19
Sáb, Jun

Por: Cortesía

Espectáculos

“Un lugar en silencio parte II”, estreno de la película, 10 de junio de 2021 en toda la república mexicana

Puebla, Puebla. México. “Un lugar en silencio parte II”, estreno de la película, 10 de junio de 2021 en toda la república mexicana. Elenco: Emily Blunt, Cillian Murphy, Millicent Simmonds, Noah Jupe, Djimon Hounsou y John Krasinski

“Un lugar en silencio parte II”. Sinopsis:

Después de los funestos eventos ocurridos en su casa, la familia Abbott (Emily Blunt, Millicent Simmonds, Noah Jupe) debe afrontar los terrores del mundo exterior mientras continúa su lucha por sobrevivir en silencio. Obligados a aventurarse en lo desconocido, pronto se dan cuenta de que las criaturas que cazan a través del sonido no son los únicos peligros que acechan más allá del camino de arena. Tiempo de proyección: 1 hora con 37 minutos.

 

Un Lugar en Silencio Parte II | Tráiler Oficial Subtitulado | Paramount Pictures México: https://youtu.be/MKkjSVuo384

 

Paramount Pictures presenta “Un lugar en silencio parte II”,  en asociación con Michael Bay, una producción de Platinum Dunes y Sunday Night. Una Película de John Krasinski

 

Basada en los personajes creados por Bryan Woods y Scott Beck.

Escrita y dirigida por John Krasinski.

Productores ejecutivos Allyson Seeger, Joann Perritano, Aaron Janus.

Producida por Michael Bay, Andrew Form, Brad Fuller, John Krasinski.

 

Notas de producción:

Paramount Pictures presenta, en asociación con Michael Bay, una producción de Platinum Dunes / Sunday Night, Un Lugar en Silencio Parte II, dirigida, escrita y producida por John Krasinski; protagonizada por Emily Blunt, Cillian Murphy, Millicent Simmonds, Noah Jupe, Djimon Hounsou y John Krasinski. Los productores son Michael Bay, Andrew Form, Brad Fuller y John Krasinski. Los productores ejecutivos son Allyson Seeger, JoAnn Perritano y Aaron Janus.

 

Una película que define un género, un inesperado nuevo capítulo

En 2018, Un Lugar en Silencio, de John Krasinski, transformó el silencio en momentos de miedo y con base en el género de terror y suspenso, forjó una moderna fábula sobre el amor familiar, la comunicación y la sobrevivencia. Con su mezcla de incesante tensión y una conmovedora narración sobre un clan unido que debe afrontar una fuerza alienígena altamente destructiva y sintonizada con el sonido, la película se convirtió en un asombroso éxito y un fenómeno cultural.

Ahora llega el segundo capítulo de esta inquietante historia y comienza justo donde estaba la familia. Sin embargo, Un Lugar en Silencio Parte II se dirige a nuevos lugares a medida que los Abbott dejan atrás el frágil santuario del “camino de arena” que crearon para sobrevivir en un entorno donde incluso un simple paso podía ser mortal, para adentrarse en un mundo de infinitos peligros. Desde el inicio de la cinta la familia huye sin seguridad alguna para buscar refugio en una ciudad enloquecida por el miedo. En un ámbito donde la unión y la empatía casi han desaparecido, los Abbott se esfuerzan no sólo en protegerse unos a otros de la amenaza del sonido, también intentan hallar esperanza en el aterrador caos que los rodea.

“Después de la increíble recepción de la primera película, no deseábamos hacer una simple secuela para perseguir el éxito de la cinta original”, explica el productor Brad Fuller. “John tiene una arraigada integridad artística, por eso sabíamos que no haría otra película a menos que le interesara y eso sólo sucede si siente una honda resonancia con el material. Su cerebro es como un candado de combinación y cuando hace clic, verdaderamente hace clic, eso es lo que ocurrió con este concepto”.

 

La idea de que los Abbott podrían recorrer el vasto territorio inexplorado fuera de su hogar tomó por sorpresa incluso a Krasinski. Durante la filmación de Un Lugar en Silencio nunca pensó en una secuela, pues no imaginó la forma en que impactaría la cultura. Tampoco le agradan las secuelas mediocres. Pero cuando sintió que podría impulsar la narración de modo genuino para los personajes y el concepto de la trama original, de inmediato apreció nuevos retos creativos y se iluminó con la misma pasión que la primera vez.

 

“De hecho no tenía intención de hacer una secuela”, afirma Krasinski. “La historia nunca se diseñó para ser una franquicia. Pero la gran fuerza del mundo que creamos generó el deseo de ahondar y explorar a dónde podría conducir a los Abbott como familia”.

Lo más importante para él era que, al ampliar el relato, Un Lugar en Silencio Parte II debía ser igual que su predecesora, mucho más que una mera experiencia sensorial visceral. Debía estimular el desarrollo emocional de la familia, esta vez tanto hacia la independencia como hacia la comunidad.

 

“Después del éxito de Un Lugar en Silencio supe que habría interés en otra película, pero no quería crear algo por motivos erróneos o que no se sintiera orgánico. Así pues, me parecía bien que la hiciera otro escritor y otro director. Sin embargo, en mi mente tenía el germen de una idea”, recuerda Krasinski. “Se trataba de ampliar la metáfora de la paternidad para ver qué tan lejos podía llegar, analizar la evolución natural cuando tus hijos dejan la seguridad de la casa para salir al mundo”.

 

“La cinta original era una historia íntima sobre una familia que vivía en una granja en ese mundo. Eres testigo de que esas criaturas están afuera, pero en realidad no sabes lo que ocurre en el exterior. Buscamos abrir esto un poco más”, añade el productor Andrew Form.

Como ocurrió antes, el deseo de Krasinski de explorar lo desconocido orientó el proyecto. Significó concebir qué habría en torno al capullo de silencio que los Abbott crearon para su familia. ¿A dónde irían y qué hallarían afuera y dentro de ellos mismos si no tuvieran más opción que dejar la seguridad del camino de arena y aventurarse al exterior?

 

Krasinski decidió iniciar el segundo capítulo literalmente instantes después de concluir el primero, conforme a la estructura clásica de una serie de máximo suspenso. De inmediato los Abbott se ven obligados a hacer lo impensable: empezar a moverse resintiendo la brutal pérdida de Lee, su padre y esposo. Se mantiene la estresante necesidad de permanecer absolutamente en silencio o morir, aunada a peligros terribles que pondrán a prueba a cada miembro de la familia y sus vínculos.

 

“Me impresionó que John quisiera retomar la acción segundos después de que Evelyn amartilló el arma en el sótano”, declara el productor Andrew Form. “Era una excelente forma de continuar la narración. Tienes a una mamá, un bebé y dos niños que deben salir del entorno protector que Lee creó para mantener a salvo a su familia”.

 

“Hay muchas cosas que experimentar fuera de la granja”, observa Krasinski. “Expandimos el mundo y la escala de la historia, pero la intimidad proviene de que las reglas son las mismas. Creativamente fue genial la oportunidad de construir sets asombrosos, pero debían ser genuinos a la trama y a las vivencias internas de la familia”.

 

Poner a los Abbott a la deriva en una tierra caótica trastornó lo que ya era una situación muy peligrosa, pero a la vez resaltaría su capacidad de adaptación incluso ante las más graves dudas.

“Sin los dispositivos de seguridad como el camino de arena y las luces, todo es más impredecible”, enfatiza Krasinski. “Cada paso que das es incierto. El terror puede venir de cualquier lugar. Cuando ignoras cómo vas a sobrevivir el siguiente momento, probablemente cometas un error… y los horrendos seres están a tu alrededor más cerca de lo que piensas”.

 

Más allá del camino de arena

Detrás de la creciente tensión de “Un Lugar en Silencio Parte II” sigue estando la vivencia humana que inspiró a Krasinski inicialmente: la familia con su constante vulnerabilidad, la necesidad de comunicación y la urgencia de mantener juntos a tus seres amados. La cinta original surgió por las aprensiones de Krasinski como nuevo padre, esta vez él pondera la transición más compleja en la paternidad: el inevitable temor de ver que tus hijos se aventuran en un mundo peligroso donde puede ocurrir cualquier cosa y los motivos de otras personas son indescifrables.

 

“En mi cabeza se filtró la promesa que hacemos los padres a los hijos: mientras estén con nosotros los podemos mantener a salvo”, afirma Krasinski. "Lo dice cada padre, pero se rompe inevitablemente cuando debe soltar a sus hijos para que salgan al mundo por sus propios medios. En eso consiste el crecimiento y fue la metáfora que deseaba explorar. El padre de esta familia murió y se esfumó la seguridad del camino de arena. Entonces, ¿qué ocurre cuando deben dar sus primeros pasos hacia ese gran espacio desconocido?”

 

Él continúa: “Todos queremos preparar a nuestros hijos para que sean capaces de sobrevivir. También esperas mucho más, deseas que tus hijos sean especiales, que puedan crear una comunidad con otros; reflexioné mucho en esto”.

Igual que con la primera cinta, Krasinski compartió sus conceptos con su esposa Emily Blunt, gran estrella de Un Lugar en Silencio, que recibió un Screen Actors Guild Award por su ardiente interpretación como Evelyn Abbott, entre otros reconocimientos. Blunt admite que se sintió escéptica acerca de una secuela, pero no pudo evitar interesarse por lo que podría ocurrir.

“Emily no iba a participar necesariamente en la segunda película”, revela Krasinski. “Ella afirmó, ‘No voy a hacerlo, así que no trates de convencerme’, ‘Pero luego preguntó, ¿Cuál es tu idea?’. Cuando la describí de inmediato dijo, ‘¡Sin duda trabajaré en la secuela!’. Simplemente fue orgánica para nosotros dos”.

Blunt recuerda, “Se trataba de un concepto tan maravilloso que hablaba por sí mismo. John y yo nos dimos cuenta de que independientemente de la secuela, a ambos nos interesaba explorar esta idea. Si Un Lugar en Silencio representó una versión amplificada de lo que sienten los nuevos padres, esta historia explora qué tan lejos puedes llegar para proteger a tus hijos a medida que se integran al mundo. Expresa la ansiedad acerca de dar independencia a nuestros hijos hacia una vida que puede parecer aterradora y desafiante”.

 

Tanto Krasinski como Blunt sentían el peso de cumplir las expectativas del público para este mundo que tanto amaban. Y representaba un enorme cambio de la cinta original, la cual se creó en un vacío; no tenían la certeza de que este concepto de alto riesgo funcionaría.

 

“La respuesta de los espectadores a la primera película fue abrumadora”, reflexiona Krasinski. “Nunca había hecho algo tan personal, así que fue satisfactorio ver que la gente entendía estas relaciones familiares y disfrutaba la historia. Pero esta vez, en cada paso de la planeación, yo pensaba en los espectadores. Y no era sólo que me sintiera comprometido con ellos. También era responsable de crear una cinta merecedora del respeto que nos habían otorgado. La película debía expresar al público nuestra gratitud por acompañarnos en este viaje íntimo y ofrecerle la oportunidad de continuar esta nueva experiencia con nosotros”.

 

Blunt añade: “Nunca pensamos que la cinta tendría una vida meteórica. Ahora vemos que la gente de verdad quiere saber más acerca de lo que ocurrió con la familia”.

Krasinski admite que siempre se preguntó qué y quién estaba fuera del perímetro de la granja de los Abbott. “Poner hogueras a la distancia en Un Lugar en Silencio sugería que había otros sobrevivientes. Pero no creí que podría explorar quiénes eran y construir ese entorno. Cuando empecé, todo se integró orgánicamente”.

 

En la Parte II la familia Abbott está devastada por la súbita pérdida de Lee, interpretado por Krasinski. Entre lo que no se podía hablar en ese ámbito de silencio, el dolor se convirtió en un elemento poderoso, una corriente que fluía subyacente a la búsqueda familiar de un verdadero refugio y sustento.

 

“Perder a un protagonista al terminar la primera cinta fue un modo interesante de iniciar la segunda”, observa Krasinski. “Pensé cómo enfocar la influencia que Lee seguía teniendo sobre la familia. A la vez era obvio que los Abbott no tendrían tiempo de procesar su pérdida. Debían actuar primero y reflexionar después. Algo similar a lo que ocurre en ciertas situaciones de la vida real. En mi experiencia personal con militares, ellos decían que en medio de la acción rara vez piensas en cosas como tu familia. Sólo al final llegan los momentos de calma, cuando tomas un respiro empiezas a sentir cómo tus miedos y tus pérdidas te golpean. Hay poco tiempo o espacio para que los Abbott vivan su duelo, pero deseaba mostrar pequeños vistazos sobre la forma en que cada personaje lidia con la muerte de Lee”.

 

El recuerdo de Lee mantiene a los Abbott anclados al pasado, pero también avanzan hacia un nuevo concepto que entra en juego en Un Lugar en Silencio Parte II: la comunidad. Es algo que siempre ha estado en la obra de Krasinski y se entretejía innatamente en esta narración.

 

“Cómo abordar una comunidad fracturada se convirtió en un tema esencial de la trama”, explica Krasinski. “Cuando los tiempos son arduos y oscuros como en el mundo de los Abbott, desaparece el deseo de interactuar con otras personas y las relaciones se basan en el miedo. Pero la familia tiene una ventaja: se enfocó mucho tiempo en mantener los sentimientos de amor, seguridad y apoyo. En un caos surge la tentación de ser individualista y egoísta, pero los Abbott aún se resisten a eso”.

 

La búsqueda de una comunidad también intrigó a Blunt. “Es algo que pasa en nuestro entorno ahora, ¿aún puedes extender tu mano a un vecino cuando estás en un ambiente perturbador?” pregunta ella.

La historia evoluciona de ser una familia aislada en su granja hacia una búsqueda para salir y avanzar, por ello, las ilimitadas aspiraciones del guión de  Krasinski emocionaron a los cineastas que hicieron realidad la primera película.

 

“Nos fascinó la idea de las vivencias que afrontará la familia al dejar su casa”, afirma la productora ejecutiva Allyson Seeger. “Los Abbott deben salir al mundo con un bebé en una caja, un tanque de oxígeno y aprender a sobrevivir”.

Cuando Un Lugar en Silencio llegó a los cines, para los realizadores cinematográficos fue gratificante ver cómo se identificó el público con los dilemas de la familia, pues se preguntaba ‘¿qué haría yo?’. “La cinta tuvo tanto éxito porque los espectadores se convirtieron en participantes activos”, comenta Fuller. “Escuché historias de que alguien estornudaba en el cine y la gente se asustaba. Fue una experiencia colectiva e intensa, por eso deseamos que continúe así”.

 

Los Abbott se empiezan a mover.

Desde el comienzo lleno de adrenalina de Un Lugar en Silencio Parte II, no hay un instante para que la familia Abbott esté en calma y asimile lo que ocurrió en los días previos. En especial Evelyn, interpretada por Emily Blunt, que ahora es una madre sola decidida a superar colosales riesgos para hallar un nuevo lugar donde pueda mantener a salvo a sus hijos, mientras las criaturas se vuelven cada vez más espeluznantes.

 

Krasinski dice cómo abordó el personaje esta vez. “Una de mis cosas favoritas en Un Lugar en

Silencio fue esta dicotomía de sobrevivir versus desarrollarse”, explica el escritor-director. “Lee estaba satisfecho simplemente con sobrevivir; para él todo consistía en poner a sus hijos en la cama cada noche, contento de que no sufrieran daño. Sin embargo, Evelyn deseaba algo más que sólo sobrevivir. Quería que su familia floreciera, que sus hijos llevaran vidas interesantes, plenas y coloridas”.

 

Continúa él, “Ahora Evelyn afronta la drástica realidad de que su deseo de desarrollo quizá puso en peligro a su esposo. Además, debe ser la principal protectora de la familia, lo cual significa que no puede estar tan abierta al mundo como le gustaría y debe lidiar con eso”.

 

La oportunidad de llevar al extremo a este querido personaje, tenerlo contra la pared, fue lo que más interesó a Blunt. “Evelyn nunca estuvo tan expuesta”, aclara. “Ahora es una madre sola con un recién nacido, su casa fue destruida y no hay un lugar seguro al cual ir. La familia no puede vivir bajo tierra y sólo les queda un tanque de oxígeno para el bebé, aunado a que tiene dos hijos más que debe proteger. Está sola, vulnerable, llena de tristeza y su estado emocional es el más intenso que puedas imaginar”.

 

Más que el miedo por el constante peligro físico, Evelyn debe tener confianza en que preparó bien a sus hijos para que aborden el mundo en sus propios términos, sin importar lo que ocurra. “Hay un poderoso flujo subyacente en la película: una generación trata de dar lo mejor de sí a la siguiente; ves que los niños Abbott avanzan en este nuevo entorno con lo que aprendieron de Lee y Evelyn”, afirma Blunt. “Se vieron obligados a crecer rápido y hacerse cargo de la situación, a diferencia de lo que pasaría en otras circunstancias”.

 

Para Blunt, lo esencial para su interpretación fue sumergirse en esta turbulencia y explorar cómo hallar pequeñas trazas de esperanza a las que Evelyn se aferra tenazmente. “Es la vivencia más intimidante que he tenido en una filmación”, admite, “pues ella no tiene un instante de respiro. Cada momento es crítico y urgente, además no cesa la tensión. Pero es una mujer muy optimista. Como actriz me interesó mucho la forma en que este optimismo se mantiene vivo incluso ante la prueba más extrema”.

 

La incesante intensidad aportó algo tierno y conmovedor al personaje de Blunt, sobre todo al tener por fin unos segundos de calma, explica Andrew Form. “Cuando Evelyn tiene una pausa y suficiente espacio para mostrar lo que siente en su interior, es una escena excepcionalmente profunda. La interpretación de Emily nos dejó a todos llorando”.

 

Con Lee muerto y Evelyn frenética para escapar con sus hijos, es la joven Regan quien da un paso al frente para buscar una solución más eficaz, así que se aventura por sí misma y asume una gran responsabilidad. El papel de Regan lo asume de nuevo Millicent Simmonds, la adolescente sorda que recibió grandes aplausos por su hipnotizante interpretación en la cinta original. A Krasinski le emocionó tenerla de regreso y le encantó darle la oportunidad de avanzar aún más.

 

“Millie afronta retos más intensos que cualquier actor en la cinta, pues Regan está totalmente sola durante un tiempo”, dice Krasinski. “Pese a que su aparato auditivo es un arma, siempre está en mayor riesgo que el resto de su familia, pues no es capaz de escuchar cuando hace un ruido por sí misma. Desde el principio me encantó el personaje de Millie, con su sensación innata de ser una princesa guerrera. Sin embargo, ahora es simplemente una chica aislada que debe descubrir si tiene las facultades necesarias para sobrevivir”.

 

Allyson Seeger añade: “Nos cautivó la idea de que Regan se convirtiera poco a poco en su padre. Ella es literalmente el futuro de esta familia y aprecia la oportunidad de salir al mundo en una escala mucho más grande en comparación con lo que Lee Abbott trató de hacer en la granja”.

En opinión de Simmonds, parte de la fuerza de Regan proviene de su conexión continua con Lee. “Para ella el modelo a seguir siempre fue su padre”, señala. “Como él murió, ahora Regan quiere ser la misma roca sólida sobre la que se apoyan su mamá y su hermano”.

Regan heredó el talento de Lee para ver el panorama completo, pero tiene dudas como adolescente y eso complica todo. “A través de cada experiencia Regan se siente inspirada por su padre y desea cuidar de la familia como hizo él”, afirma Simmonds. “Esto representa una enorme presión para una joven. Así pues, ves el lado vulnerable de Regan. Es un capítulo muy emotivo de su vida y para mí fue una vivencia muy profunda”.

 

El hecho de que las criaturas evolucionen y sean más listas cada vez también interesó a Simmonds. “Si estos seres se vuelven más inteligentes, significa que los Abbott debemos superarlos”, comenta. “Algo que Regan aprendió de su padre es a tener confianza, lo cual se muestra en esta narración. Él nunca dudaba. Y ella empieza a canalizar esto en la segunda mitad de la cinta”.

 

Brad Fuller piensa que el arco de aprendizaje de Regan enfatiza que el amor es el núcleo de Un Lugar en Silencio Parte II. “John decidió desarrollar a Regan como personaje debido a que admira a Millie como actriz. Viendo lo que expresó en la película original, supo que podía poner una gran carga sobre sus hombros y Millie estuvo a la altura del reto. Interpreta a Regan como si fuera una heroína, pero muy humana”.

 

Mientras tanto Marcus, el hermano de Regan, está en shock y le aterra que la familia se separe. Retoma el papel Noah Jupe, de 14 años, que recientemente participó en Honey Boy.

Jupe afirma que llegó a Un Lugar en Silencio Parte II listo para una experiencia más profunda que en la cinta inicial. “Ocurren muchas cosas en este capítulo”, dice. “Y como empieza directo desde la primera parte de la historia, te das cuenta de que la familia ni siquiera tuvo tiempo de sentarse y pensar en que su papá murió. Ellos no tienen más opción que apartar todas las emociones durante el mayor tiempo posible, sin importar que deban procesar muchas vivencias”.

 

Al igual que Regan, Marcus se ve obligado a madurar rápidamente en medio del caos. “Él respetaba todas las reglas y protocolos que tenía la familia para lidiar con las criaturas, pero de pronto eso desapareció”, dice Jupe. “Ahora debe aprender a ser más autosuficiente. Se siente aterrorizado en su interior, aunque trata de ocultarlo y ser valiente. Además, es un poco torpe y tiene algunos accidentes, pero debemos darle crédito, pues siempre se levanta y sigue intentándolo”.

 

Para Krasinski, ver a estos prometedores jóvenes que crecen sin cesar y dan cada vez más de sí mismos fue una fuente de alegría. En especial le gustó observar la forma en que Simmonds y Jupe añadían matices de complejidad a la dinámica familiar que fundamenta la película.

“Millie y Noah son dos de los mejores actores con los que he trabajado”, resume Krasinski. “Verlos salir al mundo y no sólo mejorar como intérpretes, sino transformarse en estos grandes seres humanos fue maravilloso. Ahondaron en sus personajes y aportaron sutilezas que nunca esperé”.

 

Los recién llegados.

A medida que los Abbott buscan cualquier refugio viable que los proteja de los sonidos que atraen a las omnipresentes criaturas, encuentran a un viejo conocido convertido en un solitario cuyo pasado hace difícil que confíen en sus verdaderas intenciones. Se trata de Emmett, interpretado por Cillian Murphy, el actor irlandés conocido por sus memorables roles en 28 Days Later, The Wind That Shakes The Barley, The Dark Knight, Inception y Peaky Blinders.

 

“Emmett es uno de mis personajes favoritos”, reflexiona Krasinski. “Está en un punto donde no siente que necesite formar parte de una comunidad, así que al encontrar a los Abbott se le presenta un verdadero enigma pues esta familia representa algo de lo que cualquiera querría formar parte, o al menos ayudarlos de alguna forma. Mostrar al público esta lucha interna compleja y privada puede ser difícil para un actor, pero Cillian Murphy es sin duda uno de los mejores intérpretes con los que he trabajado, tuvimos suerte de tenerlo aquí. Expresa algo opuesto a Lee, simboliza a alguien que no estuvo rodeado de amor y sobrevivió de otro modo. Emmett expresa cierta oscuridad y provoca miedo; esto lo hace atractivo pero altamente impredecible”.

 

Cuando Cillian recibió la oferta del personaje lo sintió como el destino, sobre todo porque deseó comunicarse con Krasinski, pero no lo hizo. Murphy recuerda: “Después de ver Un Lugar en Silencio quedé impresionado y pensé, ‘Debo escribir a John y decirle cuánto me gustó la película. Hice un correo electrónico muy efusivo, pero al final me acobardé y no lo mandé. Hace casi un año de pronto me llamó para decirme que estaba haciendo la segunda película y que si me interesaría un papel. Fue una maravillosa casualidad”.

 

Murphy también considera a Emmett como un hombre que, al contrario de Lee, se retrajo bajo una capa de dureza y dejó afuera todo lo demás. “Emmett se refugió en su dolor”, dice Cillian. “Mientras los Abbott buscaban soluciones para mejorar las cosas, él deambulaba en solitario. Pero al conocer a la familia en la planta acerera siente que su aislamiento se tambalea y sabe que debe tomar una decisión sobre el futuro”.

 

En esta ocasión se une al elenco Djimon Hounsou, dos veces nominado a un Premio de la Academia®.

“Admiro a Djimon hace tiempo, desde Gladiator y Amistad”, dice Krasinski. “Pero la película que en serio me impactó y la razón por la cual lo incluí en el elenco fue In America. Algo en Djimon es innatamente emotivo. Cuando ves cualquier interpretación suya, sientes un nudo en la garganta”.

Hounsou disfrutó Un Lugar en Silencio, así que le emocionó dar vida a un personaje en el siguiente

Capítulo y colaborar con Krasinski. “Es genial trabajar con alguien que es tan buen director de actores”, añade. “John se preocupa realmente de lo que necesitan los actores. Su estilo de trabajo es abierto y armónico con el elenco; si algo caracteriza esta historia, es que siempre se siente orgánica”.

 

En busca de un nuevo lugar en silencio: locaciones.

Mientras que Un Lugar en Silencio se contuvo meticulosamente y se filmó en unos cuantos sets en y alrededor del Valle de Hudson en Nueva York, Un Lugar en Silencio Parte II abre al alcance y la escala de la película a un universo bajo asedio. Desde el principio Krasinski tuvo la visión de un recorrido que explora la ciudad de los Abbott, un decrépito cinturón industrial que recuerda los días de gloria del acero, donde los personajes entran y salen de espacios tanto íntimos como vastos.

“Nuestra historia es tan caótica y desequilibrada que a veces deseaba ser capaz de abrirla, cerrarla y después abrirla de nuevo, algo parecido al obturador de una cámara”, explica Krasinski. “Así pues, vamos a lugares pequeños, después grandes, luego volvemos a otros pequeños. Es una hermosa dinámica que ayuda a explorar una metáfora más amplia de nuestro país, que pasó por una época de florecimiento industrial y luego vive tiempos donde todo se desvaneció. Quizá no debemos permitir que eso desaparezca. Esto es por lo que pasa la familia: vive una cruda realidad moderna pero todo a su alrededor le recuerda la magnitud de lo que alguna vez fue nuestro país”.

 

Él expresó esta visión a dos nuevos colaboradores que encabezaron un devoto equipo: el diseñador de producción Jess Gonchor, dos veces nominado a un Premio de la Academia, que diseñó las cintas totalmente distintas de Little Women, de Greta Gerwig y The Ballad of Buster Scruggs, de los Hermanos Coen; así como Polly Morgan, directora de fotografía en rápido ascenso, que filmó Lucy In The Sky.

 

Krasinski se basó en generaciones de obreros del acero de Pensilvania en su propia familia para trazar el esbozo que deseaba para la ciudad. “Me interesaba la idea de que esta comunidad afrontó tiempos duros mucho antes de que llegaran las criaturas”, explica. “Esto proviene de mi abuelo y mi padre que trabajaron en las plantas acereras en Pittsburgh. Es un pequeño homenaje para ellos y para todas las historias que escuché acerca de la comunidad”.

 

Gonchor ya tenía un indicio del lugar donde podría recrear la textura y el alcance de los paisajes industriales abandonados que Krasinski tenía en mente. Como estudió la carrera en Búfalo, el diseñador de producción sabía que cerca de Lackawanna había un complejo industrial que fue imponente y alojó una de las operaciones de acero más grandes del mundo, pero ahora estaba en ruinas: Bethlehem Steel.

 

Cuando Gonchor mostró a Krasinski fotografías de las áreas oxidadas y socavadas de la alguna vez majestuosa planta Bethlehem Steel de 1,300 acres, quedó fascinado. Cuando Krasinski la visitó y apreció la mezcla de belleza, atroz inestabilidad y un esbozo de promesa en el abandono, quedó convencido.

 

“Buscaba la sensación que sólo puede generar una auténtica planta acerera y Bethlehem Steel llegó a tener 22,000 trabajadores”, explica Krasinski. “Era tan grande que tenía su propio departamento de bomberos, su propio hospital y su propia policía. Básicamente se construyó una ciudad completa para alojar a los obreros siderúrgicos. Por supuesto, la planta ha estado fuera de servicio casi 40 años, pero su actual estado ruinoso fue increíblemente cinematográfico. Sería imposible para cualquiera crear la multitud de edificios decrépitos que hay ahí y expresar inherentemente la sensación de pérdida que yo deseaba”.

 

“Bethlehem Steel fue un regalo”, añade Gonchor. “Tuvimos que limpiarla y limitar el lugar para que fuera seguro para los actores y el equipo, después logramos que luciera más grande, así que fue un gran trabajo de pantallas verdes. En general John y yo nos sentimos como niños en una dulcería, pues era imposible filmar una mala toma en esa locación”.

Seeger resume: “Es un sitio que literalmente se siente congelado en el tiempo, los edificios y  estructuras lucen como una criatura que fue desgarrada por todo el lugar”.

 

La producción ocupó también Buflovak, otra antigua fábrica a las afueras de Búfalo. Gonchor transformó la gigantesca estructura vacía en varios sets muy evocadores.

“John deseaba espacios realmente grandes, como catedrales, pero no hallábamos lugares así”, observa Gonchor. “He estado en muchos almacenes, pero nunca vi uno de esta dimensión. Estaba vacío, así que pudimos crear en su interior nuestros sets desde cero. Además Polly, nuestra directora de fotografía, encontró bellas formas de trabajar con la iluminación y fotografiar estos colosales lugares”.

 

Krasinski añade: “En Buflovak me encantaron los hermosos haces de luz provenientes de gigantescas ventanas de 50 pies de altura que recorren toda la longitud del edificio. Y gracias al gran talento de Jess, se añadieron detalles y sutilezas en cada tuerca y cada perno que generaban algo especial. Hablamos de las paletas de color y el envejecimiento de las cosas, pero su creación de estos sets superó todo lo que imaginé. De hecho Jess diseñó también No Country for Old Men, que fue nuestra Estrella del Norte para el tono visual de la cinta. Él entendió todo lo que deseaba”.

 

En especial, a Gonchor le gustó restaurar la oficina de un capataz en el segundo piso de Buflovak para forjar el área llena de basura donde vive Emmett. “Al principio tenía en mente que la morada de Emmett sería un escenario”, recuerda Krasinski. “Pero la escalera trasera en Buflovak era tan cinematográfica que me gustó. Y cuando subí, al ver los pisos colapsados y atornillados, así como los techos deteriorados y con goteras, supe que éste era el lugar”.

 

A Gonchor le fascinó que el set tuviera las vistas de 360° que le agrada mostrar a los directores. “No hubiera podido crear algo con esta riqueza”, afirma. “El color de las ventanas era exactamente el que deseaba, hubiera sido incapaz de obtener el tono correcto. Era un campo de juegos plenamente cinematográfico. Hacia cualquier lado donde John y Polly pudieran dirigir la cámara, seguro encontrarían oro”.

 

A Millicent Simmonds, filmar escenas en el ambiente palpablemente caótico de la vieja fábrica le permitió sentir lo que Regan experimentaba visceralmente. “Cuando corría a través de los enormes espacios polvosos y humeantes, los sentía totalmente auténticos”, afirma.

 

Brad Fuller añade: “Debido a que hay tan poco diálogo, los sets se convierten en otro personaje de la película y ayudan a narrar la historia. Pese a que el tamaño y el alcance de algunos sets eran colosales, Jess también fue capaz de hacerlos íntimos y personales, una tarea difícil de lograr. El ambiente transportaba al elenco y al equipo a la cruda realidad de los Abbott”.

 

Otras locaciones incluyeron; la Villa de Akron, la Sociedad Histórica del Ferrocarril Occidental de NY, la playa Olcott, el Centro de Conferencias Dunkirk, el Puente de Grand Island, la entidad Buffalo Film Works y un tren fuera de servicio del MTA Metro North, donde se desarrolla una secuencia que paraliza el corazón.

 

No obstante la preponderancia de la suciedad y el deterioro en los sets, Polly Morgan acordó con

Krasinski aportar en la mayor medida posible mucho color humano y vibrante en el mundo expandido de los Abbott, por lo cual decidió seguir usando película de celuloide de 35 mm. “Igual que en la cinta original, John deseaba mucho color cálido y saturado”, explica Morgan. “Y como la familia está ahora afuera en el mundo, nos enfocamos en gran cantidad de luz natural, en la frialdad de la luz lunar y en el calor de las fogatas”.

 

A Morgan le emocionó el reto de crear “terror a la luz del día” en este nuevo capítulo, convencida de que sería incluso más espeluznante. “Cuando hay luz estás expuesto”, señala. “Creo que la vulnerabilidad aumenta cuando sabes que las criaturas pueden venir de cualquier ángulo, eso es más aterrador que cualquier cosa oculta en las sombras. Además, las tomas diurnas ayudaron a establecer el ambiente para las escenas más oscuras de la película”.

 

Krasinski y Morgan hablaron de usar una cámara errante que, como los Abbott, nunca se detiene. Pero el director también quería tomas fluidas y sinuosas, sin cortes que aliviaran la tensión, para mantener al público nervioso, sin saber lo que podría venir. La transparencia de estas largas secuencias requirió mucha planeación, pero sirvió para sumergir a los espectadores en una incesante sensación de peligro.

 

“Para este capítulo John no sólo deseaba que la cámara estuviera siempre en movimiento, también debía dar la sensación de fluidez y gracia. Por ello, a diferencia de la cinta original donde usaron cámaras fijas y trípodes, decidimos utilizar grúas e incluso un auto eléctrico”, comenta Morgan. “El ritmo es continuo para dar esa sensación de nostalgia y filmamos escenas donde la cámara empieza con una toma ancha y después se acerca. Parte de la sensación de inexorabilidad proviene de mover la cámara junto al actor, siguiéndolo de cerca cada segundo de la acción, sin ocultar nada”.

 

Aunque Krasinski estaba encantado con tanto territorio para explorar, decidió mantener el énfasis primario sobre las emociones y la unión de la familia. “Jugar en estos vastos terrenos visuales es emocionante y a la vez estresante”, comenta. “Pero lo más importante que dije al comenzar este proyecto fue, ‘La película no debe perder su intimidad’. Así, nos adentramos en espacios colosales, pero los valores familiares aún impulsan todo. Esta intimidad mantiene los temas y evita que se exageren. La acción y los efectos especiales provienen de la historia y no al contrario. Me gustan los efectos especiales igual que a cualquiera. Pero deseaba que todo se sintiera orgánico coincidiendo con lo que le ocurre a Evelyn, Regan y Marcus”.

 

Esta insistencia en lo orgánico también inspiró el enfoque de Krasinski para integrar en los efectos la mayor cantidad posible de interpretaciones reales y hacer poco uso de dobles. “John fue enfático en que los actores fueran parte de la acción”, resalta Fuller. “En su mente la acción nunca debe ser sólo por gusto. Cada escena de acción representa la oportunidad de conocer más a los personajes. Por eso la película aún se siente como un drama humano en medio de estas secuencias tan intensas”.

 

 

Las criaturas evolucionan.

Al igual que el mundo se expande en Un Lugar en Silencio Parte II, también aumenta la experiencia del público con los terroríficos seres que se enfurecen por los sonidos humanos más impensables. En este capítulo hay más criaturas y aparecen en más ambientes, incluso a la luz del día, así que Krasinski tuvo que imaginar su actividad primigenia; eso significó pensar cómo aprenderían de los humanos y en el proceso se convertirían en seres más potentes e inexorables.

 

“Todos crecimos viendo cintas de alienígenas inteligentes que toman la decisión consciente de invadir la Tierra y eliminar a la humanidad. Pero no he visto muchas donde los extraterrestres son como parásitos que evolucionan para extinguir a los humanos”, resalta Krasinski. “En la película original las criaturas sólo corrían por ahí y atacaban cualquier cosa que hiciera un ruido. Pero igual que cualquier forma de vida, evolucionaron y aprendieron. Ahora saben que entre más silenciosas sean, mayor probabilidad tienen de rastrear a los humanos.

 

Por eso hacen menos ruido y eso las hace mucho más peligrosas”.

El capítulo inicial dependía de fusionar el diseño visual y sonoro con la interpretación; así es también el segundo, pero con más complicaciones. A Krasinski le entusiasmó trabajar con Scott Farrar, Supervisor de Efectos Visuales de Industrial Light & Magic, ganador de un Premio de la Academia, quien creó las criaturas para la primera cinta. Pidió a Farrar que se mantuviera genuino a los diseños originales pero los ampliara, una indicación que le encantó a Farrar.

 

“El reto en cualquier secuela es hacer algo nuevo, distinto y más emocionante”, afirma Farrar. “Ahora teníamos oportunidad de mostrar a las criaturas en otras circunstancias y condiciones. Además hay mayor cantidad. Y son más peligrosas. Y mejoraron en detectar los lugares donde se esconden los humanos, así que el factor de miedo se eleva”.

 

Como realizador cinematográfico, para Krasinski trabajar con Industrial Light & Magic en Un Lugar en Silencio fue un momento esencial que valora mucho. “Es un grupo de personas cuyo trabajo es demostrar que la imaginación no tiene límites y te dicen que todo es posible”, explica. “Me sentí afortunado de que les interesara tanto la cinta original. Dijeron que les recordó su primera época, cuando hacían efectos basados en la historia para Spielberg, lo cual fue para mí un enorme cumplido”.

 

Con un sólido fundamento, ahora las posibilidades eran más emocionantes. “Scott y yo coincidimos en que no diseñas una criatura para que se vea genial, sino para que represente una realidad concreta, después confías en que también luzca espectacular. Teníamos las reglas para la conducta de las criaturas, así que esta vez la pregunta fue ¿qué más podemos hacer con ellas? La respuesta: muchas cosas. Las veremos a la luz del día, en el agua, en el fuego, haciendo acrobacias, incluso cuando reaccionan ante las armas. No habían experimentado un arma, así que ¿cómo abordamos esto? Fue divertido explorar estas preguntas”.

 

Farrar disfrutó tener algo que le había faltado antes: tiempo para planear y jugar. “Más tiempo significó que podíamos crear animaciones más interesantes, vemos a las criaturas desde distintos ángulos, en distintas persecuciones y enfrentamientos que no habíamos visto”, agrega.

A la luz del día aprecias más la textura y el color de las criaturas. “Su piel es similar a la de la ‘gente del pantano’ que se encontró preservada en turberas en sitios como Irlanda”, describe Farrar. “Es una piel que parece cuero añejado, casi prehistórico y demostró ser fascinante bajo cualquier luz que pusiéramos”.

 

También surgieron más detalles del aspecto físico de las criaturas. “Por ejemplo, el público podrá ver por primera vez que tienen garras,”, advierte Farrar. “Pero en realidad no añadimos muchas cosas nuevas a su aspecto, excepto algunas sutilezas. Más bien nos enfocamos en crear la sensación de que las criaturas se están volviendo más inteligentes, lo cual empeora las cosas para la gente que siguen viva”.

 

A través de los riesgos y emociones extremas que impulsan a los personajes, la atmósfera en el set era inventiva, exuberante y muy unida, comenta Emily Blunt. Esto proviene del tono que establece Krasinski, que se ocupa de todo con la misma acelerada energía, ya se trate de efectos, diseño, fotografía, interpretación o post-producción.

 

“John es una fuerza de la naturaleza”, añade ella. “Es como un huracán que llega e inspira a todos para que traten de moverse a su ritmo de torbellino. Al mismo tiempo dirige a las personas con pasión y entusiasmo. Es capaz de comunicar plenamente al elenco y al equipo los detalles y sutilezas de su visión, pero también sabe cuándo replegarse y darte el espacio creativo que necesitas.

 

Andrew Form se hace eco de los sentimientos de Blunt. “Un Lugar en Silencio se integró en su ADN hasta un punto en que nunca imaginé ver algo así en un cineasta durante mi carrera. Puedes preguntar a John cualquier asunto, cualquier historia retrospectiva, cualquier cosa de Un Lugar en Silencio y tiene la respuesta al instante. Trabajar con un realizador cinematográfico así es una bendición”.

 

Para Krasinski fue conmovedor regresar a un terreno familiar con la familia Abbott a la cual siempre se sintió cercano, pero fue una emoción incluso mayor sacudir su entorno ya convulsionado y presionarlos hasta el extremo... para observar la forma en que los personajes superaban los eventos.

 

“La primera película fue apenas una pequeña muestra de lo que es posible en este mundo”, concluye Krasinski. “La secuela tiene todo lo que amamos en la cinta original, pero cada paso que dan Evelyn y sus hijos es nuevo para ellos, nuevo para nosotros y mucho más peligroso. Los Abbott perdieron todos los trucos para sobrevivir que tenían en el relato inicial y en esta historia deben encontrar a otros y depender de ellos. Es una época más aterradora en sus vidas, pero representa un viaje emocionante”.

 

Acerca del elenco:

La actriz Emily Blunt (Evelyn Abbott), ganadora de un Golden Globe® y un SAG® Award, es una de las actrices más solicitadas hoy en día gracias a su aptitud de transformación e interpretación.

En 2018 demostró su increíble versatilidad pues protagonizó la moderna película de terror y suspenso Un Lugar en Silencio, además de Mary Poppins Returns, la secuela de la clásica Mary Poppins de 1964.

 

Blunt ganó un Screen Actors Guild Award por su papel en Un Lugar en Silencio, de Paramount / Platinum Dunes, al lado de John Krasinski, que también escribió y dirigió la película. La cinta, aclamada por la crítica y nominada a un Premio de la Academia, se estrenó en abril de 2018; realizada con US$50 millones, ocupó los primeros lugares en las taquillas del mundo con una recaudación de US$341 millones, además de ganar y ser nominada a numerosos premios de prestigio, incluyendo la recepción de un Critics Choice Award como Mejor Película de Ciencia Ficción/Terror. El segundo episodio de la película, también protagonizado por Blunt, se estrenará el 20 de marzo de 2020.

 

Además, el año pasado Blunt recibió nominaciones a un Golden Globe, un Screen Actors Guild y un Critics Choice Award por su papel como Mary Poppins en Mary Poppins Returns. La película, nominada a un Premio de la Academia, es protagonizada por Blunt junto a un elenco lleno de estrellas que incluye a Meryl Streep, Colin Firth, Dick Van Dyke y Lin-Manuel Miranda, dirigida por Rob Marshall y fue estrenada por Disney en diciembre de 2018.

 

También podrá ser vista en Jungle Cruise, de Disney, al lado de Dwayne Johnson. La cinta, basada en el clásico parque de atracciones temático, fue dirigida por Jaume Collet-Serra y se estrenará en los cines el 24 de julio de 2020.

 

Blunt terminó la producción del romance lírico Wild Mountain Thyme, de John Patrick Shanley, que protagoniza junto a Jamie Dornan.

 

En 2016 recibió críticas favorables por su papel como Rachel Watson, una alcohólica atrapada en medio de un misterioso asesinato, en la adaptación cinematográfica de la novela best seller de Paula Hawkins, The Girl on the Train. Su interpretación le aportó una nominación a un SAG® y un BAFTA® Award. Además obtuvo elogios como Kate Macer, la agente del FBI, en Sicario, de Denis Villeneuve, cuya trama se centra en el creciente combate contra las drogas, que se estrenó en el Festival de Cine de Cannes. Fue nominada a un Golden Globe por su papel como “La esposa del panadero” en la adaptación cinematográfica de Rob Marshall del musical Into The Woods, que fue estrenada por Disney en diciembre de 2014.

 

Otras películas notables incluyen Edge of Tomorrow, Salmon Fishing in the Yemen, Looper, Your Sister’s Sister, The Adjustment Bureau, The Wolfman, The Young Victoria, por la cual recibió una nominación a un BAFTA® y un Golden Globe®; Charlie Wilson's War, Sunshine Cleaning, The Devil Wear Prada, que le aportó un BAFTA® y una nominación a un Golden Globe®, así como My Summer of Love.

 

Blunt comenzó su carrera en el Festival de Chichester en 2002, cuando interpretó a Julieta en una producción de “Romeo and Juliet”. Su debut teatral en Londres fue en una producción de “The Royal Family”, a lado de Judi Dench. También ganó un Golden Globe Award por la cinta televisiva Gideon’s Daughter de BBC, y fue nominada a otros tres premios Golden Globe®, así como dos BAFTA® y dos British Independent Film® Awards.

 

Uno de los actores más versátiles y aclamados de su generación, Cillian Murphy (Emmett) ha protagonizado grandes películas de estudio, galardonadas cintas independientes, una famosa serie de televisión y obras teatrales en los escenarios de Londres, Nueva York y diversos países.

El año pasado Murphy terminó la producción de Un Lugar en Silencio 2, de John Krasinski, al lado de Emily Blunt, en Upstate, Nueva York. Además, dio vida a un soldado junto a Mark Rylance en Dunkirk, la estremecedora película épica de la Segunda Guerra Mundial de Christopher Nolan; también protagonizó The Party, de Sally Potter, al lado de Emily Mortimer, Patricia Clarkson, Timothy Spall y Bruno Ganz.

 

Murphy llamó la atención global por primera vez por su papel de Jim, el sobreviviente en 28 Days

Later, de Danny Boyle. En 2005 tuvo una gran interpretación como el Dr. Jonathan Crane/El Espantapájaros en Batman Begins, de Christopher Nolan, por la cual recibió una nominación a un London Film Critics Circle Award. Retomó el papel en The Dark Knight y The Dark Knight Rises, de Nolan, y más adelante colaboró con el director para encarnar al supuesto heredero multimillonario en Inception, un éxito aclamado por la crítica.

 

En 2006 Murphy recibió una nominación a un Golden Globe por su rol como Patrick Kitten Brady, un desadaptado transgénero, en “Breakfast” in Pluto, de Neil Jordan, y protagonizó junto a Rachel McAdams la película de suspenso Red Eye, de Wes Craven.

 

En The Wind That Shakes the Barley, cinta de Ken Loach ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, Murphy enarnó a un guerrillero que lucha contra los escuadrones Black y Tan que intentan aniquilar la aspiración de independencia en Irlanda. En 2007 volvió a hacer equipo con Boyle y el escritor Alex Garland (Ex Machina, 28 Days Later) en Sunshine, cinta de suspenso donde un grupo de científicos intenta reactivar un sol moribundo. Por The Wind That Shakes the Barley and Sunshine, Murphy tuvo nominaciones consecutivas al British Independent Film Award.

 

En 2012 apareció en Broken, que se estrenó en la sección de la Semana de Críticos Internacionales en el Festival de Cine de Cannes y obtuvo el premio a la Mejor Película Independiente Británica. Dirigida por Rufus Norris, basada en un guión de Mark O'Rowe, el drama trata de una joven del norte de Londres que es testigo de un violento ataque y es co-protagonizada por Tim Roth y Eloise Laurence. Por su papel como el maestro Mike Kiernan, Murphy recibió su tercera nominación a un British Independent Film Award.

 

La diversa filmografía de Murphy también incluye Free Fire, de Ben Wheatley, con Brie Larson; Anthropoid de Sean Ellis, con Jamie Dornan; In the Heart of the Sea, de Ron Howard, con Chris Hemsworth; la película inaugural del Festival de Cine de Berlín, Aloft, de Claudia Llosa, al lado de Jennifer Connelly; Bounty, de Perrier, con Brendan Gleeson y Jim Broadbent; la comedia negra Intermission, de John Crowley, con Colin Farrell y Kelly McDonald; el drama de época Girl With a Pearl Earring, de Peter Webber, al lado de Scarlett Johansson; Cold Mountain, de Anthony Minghella y On the Edge, de John Carney.

Para televisión, Murphy protagoniza “Peaky Blinders”, serie ganadora de un BAFTA Award, en el papel de Tommy Shelby, el hermano más rudo en una familia de gánsters en Birmingham. Creada por Steven Knight (Eastern Promises, Dirty Pretty Things), “Peaky Blinders” narra la costubre de la familia que cosía navajas de rasurar en la visera de sus gorras. La quinta temporada de la serie será transmitida por BBC One a finales del verano; fuera de Irlanda y el Reino Unido, “Peaky Blinders” está disponible en Netflix.

 

En lo que se refiere al teatro, Murphy colabora regularmente con la dramaturga irlandesa Enda Walsh.

 

Esta primavera, en St. Ann’s Warehouse, en Brooklyn, protagonizó “Grief is the Thing with Feathers”, una nueva producción basada en la galardonada novela de Max Porter, adaptada y dirigida por Enda Walsh. “Grief is the Thing with Feathers” es una conmovedora historia de una viuda y sus jóvenes hijos que expresa una profunda meditación sobre el amor, la pérdida y la vida. Producida originalmente por Complicité and Wayward Productions, la obra se estrenó en el Black Bo Theatre en Galway, antes de pasar al O’Reilly Theatre en Dublín y el Barbican en Londres. Con críticas favorables y boletos agotados en Irlanda, la colaboración previa de Murphy y Walsh, “Ballyturk”, se presentó en el National Theatre en Londres; co-protagonizada por Mikel Murfi y Stephen Rea. Murphy trabajó antes en “Misterman”, de Walsh, también en el National.

 

Originalmente producida por el Galway Arts Festival, “Misterman”, es un asombroso monólogo en el cual el actor explora las profundidades del colapso físico y psicológico de un joven. Por la temporada en el St. Ann’s Warehouse en Brooklyn, Murphy recibió en 2012 el Drama Desk Award como Interpretación Solista Destacada. También recibió The Irish Times Theatre Award, como Mejor Actor por la producción original en Galway. Murphy debutó en el teatro con una maravillosa interpretación en “Disco Pigs”, de Walsh. Después de ser premiado como Best Fringe Show en 1996 en el Dublin Theatre Festival y recibir el Fringe First Award en el Festival de Edimburgo en 1997, “Disco Pigs” salió en una extensa gira en Irlanda, el Reino Unido, Canadá y Australia. Murphy protagonizó luego la versión cinematográfica dirigida por Kirsten Sheridan.

 

En 2006 Murphy debutó en el West End, en el New Ambassador Theatre, en la obra “Love Song”, de John Kolvenbach, dirigida por John Crowley. Su trabajo teatral con Garry Hynes, director ganador de un Tony Award, incluye “The Country Boy”, “Juno and the Paycock” y “Playboy of the Western World”, en el Gaity Theatre en Dublín. También interpretó el papel de Konstantin en la producción del Edinburgh Fest de “The Seagull”, dirigida por Peter Stein; el papel de Adam en “The Shape of Things”, de Neil LaBute, en el Gate Theatre en Dublín, así como el papel de Claudio en “Much Ado About Nothing” en el Kilkenny Castle.

 

Murphy dirigió el video musical para “Hold Me Forever”, de MONEY, y protagonizó videos para “The Water”, de Feist (dirigido por Kevin Drew, de Broken Social Scene), “The Clock”, de Paul Hartnoll y “The Meetings of the Waters”, de Fionn Regan.

 

El año pasado Murphy fue anfitrión de una temporada en BBC Radio 6 Music, mientras Guy Garvey tomó un descanso para trabajar en su próximo álbum. La serie se proyectó los domingos de 2 a 4 p.m. (BST) en 6 Music y está disponible en BBC Sounds.

 

Millicent Simmonds (Regan Abbott) fue descubierta después de una búsqueda nacional y obtuvo el codiciado rol protagónico de Rose, junto a Julianne Moore, en Wonderstruck de Amazon. La notable cinta acerca de dos niños, uno en los años 70 y otro en los años 20, cuyas historias se sobreponen en distintos viajes hacia Manhattan, se filmó sin sonido como un homenaje a la época y al personaje de Millicent. Ella misma es sorda y se comunica mediante el Lengua de Señas Estadounidense. La película, dirigida por Todd Haynes, se estrenó en el Festival de Cine de Cannes, donde fue nominada a la Palma de Oro, y después se proyectó como el título central en el 55 Festival de Cine de Nueva York. Millicent fue nominada en 2017 a un Critics Choice Award en la categoría de Mejor Actriz Joven por su increíble trabajo como Rose.

 

Más adelante Millicent protagonizó Un Lugar en Silencio, de Paramount, junto a John Krasinski y Emily Blunt. La cinta, que también fue dirigida por Krasinski, ocupó los primeros lugares en las taquillas del mundo el fin de semana de su estreno. Pronto podrá ser vista en la esperada secuela, Un Lugar en Silencio Parte II; además terminó la producción del piloto de “Close Up” para Freeform.

 

Simmonds ha interpretado obras de Shakespeare con The Jean Massieu School of the Deaf Drama

Club durante los últimos cinco años y recibió un certificado de excelencia por su papel como Puck en “A Midsummer Night’s Dream”. También trabajó en el corto Color Of The World que recibió un reconocimiento de la Universidad Estatal de Utah.

 

El público podrá ver próximamente a Noah Jupe (Marcus Abbott) cuando retome su papel en la esperada secuela Un Lugar en Silencio Parte II.

Noah terminó también la producción en la nueva serie limitada “The Undoing”, de David E. Kelley, en HBO, que protagoniza junto a Nicole Kidman y Hugh Grant.

Noah trabajó al lado de Shia Labeouf y Lucas Hedges en “Honey Boy”, dirigida por Alma Har’el, que recibió críticas favorables a lo largo de esta temporada de premios. Noah recibió nominaciones individuales como Actor Novato en los Gotham Awards y Mejor Actor de Reparto en los Independent Spirit Awards.

 

También participó en “Ford v Ferrari”, de Mangold, al lado de Christian Bale y Matt Damon; la cinta fue nominada como Mejor Película en los Premio de la Academia.

Sus créditos incluyen Un Lugar en Silencio, con Emily Blunt y John Krasinski, así como Suburbicon, de George Clooney, al lado de Matt Damon. Noah también trabajó en Wonder, de Lionsgate, junto a Jacob Tremblay y Julia Roberts.

Previamente colaboró en The Night Manager, de BBC, con Hiddleston y Hugh Laurie; The Titan, al lado de Sam Worthington y Tom Wilkinson, así como en That Good Night, junto a John Hurt. En lo que se refiere a la televisión, trabajó en “Downton Abbey” y “Penny Dreadful”.

 

Djimon Hounsou (Hombre en la isla) es un actor dos veces nominado a un Premio de la

Academia por su trabajo en Blood Diamond, de Ed Zwick, así como en la cinta In America, de Jim Sheridan. Pronto podrá ser visto en Un Lugar en Silencio Parte II, de John Krasinski, y en The King’s Man, de Matthew Vaughn.

 

Nacido en Benin, África Occidental, Hounsou se mudó a París a los 13 años para recibir una educación occidental. Como adulto fue descubierto por el diseñador de modas Thierry Mugler; más adelante modeló y participó en varios videos musicales icónicos para el legendario director de fotografía Herb Ritts y el director David Fincher. Hounsou tuvo pequeños papeles en el cine y después realizó una impresionante interpretación como Cinque, el africano que encabeza una revuelta para recuperar su libertad en Amistad, de Steven Spielberg (1997). Por ese papel Hounsou fue nominado a un Golden Globe y un NAACP Image Award. Compartió una nominación a un SAG Award como miembro del elenco de Gladiator, de Ridley Scott, ganadora de un Premio de la Academia como Mejor Película.

 

En 2006 Hounsou recibió un NAACP Image Award, una mención en el National Board of Review y una nominación a un Screen Actors Guild Award por su papel como un hombre en un campo de trabajos forzados que descubre una rara gema en Blood Diamond, protagonizada por Leonardo DiCaprio. Por su interpretación como un artista infectado de SIDA en In America, Hounsou obtuvo un Independent Spirit Award, fue nombrado en 2004 como Actor de Reparto del Año por ShoWest, además de compartir una nominación coral a un SAG Award.

 

Sus créditos cinematográficos incluyen Captain Marvel, Shatam!, Guardians of the Galaxy, de James Gunn, King Arthur: The Legend of the Sword, de Guy Ritchie, así como The Legend of Tartan, de David Yate. Prestó su voz al personaje de Drago Bludvist en How to Train Your Dragon 2 (Twentieth Century Fox) y también colaboró en Same Kind of Different as Me, The Island, The Tempest, Eragon, Constantine, Lara Croft, Tomb Raider: The Cradle of Life, de Jan de Bont, así como The Four Feathers, de Shekhar Kapur, con Heath Ledger.

 

Para televisión, Hounsou prestó su voz a La Pantera Negra en la serie animada de BET basada en el Comic de Marvel. También protagonizó el papel de un refugiado en busca de asilo en un memorable arco de seis episodios en “ER” e interpretó un papel recurrente en la serie “Alias”, protagonizada por Jennifer Garner.

Asimismo, protagonizó el papel de CJ Mitchum en la segunda temporada de “Wayward Pines”, en FOX.

 

Hounsou produce y desarrolla una claqueta de películas y documentales a través de su compañía Fanaticus Entertainment, con un claro compromiso para mejorar África usando sus conocimientos y su influencia para difundir historias del continente. Fanaticus completó su primer documental llamado In Search of Voodoo, acerca de las tradiciones que definen a África Occidental, el Continente y la Diáspora africana (Cuba, Brasil, Haití, Argentina, Estados Unidos, etcétera). La película muestra cómo esta forma de vida fue representada erróneamente y satanizada en la cultura occidental.

 

Hounsou es un prominente defensor de las causas enfocadas en los niños y los problemas del cambio climático, además de ser un activista para un cambio sustentable impulsado por la comunidad. Es embajador célebre para Orbis y Oxfam; también aplica su experiencia para generar conciencia acerca de problemas tales como la niñez saludable, el empoderamiento, la justicia social y el combate al cambio climático en algunas de las poblaciones más vulnerables de África y otros lugares del mundo. En 2009 inauguró la Asamblea General de la ONU en Nueva York con un conmovedor discurso sobre el impacto del cambio climático en los países en desarrollo. Hounsou se presentó frente el Senado de Estados Unidos en representación de la Ley de Refugiados e Indigentes Jóvenes y participó en una audiencia y en una cumbre para el Tratado Internacional de Prohibición de Armas. A finales del año pasado fundó Djimon Hounsou Foundation y será anfitrión en el Maratón Gate of No Return y el Festival en Benin, África Occidental, para combatir la esclavitud en la actualidad.

 

Acerca de los realizadores cinematográficos:

John Krasinski (Lee Abbott). (Director/Escritor/Productor) se ha consolidado como uno de los mejores talentos en sus papeles de actor, escritor y director, pues encanta al público tanto en la gran pantalla como en la pequeña.  Krasinski co-escribió, dirigió y protagonizó Un Lugar en Silencio, nominada a un Premio de la Academia como Mejor Edición Sonora; además recibió una nominación como Productor Destacado de un Largometraje en los PGA Awards y fue nombrada una de las 10 Principales Películas del Año por la AFI. Además fue seleccionada como una de las Principales Películas de 2018 por el National Board of Review; ganó el premio a la Mejor Película de Ciencia Ficción/Terror en los Critics’ Choice Awards, y Krasinski obtuvo una nominación a un WGA Award como Mejor Guión Original. Su co-estrella, Emily Blunt, también obtuvo un SAG Award como Mejor Actriz de Reparto.

 

Krasinski se encuentra en la post-producción de Un Lugar en Silencio Parte II, que escribió y dirigió, programada para su estreno en los cines el 10 de junio de 2021.

En la pantalla chica Krasinski fue visto en la temporada 2 de Tom Clancy’s Jack Ryan, de Amazon, inspirada en la exitosa franquicia del novelista.

 

Krasinski también produce una diversa claqueta de proyectos a través de su compañía de producción, Sunday Night, que formó con Allyson Seeger. Ellos están desarrollando la biografía Not Fade Away: A Memoir of Senses Lost and Found, que producirán junto a David O’Russell y Matthew Budman. Krasinski también es productor ejecutivo de Lip Sync Battle, en Spike TV, junto a Jimmy Fallon y Stephen Merchant, basada en el popular segmento de Late Night with Jimmy Fallon, que creó junto a Merchant y Fallon en 2013. También se anunció que Krasinski y Seeger firmaron un contrato de primera opción en TV con los estudios Amazon, junto a Alexa Ginsburg, Ejecutiva de Desarrollo de Sunday Night. Como parte del contrato de tres años, Krasinski, Seeger y Ginsburg trabajarán con el estudio para desarrollar series de TV para la plataforma de streaming de Amazon.

 

Krasinski dirigió y protagonizó The Hollars, con Anna Kendrick, Richard Jenkins, Margo Martindale y Sharlto Copley, que se estrenó con críticas favorables en Sundance y fue estrenada por Sony Pictures Classics. La comedia dramática narra la historia de un hombre que vuelve a su ciudad natal al descubrir que su madre está enferma.  Krasinski protagonizó el rol de un Navy SEAL en la cinta de suspenso de Benghazi, 13 Hours, de Michael Bay. Además protagonizó durante nueve temporadas “The Office”, éxito ganador de un Emmy®, de NBC, donde interpretó al encantador vecino Jim Halpert.

 

Sus créditos cinematográficos incluyen Promised Land, dirigida por Gus Van Sant, que también escribió con Matt Damon; prestó su voz en Monster’s University, de Disney Pixar; participó en la cinta animada The Wind Rises, del legendario cineasta japonés Hiyao Miyazaki; así como en Aloha, de Cameron Crowe; la inspiradora película familiar Big Miracle; Something Borrowed; It's Complicated, de Nancy Meyers; Away We Go, de Sam Mendes; los éxitos animados Monsters vs. Aliens y Shrek the Third; Leatherheads, de George Clooney; License to Wed, de Ken Kwapis; For Your Consideration, de Christopher Guest; así como Kinsey, de Bill Condon.

Krasinski adaptó y dirigió la cinta basada en el libro Brief Interviews with Hideous Men, de David Foster Wallace. La película de financiamiento independiente se proyectó en Sundance en 2009 y fue estrenada por IFC más adelante ese año.

 

Krasinski obtuvo un Theatre World Award por su debut teatral en “Dry Powder”, la cual protagonizó junto a Claire Danes y Hank Azaria en el Public Theater en Nueva York.

 

Michael Bay (Productor) se convirtió en director profesional muy joven, a los 23 años. Cuando cumplió 25 ya era reconocido como uno de los principales directores comerciales del mundo. Siguió adelante y obtuvo el Gran Premio de León de Cannes como Mejor Comercial por su anuncio "Got Milk?/Aaron Burr", que se consolidó como uno de los diez principales comerciales clásicos de todos los tiempos. Varios comerciales suyos se encuentran en la colección permanente del MOMA (Museo de Arte Moderno) en Nueva York.

 

A partir de ahí Bay se convirtió en director de cine e impulsó la carrera cinematográfica de Will Smith como un héroe de acción con Bad Boys. Después pasó a las grandes expectativas con la cinta de acción, The Rock, protagonizada por Sean Connery, Nicholas Cage y Ed Harris. Su carrera, junto con su compañía de producción Bay Films, continuó con un éxito taquillero tras otro: Armageddon, Pearl Harbor, Bad Boys 2, así como las cinco películas de la franquicia Transformers. Con el enorme éxito taquillero de estas películas, Bay está clasificado actualmente como el segundo director de cine con más alta recaudación en Estados Unidos, detrás de uno de sus mentores, Steven Spielberg, además de ser el tercer director más exitoso en el mercado global.

 

En los dos años anteriores, Bay se diversificó y dejó atrás las películas convencionales para incursionar en cintas más pequeñas, con un impulso artístico, como la comedia negra Pain and Gain, con Mark Wahlberg y Dwayne Johnson, así como 13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi, la verdadera historia sobre la heroica misión de rescate que salvó a 36 estadounidenses durante un ataque en el Consulado de Estados Unidos en Benghazi, Libia el 9/11, 2012.

 

En 2014 The Hollywood Reporter nombró a Bay y a sus dos socios en Platinum Dunes como

“Productores del Año”. La compañía disfruta un exitoso registro con películas de todos los géneros, desde pequeñas cintas de terror como Texas Chainsaw Massacre (2003), Amityville Horror (2005) y Nightmare on Elm Street (2010), que ayudaron a lanzar a nuevos actores y directores, hasta franquicias tales como Teenage Mutant Ninja Turtles, The Purge y Ouija. En general las películas de Bay como director y productor suman más de US$ 9,400 millones en ingresos taquilleros del mundo.

 

“Un Lugar en Silencio”, de Platinum Dunes, dirigida por John Krasinski y coprotagonizada por él junto a Emily Blunt, se estrenó con críticas favorables el 6 de abril de 2018. Esta moderna cinta de terror y suspenso realizada con US$17 millones recaudó más de US$50 millones el fin de semana de su estreno y a la larga totalizó más de US$340 millones globalmente. Favorita de los fans y los conocedores de la industria, la cinta recibió un AFI Award como Mejor Película del Año y fue incluida como una de las Diez Mejores Películas de 2018 por el National Board of Review.

 

Para televisión, Platinum Dunes produjo dos series aclamadas por la crítica: “Black Sails” para Starz y “The Last Ship” para TNT. Su tercera incursión en el mercado fue una versión televisiva acerca del héroe de la CIA “Jack Ryan”, del novelista Tom Clancy, protagonizada por John Krasinski. Desarrollada con los socios de Paramount Television y Amazon, la primera temporada de esta esperada historia de espías se transmitió por primera vez en Amazon en agosto de 2018, a la vez que las cámaras filmaban en Sudamérica la Temporada 2. Antes de que saliera al aire la Temporada 2 en noviembre pasado, Amazon ya había anunciado su compromiso con una tercera temporada, cuya producción está programada para comenzar este año.

 

En 2015 Bay ayudó a lanzar otra compañía, 451 Media Group, enfocada en el desarrollo, producción y mercadotecnia global de tecnología, arte y mercancías, basadas en novelas gráficas, así como nuevo contenido. Un reciente proyecto de Bay, 6 Underground, protagonizado por Ryan Reynolds, Melanie Laurent, Corey Hawkins, Adria Arjona, Manuel García-Rulfo, Ben Hardy, Lior Raz, Payman Maadi y Dave Franco será su primera incursión en el universo de Netflix. La película de Netflix/Skydance se basa en una idea original de los escritores Rhett Reese y Paul Wernick, conocidos por su irreverente trabajo en las cintas Deadpool, y se filmó en Italia, Hungría y los Emiratos Árabes Unidos.

 

Andrew Form (Productor) y Brad Fuller (Productor) son responsables de algunas de las más exitosas películas de género en la actualidad. En 2001 fundaron Platinum Dunes con su socio Michael Bay y desde entonces sus películas han recaudado más de US$2,300 millones alrededor del mundo. En el verano de 2019 Fuller y Form fundaron una nueva compañía de producción, Fully Formed Entertainment, y obtuvieron un contrato de primera opción con Paramount Pictures.

 

En 2018 Form y Fuller produjeron la exitosa película de terror Un Lugar en Silencio, protagonizada por John Krasinski y Emily Blunt. Con un presupuesto de sólo US$17 millones, Un Lugar en Silencio recaudó la cantidad más alta en la historia en un fin de semana de estreno para una cinta de terror original. Más adelante obtuvo el Critics’ Choice Award como Mejor Película de Terror o Ciencia Ficción en 2019. Además, Fuller y Form produjeron Un Lugar en Silencio Parte II, programada para su estreno el 20 de marzo de 2020. Platinum Dunes produjo también la popular serie de televisión, “Jack Ryan”, que está disponible en Amazon y empezará la filmación de la Tercera Temporada en la primavera de 2020. La serie es protagonizada por John Krasinski y se basa en el personaje creado por Tom Clancy.

 

Form y Fuller produjeron junto con Blumhouse la exitosa franquicia Purge. Las películas de Purge han recaudado más de US$456 millones en las taquillas globales, contra un presupuesto mixto de US$35 millones y fueron reconocidas por incorporar temas socialmente relevantes, como el privilegio y la desigualdad. El quinto episodio está programado para su estreno el 10 de julio de 2020.

 

Form y Fuller produjeron Teenage Mutant Ninja Turtles, que recaudó más de US$493 millones en el mundo y se convirtió en la película con más altos ingresos de la franquicia Ninja Turtles. En 2016 produjeron Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows, que recaudó US$245 millones. En 2014 produjeron Ouija, realizada con sólo US$5 millones, la cual recaudó más de US$103 millones en las taquillas globales. Además, el equipo produjo Texas Chainsaw Massacre (2003), The Amityville Horror (2005), Friday the 13th (2009), A Nightmare on Elm Street (2010), así como la serie de televisión “Black Sails”, de Starz, que se proyectó cuatro temporadas, así como “The Last Ship”, de TNT, que se proyectó cinco temporadas.

 

Allyson Seeger (Productora Ejecutiva) es socia de John Krasinski desde 2013, cuando formaron su compañía de producción, Sunday Night Productions. Fue productora ejecutiva de Un Lugar en Silencio, de Paramount Pictures, por la cual fue nominada como Productora Destacada de Cine por los PGA Awards y fue incluida como una de las 10 Principales Películas del Año por la AFI. Además Seeger fue productora ejecutiva de la exitosa serie de Amazon, Jack Ryan, de Tom Clancy, que filmará su tercera temporada en 2020. Seeger produjo la película The Hollars, de Sony Picture Classics; la serie Lip Sync Battle, nominada a un Emmy, para Paramount Network, así como Dream Corp, LLC para Adult Swim, que está en su tercera temporada. Sunday Night tiene un trato de primera opción con Amazon Studios, por lo cual Seeger desarrolla activamente una diversa claqueta de proyectos de cine y televisión para la compañía.

 

Antes de unirse a Sunday Night, Seeger fue Vicepresidente de Cine en The Mark Gordon Company, donde desarrolló y produjo una amplia gama de proyectos que abarcan cine, televisión y teatro, incluyendo Die in a Gunfight, que se encuentra en post-producción.

 

Seeger es miembro del Producer’s Guild of America y fue reconocida en 2018 por The Hollywood

Reporter al incluirla en su lista “Next Gen: 35 Under 35”. Seeger comenzó su carrera mientras estudiaba en la Universidad de Boston, trabajando para Fine Line Features, Focus Features, la productora Linda Obst y la compañía de producción Section Eight, en Warner Brothers. Vive en la Ciudad de Nueva York.

 

Joann Perritano (Productor Ejecutivo) trabajó como productor asociado en las cintas de Marvel Studios Avengers: Infinity War y Avengers: End Game, que rompió varios récords de taquilla y se convirtió en la película con más alta recaudación de todos los tiempos.

Antes de Avengers: End Game, Perritano fue gerente de producción de la unidad en algunas de las más exitosas películas de todos los tiempos, entre ellas Avengers: Infinity War, Ant-Man, Captain America: The Winter Soldier, Iron Man 3, The Amazing Spider-Man, The Social Network, Rush Hour 2 y Rush Hour 3.

Otros créditos de Perritano incluyen, G.I. Joe: The Rise of Cobra, School for Scoundrels, Van Helsing, Red Dragon, Love and Basketball, The Mod Squad y The Family Man.

 

Aaron Janus (Productor Ejecutivo) comenzó su carrera como ejecutivo de cine cuando fue

Vicepresidente de Desarrollo en Scott Rudin Productions, donde trabajó en diversas películas, incluyendo The Social Network, True Grit y Moneyball. Janus avanzó para ser Director de Producción y Desarrollo de Películas en Twentieth Century Fox, donde participó en proyectos tales como Deadpool, The Wolverine y Dawn of the Planet of the Apes. Más adelante se unió a Platinum Dunes como Director de Desarrollo y trabajó con los realizadores cinematográficos Michael Bay, Brad Fuller y Andrew Form. La compañía produjo la película de suspenso post-apocalíptico Un Lugar en Silencio, dirigida por John Krasinski, que recaudó más de US$340 millones en las taquillas del mundo. Recientemente Janus se unió a Lionsgate’s Motion Picture Group como Vicepresidente Senior de Producción.

 

Polly Morgan (Directora de Fotografía) nació en Londres y después de trabajar como asistente de cámara en el Reino Unido y en Canadá, asistió al AFI (American Film Institute) en 2008 para estudiar una Maestría en Dirección de Fotografía.

Poco después de graduarse Polly comenzó a filmar películas independientes que llamaron la atención en festivales como Sundance, SXSW y Tribeca, antes de incursionar en dramas televisivos tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos.

 

Nombrada como Estrella en Ascenso por ASC en 2012, también fue incluida en la lista de Diez Directores de Fotografía a Observar en 2016 por Variety y en 2018 se convirtió en la única mujer que es miembro de la ASC y de la BSC.

En 2018 Polly filmó “Lucy In the Sky”, que marcó el debut como director de Noah Hawleys, para Fox Searchlight; además en 2019 fue Directora de Fotografía en la secuela de Un Lugar en Silencio para Paramount Pictures.

A principios de 2020 Polly fue nominada a un ASC Award como Mejor Directora de Fotografía en Televisión por su trabajo en Legion, de FX.

 

Jess Gonchor (Diseñador de Producción) recibió su primera nominación a un Premio de la

Academia® y a un Art Director’s Guild por su trabajo en la cinta de los Hermanos Coen, True Grit. También colaboró con Joel y Ethan Coen en No Country For Old Men (que le aportó un Art Director’s Guild Award por Excelencia en Diseño de Producción); A Serious Man (nominación a un Art Director’s Guild); Burn After Reading, Inside Llewyn Davis (Hamilton Behind the Scenes Award); Hail Caesar! (su segunda nominación a un Premio de la Academia®), así como el estreno en 2018 de The Ballad of Buster Scruggs, que representó su séptima película con los Hermanos Coen.

Gonchor diseñó Little Women, para Greta Gerwig, que recibió seis nominaciones a un Premio de la Academia, incluyendo el de Mejor Película.

 

También trabajó con el director Bennett Miller en Capote, nominada a un Premio de la Academia®, Moneyball y Foxcatcher (donde también fungió como director de la segunda unidad).

Sus otras películas incluyen The Lone Ranger, de Gore Verbinski; Away We Go, de Sam Mendes; The Devil Wears Prada, de David Frankel; así como Live By Night, la cinta de Ben Affleck sobre la prohibición de 1920.

 

Gonchor recibió un ADG Award en 2015 como Mejor Formato Corto de Diseño de TV por parte de Apple Music.

Es miembro de la AMPAS y la DGA, también ha dirigido numerosos comerciales. Su pasión por el arte comenzó en el departamento de teatro e iluminación de Mamaroneck High School.

 

Michael P. Shawver (Editor) es un editor de cine cuyo trabajo podrá ser visto en Un Lugar en

Silencio Parte II, en junio de 2021. Shawver fue reconocido en 2018 por su labor en el éxito taquillero Black Panther, de Marvel, dirigido por Ryan Coogler, que tuvo siete nominaciones a un Premio de la Academia, entre ellas la de Mejor Película. Shawver, originario de Rhode Island, forjó una temprana relación de trabajo con Coogler durante su época como estudiantes en la Universidad del Sur de California, en la Escuela de Artes Cinematográficas. Shawver editó Fig, un cortometraje de Coogler, y luego editó su primera cinta, Fruitvale Station, que se estrenó en 2013 en el Festival de Cine de Sundance.

 

La película recibió el Premio del Público y el Premio del Gran Jurado de Sundance, además de diversos reconocimientos y nominaciones alrededor del mundo. En 2015 Shawver trabajó con Coogler de nuevo para editar Creed, protagonizada por Michael B. Jordan y Sylvester Stallone, que le aportó una nominación como Mejor Edición en el Evento de Independent Critics Poll. Shawver también fue editor en Honest Thief, protagonizada por Liam Neeson; sus otros créditos incluyen Godzilla: King Of Monsters, 4th Man Out y All Summers End.

 

Kasia Walicka-Maimone (Diseñadora de Vestuario) diseñó “I Know This Much Is True”, con Mark Ruffalo, para la serie de seis partes de Derek Cianfrance, de HBO.

En la actualidad realiza el diseño para “The Gilded Age” de HBO.

En 2018 Walicka-Maimone trabajó en Ready Player One y Bridge Of Spies, de Stephen Spielberg. Además, diseñó una amplia gama de películas, entre ellas The Goldfinch, Capote, Moonrise Kingdom, Black Mass, Foxcatcher, St. Vincent, Moneyball y Deepwater Horizon.

También colaboró en varias obras teatrales, incluyendo óperas, como “Les Enfants Terribles” y “Sound of a Voice”, de Philip Glass.

 

Scott Farrar (Supervisor de Efectos Visuales) se unió a Industrial Light & Magic en 1981 como operador de cámara en Star Trek II: The Wrath of Khan. En 1985 Farrar recibió un Premio de la Academia® como Mejores Efectos Visuales por su trabajo en Cocoon; dos años después fue promovido a Supervisor de Efectos Visuales en Who Framed Roger Rabbit? Su capacidad para hacer realidad la visión de los realizadores cinematográficos le aportó múltiples honores más, incluyendo nominaciones al Oscar® por Backdraft en 1991; A.I. Artificial Intelligence en 2001 y The Chronicles of Narnia: the Lion, the Witch and the Wardrobe en 2005. Farrar también fue nominado al British Academy Award® por su impresionante trabajo en A.I. Artificial Intelligence y sus ambientes futuristas en Minority Report. En 2007 recibió una nominación al Oscar® como Mejores Efectos Visuales por su trabajo en Transformers.

También fue Supervisor de Efectos Visuales en Transformers: Dark of the Moon, que fue nominada a un Premio de la Academia como Mejores Efectos Visuales. Farrar continúa su tradición de trabajar con grandes directores en franquicias que son éxitos taquilleros, incluyendo a Marc Forster y Gary Ross. En 2017 colaboró en Transformers: The Last Knight, quinto episodio en la franquicia de miles de millones de dólares de Michael Bay; también fue Supervisor de Efectos Visuales en Un Lugar en Silencio, de John Krasinski, en 2018.

 

Antes de integrarse a ILM, Farrar fue camarógrafo freelance en Los Ángeles. En 1975 fue invitado a visitar el set de la entonces desconocida Star Wars y observó el primer sistema de control de movimiento en acción. Inspirado por lo que vio, comenzó a trabajar para Robert Abel and Associates y más adelante para Doug Trumbull en Star Trek: The Motion Picture.

Nativo de California, Farrar recibió su Licenciatura y Maestría en Bellas Artes en Diseño Teatral, con un diplomado en Cine, por la Universidad de California, en Los Ángeles.

 

Marco Beltrami (Música) es un compositor dos veces nominado al Oscar®. Ha colaborado con muchos directores de cine icónicos, entre ellos Kathryn Bigelow, James Mangold, Bong Joon-ho, Angelina Jolie, Robert Rodriguez, Luc Besson, Guillermo Del Toro, Wes Craven, Alex Proyas, Jonathan Mostow, Roland Joffe, Jodie Foster, David E. Kelley y Tommy Lee Jones.

 

El compositor consolidó una reputación como innovador del género con sus bandas sonoras de terror poco tradicionales para la franquicia Scream. A partir de ahí el ámbito musical de Beltrami se expandió para abarcar prácticamente todos los géneros cinematográficos. Beltrami ha recibido múltiples reconocimientos por su música, entre ellos dos nominaciones a un Premio de la Academia como Mejor Banda Sonora por 3:10 to Yuma, con Russell Crowe y Christian Bale, así como la ganadora de Mejor Película, The Hurt Locker, con Jeremy Renner, cuya banda sonora co-creó con su frecuente colaborador Buck Sanders.  En 2011 Beltrami obtuvo un Golden Satellite Award (Mejor Banda Sonora de Cine del Año) por Soul Surfer.

 

Musicalizó la película de Marvel, Logan, dirigida por James Mangold, además de First They Killed My Father, que marcó el debut de Angelina Jolie como directora. Escribió la música para el exitoso videojuego Fortnite. Beltrami compuso la música del aclamado éxito taquillero Un Lugar en Silencio, que fue nominada a un Golden Globe como Mejor Banda Sonora y fue considerada para ser incluida como Mejor Banda Sonora en los Oscar. Beltrami recibió un Emmy por el documental Free Solo, ganador del Oscar en 2019, de National Geographic (que compuso con Brandon Roberts) como Composición Musical Destacada para un Documental, Serie o Especial.

 

También prestó su voz a exitosas películas, como Live Free or Die Hard, Terminator 3: Rise of the Machines y I, Robot. Sus otras bandas sonoras incluyen The Homesman, dirigida por Tommy Lee Jones; la comedia de zombis Warm Bodies, dirigida por Jonathan Levine; el último episodio de A Good Day To Die Hard, serie de acción de Bruce Willis; Snowpiercer, protagonizada por Chris Evans y dirigida por Bong Joonho; la cinta de suspenso y acción World War Z, de Brad Pitt; The Wolverine, de James Mangold, así como The Night Before, también dirigida por Jonathan Levine, protagonizada por Seth Rogan y Joseph Gordon Levitt.

Beltrami colaboró con Buck Sanders para crear la banda sonora de Ford v. Ferrari, de James Mangold (Twentieth Century Studios), que fue considerada para ser incluida como Mejor Banda Sonora en los premios Oscar en 2020; la cinta recibió además cuatro nominaciones al Oscar, incluyendo la de Mejor Película. Otros proyectos suyos incluyen Scary Stories to Tell in the Dark, de Guillermo Del Toro; The Twilight Zone, de Jordan Peele para CBS All Access; la comedia Long Shot, de Lionsgate, protagonizada por Charlize Theron y Seth Rogen, así como Extremely Wicked, Shockingly Vile y Evil, protagonizada por Zac Efron.  El próximo proyecto de Beltrami es la esperada secuela de terror Un Lugar en Silencio Parte II, de Paramount Pictures.

 

Cuando terminó sus estudios universitarios en la Universidad Brown, Beltrami ingresó a la Escuela de Música de Yale con una beca. Su aspiración para la composición musical lo llevó después a Venecia, Italia, para un periodo de estudio con el maestro italiano Luigi Nono, y después viajó a Los Ángeles para una beca de investigación con Jerry Goldsmith, compositor ganador de un Premio de la Academia.

 

Laura Rosenthal (Elenco) Maribeth Fox y Jodi Angstreich colaboran con renombrados directores de cine y artistas visuales, entre ellos Todd Haynes, Lisa Cholodenko, Paolo Sorrentino, Oren Moverman, Kelly Reichardt, Karyn Kusama, Kent Jones, Mike Mills, Woody Allen, Jim Jarmusch, Joachim Trier, Nora Ephron, Edward Burns, Doug Aitken y John Krasinski.

 

Sus créditos incluyen The Kids Are All Right, Carol, 20th Century Women, Olive Kitteridge, This Must Be The Place, The Messenger, Chicago, Jesus’ Son, Analyze This y Far From Heaven. Colaboró en Brittany Runs A Marathon y Late Night, éxitos de Sundance en 2019, así como en Diane, selección de The NY Times Critics; Unbelievable de Netflix y Modern Love de Amazon. Sus próximos proyectos incluyen Halston, de Netflix con Ryan Murphy; Passing, dirigida por Rebecca Hall; la segunda temporada de Modern Love, así como la próxima película de Paolo Sorrentino.

Laura Rosenthal Casting se siente orgullosa de Un Lugar en Silencio Parte II, su tercera oportunidad de colaborar con la maravillosa Millicent Simmonds.

 

Kelly Mitchell (Co-directora del Departamento de Maquillaje) ha sido una artista de maquillaje en la industria del entretenimiento durante 20 años. Trabajó en proyectos como The Passion Of the Christ, “Glee”, Leatherheads, “Jack Ryan”, Promised Land, The Next Three Days y “Scream Queens”.

 

Originaria de Francia, EVELYNE NORAZ (Co-directora del Departamento de Maquillaje) ha sido artista de maquillaje en la industria del entretenimiento durante 24 años. Conoció a Emily Blunt en The Devil Wears Prada y desde entonces trabajó con ella en diversos proyectos, entre ellos Un Lugar en Silencio.

 

Sus otros clientes incluyen a Jennifer Lawrence, Dakota Johnson, Anne Hathaway, Jessica Alba, Sarah Jessica Parker y muchas más.

En 2014 Noraz fue galardonada con un BAFTA como Mejor Maquillaje y Peinado por American

Hustle, de David O Russel. También recibió un Prime Time Emmy por su trabajo en el piloto de “Boardwalk Empire”.

 

Todo lo que toca ADENIKE WRIGHT (Co-directora del Departamento de Peinados) se convierte en oro, pues ha recibido 10 Tony Awards y varios de sus proyectos han recibido los premios Emmy y Oscar. Cuando tenía 18 años Adenike trabajó en su primer espectáculo en Broadway: “Cat's Now And Forever” (1991) y su primer programa nocturno fue “Late Night With Conan O'brien” (1995); su primera serie de televisión fue “Cosby” (1996) y su primera película fue Beloved (1998). Todo esto creó el ambiente de lo que sería el futuro de Adenike en la industria del entretenimiento como estilista. La chica con el Toque de Midas.

 

Michelle Johnson (Co-directora del Departamento de Peinados) produjo sesiones fotográficas y exhibiciones para numerosos artistas, además de exponer su propio arte, que incluye pintura, escultura, peinados, maquillaje y estilismo.

Como una de las más talentosas artistas en maquillaje y peinados en la industria del entretenimiento, Johnson fue nominada a dos Primetime Emmy Awards. En 2008 fue honrada por NY Women in Film.

 

Johnson dirige su propio departamento en proyectos de cine y televisión, entre ellos: Un Lugar en

Silencio Parte II y Jungle Cruise, con Emily Blunt; “Succession” con Jeremy Strong y Sarah Snook; Eternal Sunshine of the Spotless Mind, The Glass Castle, Gypsy, Vinyl, American Hustle y “Sex and the City”.

 

También ganó dos Hollywood Makeup Artist y Hair Stylist Guild Awards. Uno como Mejor Trabajo de Época y/o Peinados de Personajes en una Película por American Hustle; El otro Guild Award fue por Mejor Peinado Contemporáneo para Televisión en “Sex and the City”.

Después de graduarse de la Vidal Sassoon Academy en Londres, se mudó a Estados Unidos y reside en NYC.

 

Ethan Van Der Ryn (Editor Supervisor de Sonido) comenzó a trabajar en Skywalker Sound. Una experiencia significativa al comienzo de su carrera fue trabajar en Terminator 2, después avanzó para ser editor de efectos sonoros y más adelante ganó el Premio de la Academia® por Edición Sonora. En los años siguientes perfeccionó su talento sonoro y aprendió la importancia del silencio dentro de la acción trabajando como editor de efectos sonoros o diseñador de sonido en múltiples películas, entre ellas Titanic, Saving Private Ryan y Pearl Harbor, lo cual le permitió ganar el Premio de la Academia® por Edición Sonora.

 

Van der Ryn se mudó a Nueva Zelanda durante cuatro años, donde trabajó como editor supervisor de sonido y diseñador de sonido en la trilogía The Lord of the Rings y en King Kong. Obtuvo el Premio de la Academia® tanto por The Two Towers como por King Kong.

 

El siguiente capítulo de su carrera se desarrolló en Los Ángeles donde hizo equipo con Erik Aadahl y formaron su compañía de diseño/edición sonora e2 (E al cuadrado). A través de e2 tuvieron la suerte de trabajar y ser reconocidos con tres nominaciones más al Oscar® por diversos proyectos con intenso sonido, entre ellos las cintas de Transformers, las películas de Kung Fu Panda, Argo, Godzilla, Un Lugar en Silencio y ahora Un Lugar en Silencio Parte II.

 

Erik Aadahl (Editor Supervisor de Sonido) creció en el área de la Bahía de San Francisco; ahora vive y trabaja en  Los Ángeles. Comenzó su carrera como editor de efectos sonoros freelance en 20th Century Fox con películas tales como X-Men 2. Mientras diseñaba el sonido en I, Robot y Superman Returns, también dio clases de sonido en la Escuela de Artes Cinematográficas de la USC y luego trabajó como editor supervisor de sonido en Valkyrie y en The Tree Of Life, de Terrence Malic.

 

En 2006 se asoció con Ethan Van der Ryn para trabajar en la primera de cinco películas Transformers, seguida por Kung Fu Panda, World War Z y Godzilla. Recibió nominaciones al Oscar® por la edición sonora en Transformers: Dark Of The Moon; ganó un Premio de la Academia® como Mejor Película por Argo y Un Lugar en Silencio. Aadahl considera que el sonido es la mitad de la experiencia cinematográfica y Un lugar en silencio es el ejemplo perfecto de esa creencia.

 

Mike Gunther (Supervisor y Coordinador de Acrobacias) tiene grandes talentos como escritor, director e innovador experto en acción que le permiten crear películas de acción que fascinan al público. Como impulsor de muchos grandes éxitos de Hollywood, su trabajo ayudó a recaudar más de US$3,000 millones en ingresos taquilleros. Mike emergió como una de las fuerzas creativas más arrolladoras de la industria.

 

En 2010 formó 5150 Action, una compañía de producción que ayuda a realizar las cintas de acción más emocionantes. Mike comenzó a destacar como uno de los intérpretes de acción y coordinadores de dobles de élite de la industria. Gracias a su talento creativo y visión se colocó detrás de las cámaras como escritor, director y productor. Con 5150 Action, Mike fusiona todos los elementos de su evolución cinematográfica para redefinir las posibilidades y generar su distintiva marca de extraordinarias cintas de acción.

 

Tiene una sólida reputación por dirigir películas innovadoras y trabajar con la élite de la industria; Mike comenzó a ofrecer a los espectadores una pequeña muestra de lo que es capaz de llevar a la pantalla. Mike y 5150 Action tienen una amplia gama de proyectos futuros que no se deben perder.

 

Leslie Lerman (Productora de VFX) es una productora de efectos visuales con 20 años de experiencia. Comenzó su carrera como asistente de producción en Fight Club y pronto colaboró con Marc Forster en las películas Stay, Stranger than Fiction y Kite Runner.

En 2007 Lerman comenzó a trabajar en la franquicia James Bond, con Skyfall y Spectre, dirigidas por Sam Mendes. Ella supervisó la producción de VFX en múltiples unidades de filmación en distintos países y aportó más de 1,200 tomas de VFX a través de proveedores ubicados en todo el mundo.

 

Sus proyectos recientes incluyen Mary Poppins Returns, dirigida por Rob Marshall, así como Timmy Failure, dirigida por Tom McCarthy.

Lerman se graduó de la Universidad del Sur de California con una Licenciatura en Antropología Visual y una especialización en Cine-Televisión.

 

Dan Sudick (Supervisor de Efectos Especiales) es uno de los artistas de efectos visuales más respetados de Hollywood. Fue nominado a diversos Premios de la Academia® por su destacada labor en War of the Worlds, Master and Commander: The Far Side of the World, Captain America: The Winter Soldier, las cintas de Marvel The Avengers, Avengers: Infinity War, así como las tres películas de Iron Man.

 

Los créditos de Sudick incluyen Avengers: End Game, Avengers: Infinity War, Black Panther, Ant-

Man & Wasp, Spider-Man: Homecoming, Guardians of the Galaxy Vol. 2, Captain America: Civil War y Passengers, de Sony. Otros créditos son Fast and Furious 7, la cinta de Marvel Studios Ant-Man, Captain America: The Winter Soldier, Iron Man 3 y las películas de Marvel: The Avengers, Ant-Man and the Wasp. Su trabajo incluye Cowboys and Aliens, Thor, Iron Man 2, G.I. Joe: The Rise of Cobra, Iron Man, Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, Evan Almighty, The Haunted Mansion, Mission Impossible III, National Security, Cellular, Nutty Professor 2: The Klumps, Serenity, Dragonfly, The

Negotiator y Life.  Sudick supervisa actualmente la nueva versión de Suicide Squad, de James Gunn.

 

Jason Snell (Supervisor de VFX ILM) se graduó en 1994 de la Universidad Estatal de California, Chico. Fue el único fotógrafo de noticias para la filial de la CBS, KHSL-TV, ubicada en Chico.

Después trabajó en “The Tonight Show” y diversas comedias de situaciones televisivas en Los Ángeles.

 

Michael Barosky (Mezclador de Sonido de Producción) es un mezclador de sonido de producción ubicado en Nueva York que colaboró en grandes proyectos de cine y televisión durante 25 años. Su carrera abarca más de 75 créditos y ha colaborado con las personas más creativas en la industria. Fue nominado a un premio BAFTA por su trabajo en Un Lugar en Silencio, así como un Prime Time Emmy por “Master of None”. Recientemente terminó su labor en Harry Haft, de Barry Levinson, así como en la secuela Un Lugar en Silencio Parte II. 

 

Temas relacionados: