Gobernador de Querétaro combate coronavirus con "paracetamol y baños"

Foto: Cortesía

Estados

Francisco Domínguez Sevien, gobernador de Querétaro, es uno de los mil 510 pacientes de coronavirus (Covid-19) en México, y no tiene la mínima idea de dónde contrajo el virus.

“En lo personal, no sé dónde me contagié. Por más que reviso, (no estuve) ni cerca de alguien que trajo el virus importado ni asociación a la importación. No sé dónde lo pesqué, soy el único de mi equipo que está contaminado”, aseguró.

El gobernador de Querétaro comenzó el sábado, 28 de marzo, con dolor muscular; el domingo, 29 de marzo, por la madrugada presentó fiebre de 38 grados, que subió a 39 por la tarde, a lo que se le sumó dolor muscular y tos seca, detalló en entrevista con Ciro Gómez Leyva para “Por la mañana” de Radio Fórmula

“Ni te puedes mover, ni puedes toser porque todo te altera, te molesta, no sabes lo que pasa”, agregó.

El domingo, cuando presentó tres de los cuatro síntomas de Covid-19, solicitó al laboratorio de Salud estatal que le realizara la prueba de coronavirus en su casa, tomó la decisión de no salir de su domicilio porque sabía que “podía ser un un foco del virus”; está dio positivo.

Debido a que no existe tratamiento para el Covid-19, a Francisco Dominguez, como a todos los pacientes de coronavirus, le recetaron paracetamol, baños y un antiviral para prevenir que otro virus ataque a su sistema inmunológico.

“Lo que te quita la fiebre y el dolor muscular es el paracetamol, no hay otra cosa. Yo en lo personal, a la hora y media empieza a bajar la fiebre, el dolor muscular, pero a la quinta hora de haberse tomado el paracetamol, otra vez empiezan los escalofríos y de ahí a subir nuevamente la temperatura, hasta que no te vuelves a tomar el paracetamol, antes un baño.

“No haces nada más que aguantar a lo que no conocemos, este virus terrible. Y hacer que nos crean que le puede pasar a cualquiera y lo puedes captar en el lugar que ni siquiera imaginas”, contó.

 

Temas relacionados: