24
Vie, Jun

Por: Cortesía

Espectáculos

Shakira irá a juicio por fraude fiscal de 14,5 millones de euros

Shakira ha perdido la última oportunidad que tenía para evitar el juicio por fraude fiscal. La Audiencia de Barcelona ha tumbado el recurso de la cantante colombiana y ha confirmado el auto judicial que concluyó que había indicios de que había defraudado 14,5 millones de euros a Hacienda. Aunque la posibilidad de un pacto con la Fiscalía permanece abierta, Shakira no ha logrado de evitar el banquillo de los acusados y archivar la causa.

La investigación judicial abierta contra Shakira Isabel Mebarak Ripoll, nombre real de la cantante, concluyó el verano del año pasado. El juez sostuvo que, entre 2012 y 2014, la cantante ya era residente fiscal en España y, por tanto, debía pagar aquí sus impuestos, cosa que no hizo. Shakira ha sostenido desde el principio que durante esos años residió en Bahamas y que visitaba España de forma esporádica. Esa tesis fue desmontada por los inspectores de Hacienda, que indagaron en su vida privada en Barcelona junto al fubolista Gerard Piqué y concluyeron que su lugar habitual de residencia era España.

La defensa de Shakira presentó un recurso de apelación para insistir en que no hay pruebas directas de que esos años Shakira pasara “más de 183 días en España”, requisito que marca la ley para que un ciudadano sea considerado residente fiscal. La cantante también recordó que no mantiene ninguna deuda con la Hacienda española, ya que ha abonado los importes que se le han reclamado. Ahora, la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso y, aunque no entra al fondo del asunto, considera que hay indicios suficientes como para que esas discrepancias se resuelvan en el juicio oral.

El núcleo del asunto es saber si Shakira pasó esos años 183 días o más, y ahí el auto admite que existen discrepancias. Los “calendarios” elaborados por la Agencia Tributaria y por la defensa difieren en dos puntos: los días de “presencia parcial” y los otros en los que la cantante “sostiene haber estado sola en una masía de Perpinyà” (Francia)”, pese a que según Hacienda algunos de esos días estuvo en Barcelona. Más allá de errores o divergencias, los magistrados dicen que lo importante es “tomar una visión más general” y destacan que a lo largo de la investigación se han aportado “múltiples fuentes de prueba” (pagos con tarjetas de crédito, visitas a establecimientos utilizados por la cantante, listados de asistencia, las fotografías colgadas en redes sociales) para acreditar la estancia en España.

“Existen elementos suficientes para estimar que [Shakira] había fijado su residencia habitual en España” en los años bajo investigación; y que los días en que estuvo fuera deben considerarse salidas “ocasionales, puntuales o esporádicas”. Cita como ejemplo algunas decisiones que la artista tomó en 2012: “compró una vivienda” e inició las obras para dejarla a su gusto, alquiló “un estudio de grabación por un año”, recibió “visitas de familiares” e incluso hizo “seguimiento de su embarazo en una clínica de Barcelona”. La propia artista colombiana “reconoce haber estado en territorio español un elevado número de días” y “da por buenos las gran mayoría de los señalados” por los inspectores. La defensa había alegado que disponía de residencia fiscal en Bahamas, pero para los magistrados resulta un hecho “irrelevante” más allá de si el hecho de comprar una casa en las islas “acredita o no la residencia”, algo que también es objeto de debate jurídico.

La Fiscalía de delitos económicos de Barcelona estaba esperando esa resolución para presentar su escrito de acusación. Allí detallará las penas de cárcel que previsiblemente solicitará para Shakira por tres delitos de fraude fiscal. La posibilidad de que la artista y el ministerio público alcancen algún tipo de acuerdo -aceptar los hechos y pagar una multa a cambio de una rebaja de la pena que pueda evitar el ingreso en prisión- sigue abierta. Por ahora, sin embargo, la defensa de Shakira se mantiene firme en su posición de que no ha cometido ningún delito y en que dará la batalla en los tribunales.

Tras conocer el auto, fuentes de la defensa de la cantante aseguran que Shakira “continuará defendiendo su inocencia” con “argumentos jurídicos de peso” e interpretan que la desestimación del recurso es “simplemente un paso más del proceso”. “La conducta de Shakira en materia tributaria siempre ha sido intachable en todos los países en los que ha tenido que tributar”, añaden esas fuentes, que señalan que ha “confiado y seguido fielmente el criterio de los mejores especialistas y expertos asesores”. Esas fuentes recuerdan que no tiene ninguna deuda pendiente ya que abonó las cantidades reclamadas por Hacienda en diversos ejercicios (que suman más de 41 millones de euros) al margen de cuál sea la resolución del caso.

La Audiencia de Barcelona sí ha estimado, en cambio, el recurso presentado por el otro investigado en la causa, Ezequiel Camerini. Sus abogados, Diego Artacho y Cristóbal Martell, solicitaron el archivo de la causa porque los únicos indicios contra él se basaban en el hecho de que era “abogado y consejero global” de la cantante. Con apoyo de la Fiscalía, los magistrados les dan la razón porque constatan que Shakira tenía “otras personas que la asesoraban en materia tributaria, contable y mercantil” en España y porque no estaba al corriente de sus días de residencia en este país.

 

Temas relacionados: