19
Sáb, Jun

Por: Cortesía

Deportes

Tras no poder en Puebla con Lobos BUAP, los Cuervos podrían ser una realidad en San Luis

La famosa plataforma digital de streaming, Netflix, dio vida a uno de los mejores proyectos en torno al deporte que jamás se habían visto, pues Club de Cuervos mostraba de forma austera, sutil, innovadora y un tanto cómica el cómo se manejan los hilos del balompié azteca, teniendo un rotundo éxito en la pantalla chica llevándolo cada día más a una realidad cuando por primera vez en 2019 el nombre del equipo protagonista de la serie aparecía de forma seria como candidato a un puesto en la LIGA BBVA para suplir a los Lobos BUAP.

La idea no lucia tan descabellada en poder llevar un equipo ficticio a la realidad al ser la ciudad de Puebla su casa para sus últimas dos temporadas, por su parte, el equipo universitario de la Angelópolis y sus complicaciones económicas daban pie a que día tras día dejase de ser un sueño. Las pláticas entre Mario Mendívil, Carlos Alazraki y Michael Lam fueron una realidad, pero la propia Federación Mexicana de Futbol se encargó de bajar a todos de su nube al negarse ante la propuesta en la mesa, el motivo, fue por el enojo de los señores de pantalón largo quienes vieron con malos ojos las recreaciones de múltiples acciones que evidenciaban los fraudes y malos manejos del futbol en el país.

En el 2020 y tras el fracaso con Lobos BUAP que se convirtió en Bravos de Juárez, los Cuervos vieron un pequeño rayo de esperanza con el nuevo equipo en Mazatlán, pero desafortunadamente el proyecto nunca llego a más de un rumor y Monarcas Morelia pasó a ser lo que hoy conocemos como Mazatlán FC.

Cuando se creía que la Peste Negra no pasaría más allá de la pantalla, un nuevo rumor surgió en días recientes, pues se dice que el ex directivo de los Houston Astros, Jeff Luhnow y un grupo de inversionistas pagaran la cantidad de 40 millones de dólares al Atlético de Madrid por la franquicia potosina. En caso de concretarse esta transacción, Carlos Alazraki desempolvaría nuevamente el proyecto Cuervos Negros, pasando el equipo de San Luis a vestir los colores blanquinegros y cambiar su escudo rojiblanco que uso desde 2017 cuando se alió con los colchoneros.

 

Temas relacionados: