, en el municipio de Acatlán de Pérez Figueroa.

En septiembre de 2013, la activista señaló a Ángela Alonso Malpica y a su esposo Óscar Pulido, de ser los responsables de las desapariciones de sus hijos, quienes en ese entonces tenían 17 y 19 años de edad.

“Todo el tiempo me dijeron que iban a desaparecer a mis chamacos. La última amenaza, la más fuerte, fue tres días antes de que los levantaran”, acusó Gómez López.

Posteriormente, Alonso Malpica se enfrascó en un problema con Elvira e integrantes de la Unión General Obrera Campesina y Popular (UGOCEP), a quienes acusó de invadir unos predios que supuestamente eran de su propiedad.

“Ya me había hostigado muchas veces para que me saliera de mi casa. Una vez me mandó a un tipo que le apodaban El Padrino, líder de los Zetas. A él lo conocíamos de vista y nos dijo que tuviéramos cuidado porque Ángela paga bien para que desaparezcan o maten al que sea”, dijo.

Fue el 19 de septiembre de 2013, cuando Juan Gómez, hijo menor de Elvira, avisó que iría a surtir su negocio de envases desechables al municipio de Córdoba y que sería acompañado por su hermano, Rodrigo.

Sin embargo, esa fue la última vez que los hermanos fueron vistos con vida.

 

Temas relacionados: