25
Sáb, Sep

Por: Cortesía

Estados

Extorsiones afectan a ciudadanos de Oaxaca

Don Juan pagó mil 500 pesos para que le permitieran el paso a una camioneta de su propiedad. Los manifestantes abusan de los pobladores ante la inoperancia de las autoridades 

 Conocido como El Baratillo o La Báscula, el punto de venta ubicado a un costado de la carretera Transístmica, entre Juchitán y La Ventosa, en estos días se llenan de camionetas que van de camino a comprar o vender bovinos.

Desde el bloqueo, que para el sábado generaba ya filas de hasta cuatro kilómetros, la actividad comercial ha bajado. Las vacas ya no están llegando.

“Nosotros estamos convencidos de que es momento de que los gobiernos de Oaxaca y de México intervengan para solucionar el problema, porque por día, con 150 cabezas de bovino inmovilizadas, nuestros socios enfrentan pérdidas de 2 millones 250 mil pesos; son pérdidas por día”, recalca Jorge López Guerra,  presidente de la Unión Ganadera Regional del Istmo  de Tehuantepec (Ugrit). 

Sin ganado por el bloqueo, los introductores y ganaderos que surten de producto bovino a la región, así como a otras regiones como Costa y Valles, arriesgan su seguridad porque van recorriendo los ranchos de la planicie istmeña, van rancheando para conseguir la ganadería; no obstante, en esos recorridos suelen ser víctimas de asaltos, les roban las camionetas, les quitan el dinero y hasta los matan, señala López Guerra.

Durante el largo bloqueo que protagonizaron pobladores de San Juan Mazatlán Mixe, sobre la carretera Transístmica en la zona norte del Istmo de Tehuantepec, a partir del 9 de febrero pasado, y que concluyó ocho días después, don Juan pagó mil 500 pesos para que le permitieran el paso a una camioneta de su propiedad que transportaba una res en canal.

Dueño de una carnicería que surte a varios puestos de tacos en esta ciudad zapoteca, en esos días del largo bloqueo sobre la carretera Transístmica, justo en la entrada del poblado Boca del Monte, que pertenece al municipio de San Juan Guichicovi, don Juan cerró su carnicería tres días, debido a que se le agotaron los productos.

Con el nuevo cierre de la misma carretera, que inició este 26 de julio y que aún permanecía el lunes pasado en la misma entrada de Boca del Monte y con los mismos pobladores de San Juan Mazatlán Mixe, los conductores, ávidos de librar el bloqueo, pagaron desde 500 y hasta mil 500 pesos a los responsables de la protesta, de acuerdo con algunas de las denuncias presentadas ante las autoridades.

“Hemos recibido denuncias de conductores de vehículos particulares que fueron extorsionados por las personas que comenzaron a cerrar la carretera Transístmica desde el pasado lunes por la tarde. Se vieron obligados a cubrir una cuota de entre 500 y mil 500 pesos”, confirma el titular de la Secretaría General de Gobierno de Oaxaca (Segego), Francisco Javier García López.

El matrimonio Girón López, procedente de Cuernavaca, Morelos, debía llegar a las 18:00 horas del lunes a la ciudad de Juchitán para una visita familiar. “Quedamos atrapados en el bloqueo cuando apenas habían empezado a cerrar el paso. Como a las 21:00 horas se acercó un jovencito, nos tronó el dedo y dijo: ‘Preparen un quinientito y pasan’. Pagamos 500 pesos, pasamos y llegamos a Juchitán como a la medianoche”.

 

El fin del bloqueo

El bloqueo de los pobladores de San Juan Mazatlán Mixe sobre la Transístmica (forma de presión que usan al menos  desde 2018), tiene como motivación el incumplimiento del  presidente municipal Macario Eleuterio Jiménez, a quien se le exige  entregar 10 millones de pesos, de recursos federales, etiquetados para obras en 2021, así como  medio millón para que se reparen las viviendas afectadas por el terremoto ocurrido en septiembre de  2017.

Desde la tarde del viernes, los habitantes además retuvieron a la diputada local Yarith Tannos (PRI), cuando bajó de su vehículo e intentó conciliar con ellos; también mantenían contra su voluntad a un biólogo.

Aunque el bloqueo se retiro parcialmente la tarde de este domingo, tras el compromiso del edil de entregar los recursos, ahora comunidades que se vieron afectadas en incluso registraron desabasto por las acciones de los habitantes de San Juan Mazatlán Mixe ahora le impiden el regreso a su población, como mecanismo de venganza.

De acuerdo con datos oficiales, Oaxaca es la entidad donde más delitos contra las vías de comunicación se cometen en todo el país. Sólo de 2017 hasta junio de 2021, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) acumula mil 985 carpetas por delitos contra la Ley de Vías Generales de Comunicación en Oaxaca. Se trata de delitos que corresponden al fuero federal.

Para autoridades federales como Gonzalo Villalobos López, delegado de la Procuraduría Agraria, en el Istmo de Tehuantepec existe una “industria del chantaje”, que es utilizada por diversos grupos y organizaciones mediante bloqueos, razón por la cuál en ocasiones incluso obstaculizan los esfuerzos de diálogo con las autoridades.

 

Pérdidas millonarias

Como resultado de este nuevo bloqueo en la zona norte del Istmo, impidiendo el paso vehicular hacia Tuxtepec y Veracruz, a la altura de Boca del Monte y que se retiró parcialmente la tarde del 1 de agosto, don Juan y otros comerciantes de carne que se surten casi todos los días en la zona ganadera de Nuevo Morelos, perteneciente a Jesús Carranza, se están quedando sin carne.

Don Juan y los otros dueños de carnicerías de Juchitán no son los únicos que han sido afectados, también hay cientos de introductores y ganaderos que suministran en promedio unas 150 cabezas cada día a los locatarios de los mercados de Salina Cruz, Santo Domingo Tehuantepec, Ciudad Ixtepec, Juchitán de Zaragoza, Santa María Huatulco y Pochutla.

 

Temas relacionados: