26
Dom, Sep

Por: Cortesía

Estados

Madre de 4 niños es encontrada decapitada en Tlaxcala, su familia la buscaba desde el fin de semana

Puebla, Pue.- El viernes pasado una familia que vive en Puebla buscaba a Wendy Jaqueline de 30 años de edad y madre de cuatro hijos. Sin embargo fue hallada muerta y decapitada en San Pablo del Monte, Tlaxcala, después de haber sido reportada como desaparecida.

En caminos que conducen a la Malinche, habitantes de la zona se percataron que había un cuerpo sin vida y dieron aviso a la autoridad, quien confirmó que se trataba de una mujer joven.

La víctima fue asesinada de manera brutal: La decapitaron y le arrancaron el rostro. El cuerpo estaba boca abajo, semidesnudo, sólo traía un pantalón de mezclilla color azul marino, tenis, en su muñeca un reloj, pero su cabeza no estaba; a la mujer que fue asesinada le cortaron la cabeza, le arrancaron la piel y la dejaron tirada a escasos metros del resto de su cuerpo.

feminicidio2

Debido a que en ese momento se trataba de una mujer en calidad de desconocida, personal de la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala (PGJ) informó que como seña particular tenía un tatuaje en la pierna derecha, compuesto por una pluma de ave, de la que salían tres aves en vuelo. De la parte superior de la pluma, se desprendían otros dos puntos con las letras cursivas: ZMW.

El cuerpo de la mujer estuvo con las autoridades de Tlaxcala durante cinco días en espera de que alguien pudiera acudir a reconocerla, la sorpresa fue que ninguna persona oriunda de este estado reclamó sus restos, sino del estado vecino que es Puebla, gracias al tatuaje que tenía la mujer en la pierna pudo reconocerse su identidad, era Wendy Jacqueline, la mujer de 30 años, madre de cuatro hijos de 5, 8, 14 y 15 años de edad.

Cuando la familia de la joven madre llegó a reconocer el cuerpo no pararon de llorar, el día martes y la mañana del miércoles sus restos fueron velados en la capital poblana y sepultada por la tarde del miércoles en un panteón de la zona metropolitana de Puebla.

Su familia se encuentra en shock, pues no tienen idea de quién pudo haberla matado de esa manera, al grado de torturarla y encima de todo decapitarla y desollar su cabeza, puesto que describieron a la difunta como una mujer tranquila que logró su rehabilitación y compartía su experiencia en diferentes anexos para apoyar a personas adictas que buscaban salir de las drogas.

Los deudos, ahora enfrentan el reto de sacar adelante a los cuatro hijos de Wendy Jaqueline.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), de los 433 asesinatos que hubo en la entidad poblana de enero a junio del presente año, 62 se cometieron en contra de mujeres y sólo 35 por ciento son investigados bajo el protocolo de feminicidio.

 

Temas relacionados: