26
Mar, Oct

Por: Cortesía

Estados

En segundo día de paro policía dispersa con gas lacrimógeno a empleados en dos Bocas

Los alrededores de la refinería de Dos Bocas, en el Estado de Tabasco, se han convertido este miércoles en el escenario de un enfrentamiento entre policías estatales y grupos de trabajadores que reclaman mejores condiciones laborales.

Los empleados de la empresa ICA, uno de los contratistas de esta obra emblemática del Gobierno mexicano, estaban protestando por segundo día consecutivo cuando elementos de seguridad les han lanzado gases lacrimógenos. La secretaria de Energía, Rocío Nahle, ha informado de la detención de tres manifestantes.

Videos publicados por el Heraldo de Tabasco muestran a varias decenas de trabajadores en overol naranja frente a las instalaciones de Dos Bocas. Al sonido de disparos le siguen nubes de lo que parece ser gas. Los policías estatales, con equipo antimotín, avanzan para hacer retroceder a los manifestantes, quienes salen corriendo. En otras grabaciones se ve a trabajadores con contusiones en la espalda y heridas abiertas en la pierna. Según el Heraldo, hay al menos tres lesionados.

Pese a las imágenes, la secretaria Nahle ha declarado que no hay heridos y ha acusado a los manifestantes de “lanzar piedras” a los policías. “No se les permitió el ingreso desde las 7 de la mañana, no se les permitió y ellos afuera empezaron a lanzar piedras y a hacer un manifiesto ahí”, ha dicho en declaraciones recogidas por el diario Reforma. “Y por eso es que la seguridad del Estado de Tabasco tuvo que replegarlos”.

ICA Fluor ha respondido en un comunicado que cumple “con todas las obligaciones patronales (...) así como con las correspondientes prestaciones de ley para todos los trabajadores, en cumplimiento con la representación sindical”. Al mismo tiempo, la empresa ha acusado de las protestas a “algunas personas no identificadas ni reconocidas en el contrato colectivo de trabajo”. ICA es la única compañía mexicana entre las seis ganadoras de la licitación para la construcción de la refinería. El paquete del que es responsable incluye una planta coquizadora, una instalación que transforma los residuos del proceso de refinación en derivados que Pemex pueda vender.

En este enfrentamiento, el Gobierno ha dado la razón a ICA. El presidente Andrés Manuel López Obrador lo ha atribuido a un conflicto entre representantes sindicales. “ICA tiene trabajadores de un sindicato y hay otro sindicato que le está compitiendo (...) y por eso ayer hubo un paro parcial”, ha afirmado durante su conferencia de prensa matutina. “No es que se esté pagando mal a los trabajadores. Tienen todas sus prestaciones y tienen sus sueldos justos, el problema es que se pelean los sindicatos, los líderes para tener el control”.

La refinería de Dos Bocas es una pieza clave de la agenda energética del presidente para lograr lo que él denomina “soberanía energética” y dejar de depender de la importación de gasolina. El Gobierno se ha propuesto inaugurarla el 1 de julio de 2022. A principios de octubre, el presidente visitó el lugar para revisar los avances. Según el informe que publicó la secretaria de Energía, Rocío Nahle, la semana pasada, ya se ha construido el 64%.

 

Temas relacionados: