19
Jue, May

Por: Cortesía

Deportes

Tecatito Corona pudo llegar al Barcelona a los 15 años

Jesús Manuel Corona Ruíz, más conocido por su apodo Tecatito, ha firmado como jugador del Sevilla FC en la ventana invernal de fichajes, en enero de 2022. Tras seis temporadas y media en el Oporto, el extremo se ha unido al club andaluz y quiere dejar su huella en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. A continuación, repasamos la historia de cómo ha llegado hasta aquí y algunos datos que quizá no conozcas de su carrera hasta el momento.

Por qué empezó a jugar al fútbol

El inicio de Tecatito en el fútbol se debió a los consejos de un psicólogo. Dado que de pequeño era hiperactivo, un psicólogo animó a sus padres a probar el fútbol como forma de quemar energía. No se lo habían planteado hasta entonces, ya que su familia vivía en Hermosillo, donde el béisbol era más popular que el fútbol. Pero, una vez que el joven probó el deporte rey, se enamoró y rápidamente destacó ante los ojos de sus entrenadores.

El singular origen de su singular apodo

A los 15 años, el extremo se incorporó a la Academia del Monterrey y fue en los Rayados donde se ganó el apodo que se le quedó. Dado que el Monterrey estaba patrocinado por la cervecera local Cuauhtémoc Moctezuma, al club no le entusiasmaba que el nombre Corona, uno de los principales competidores de su patrocinador, apareciera en la camiseta del jugador. Por eso, se les ocurrió poner Tecatito, en referencia a la marca de cerveza Tecate, patrocinadora del club.

Sus vínculos con el FC Barcelona

Los padres de Tecatito no querían que su hijo dejara México demasiado pronto. Por ello, incluso rechazaron una propuesta del Santos cuando tenía 15 años. Sin embargo, la familia empezó a estudiar posibles destinos en Europa y una de las opciones fue fichar por el FC Barcelona y jugar en el Barça B. Aunque el extremo ha revelado que es un gran admirador del club catalán, rechazó esa propuesta porque quería jugar en la élite. Eso le hizo fichar en su lugar por el Twente de la Eredivisie en 2013 y luego por el Oporto en 2015, donde ha estado hasta su fichaje este enero por el Sevilla.

El premio al Gol del Año

El jugador de 29 años se ha convertido en una pieza clave para México a lo largo de los años, consiguiendo más de 60 convocatorias desde su debut en 2014. Uno de sus goles es inolvidable e incluso fue nombrado como Gol del Año de CONCACAF en 2016. Se trata de su increíble gol en solitario en el encuentro de México contra Venezuela en la Copa América Centenario, cuando Tecatito se abrió paso entre cinco defensas rivales antes de rematar para el 1-1 final.

Su ídolo de la infancia

Todas las estrellas del fútbol tienen referentes en los que se fijan cuando están empezando y, en el caso de Tecatito, quedó prendado de Cuauhtémoc Blanco, el mediapunta que pasó la mayor parte de su carrera en el Club América y que tenía una estatura similar a la de Tecatito. Blanco es el décimo jugador de la selección mexicana con más partidos disputados, y es el tercer máximo goleador en la historia del Tri, con 39 goles en sus 120 partidos.