17
Dom, Ene

CCE reporta niveles 'alarmantes' de desempleo y quiebre de empresas

Foto: Cortesía

Estados

A través de un comunicado, el organismo que representa 27 cámaras y asociaciones empresariales manifestó su preocupación en torno a que, a pesar de los decretos gubernamentales que obligaron a un segundo confinamiento y cierre de actividades productivas desde el pasado 28 de diciembre y se extendió hasta el 25 de enero, sigue el alza la cifra de contagios del virus.

Expuso que Puebla no solo enfrenta una crisis sanitaria, sino económica, ya que, de acuerdo con el Inegi, entre mayo de 2019 a septiembre de 2020 cerraron 21 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas, mientras que al corte del año pasado por lo menos 8 mil 500 empresas quebraron por la pandemia.

La situación derivó en la pérdida de puestos de trabajo, pues hasta noviembre de 2020, la entidad poblana acumuló un registró 44 mil 624 empleos menos registrados ante el IMSS.

El sector privado señaló que los esfuerzos de los empresarios organizados por mantener cerrados sus negocios como medida para cuidar la salud de clientes y trabajadores, contrasta con lo hecho por otros sectores que no acatan las medidas, mientras que el comercio informal sigue operando sin restricciones.

“Enfrentamos no solo una crisis sanitaria, sino que con el cierre de actividades se están muriendo las empresas y los empleos, a pesar de las inversiones que se han hecho para la implementación de protocolos y el pago de obligaciones fiscales, en este sentido cuando la responsabilidad social no es suficiente y las estrategias de las autoridades se quedan en decretos que no se asumen con corresponsabilidad”, expuso el comunicado.

El sector empresarial reconoció la labor del gobierno estatal de brindar la atención hospitalaria a quien lo requiera, así como su disposición para ampliar la apertura de actividades de los sectores industrial y de la construcción al 30 por ciento, reducir la ley seca, prohibir el ambulantaje y comercio informal para abonar a la economía de Puebla.

Sin embargo, expuso que la extensión del confinamiento traerá consecuencias económicas, por lo que pidió emprender acciones para que se cumpla con el decreto vigente.

“El decreto es claro “el ambulantaje y comercio informal queda prohibido en el Estado de Puebla”, demandamos a los municipios, en especial al Ayuntamiento de Puebla emprender acciones para cumplir con lo establecido y de no ser así, aplicar las sanciones correspondientes”.Propone CCE apoyo a desempleados con recursos del ISN

En el contexto del segundo confinamiento y un eventual cierre de empresas, el CCE planteó acciones para contribuir a la reactivación de la economía y coordinar estrategias entre los municipios de la zona metropolitana para no dar concesiones a la informalidad.

Consideró importante que se reestructuren las denominadas actividades esenciales para incluir a sectores con mayor afectación e implementar una estrategia que mantenga activa la economía con aforos reducidos y protocolos estrictos.

De igual forma, planteó que se aplique un subsidio al transporte público para garantizar el cumplimiento de medidas sanitarias, así como un apoyo a las personas que se quedaron sin empleo a partir del 2 por ciento que se recauda por el Impuesto Sobre Nómina (ISN) y un plan de soporte para las personas que se encuentran dentro de la economía informal.

Expuso que ante un momento complicado es necesario privilegiar la economía local a través del comercio formalmente establecido.

Recomendó a las 24 mil empresas adheridas seguir las indicaciones y protocolos de forma estricta a fin de garantizar espacios seguros para clientes y trabajadores.

Finalmente, manifestó su disposición al diálogo con las autoridades, así como al trabajo conjunto con los diversos sectores para activar la economía de manera paulatina y segura.

 

Temas relacionados: