04
Vie, Dic

Ridículo del Real Madrid en Champions League

Foto: Cortesía

Deportes

El debut en Champions del equipo más ganador de Europa resulto ser vergonzoso, pues la pesadilla para el Real Madrid duro 45 minutos, suficientes para que el Shakhtar Donetsk exhibiera a un equipo merengue que no metió las mano en la derrota ante este equipo ucraniano.

Pareciera que lo visto hoy por el equipo de Zinedne Zidane es la continuación de aquel fatídico partido en octavos en contra del Manchester City, pues errores puntuales hicieron que antes de la media hora de juego el equipo español ya fuera abajo en el marcador con gol de Teté.

Si no fuera poco el ir abajo en el marcador, un autogol de Raphael Varane al 33 llegaría a poner cuesta arriba el partido para los merengues, quienes nunca se encontraron cómodos en el Di Stéfano, llevándose incluso otro tanto antes del término de la primera mitad en un espectacular jugada que definió de buena manera Manor Solomon.

Tuvieron que pasar 20 años para que el equipo español recibiera tres tantos en una primera mitad, pues la última vez que esto paso fue en la edición del año 2000 cuando enfrentaron al  Bayern Munich.

Ya en la segunda mitad el Madrid salió con otra cara y empezaría a soñar con la remontada cuando Modric marcara un golazo de media distancia a los 55 minutos, gol que alzaría los ánimos en su equipo viéndose ligeramente mejor que su rival, entendiendo Zidane el momento y mandando a Vinicius a la cancha en busca de acercarse al marcador.

El ingreso del atacante madridista no pudo ser mejor, pues apenas con 15 segundos en la cancha este lograría convertir el segundo gol de la noche para su equipo y ponerse a tan solo uno del empate el cual parecía factible.

Los intentos solo se quedaron en eso, pues el Shakhtar entendió el partido y supo cómo frenar a un Madrid que venía fino en la segunda mitad con el único objetivo de empatar el juego.  Al final de cuentas Zidane y su equipo no logró conseguir sacar un punto de su cancha y así romper una racha de doce años consecutivos sin que el Madrid perdiera en su debut en Champions.

Algunos datos interesantes salieron de este 3-2, pues Vinicius se convirtió en el gol más rápido de un suplente en Champions al solo tomarle 14 segundos en anotarlo, superando a Ricken que le llevo un segundo más en la edición de 1997 cuando jugaba para el Dortmund. Además esta es la primea vez que Luka Modric anota como local vistiendo la playera merengue, pues sus anteriores cinco goles habían sido en Manchester, Copenhague, Lviv, Nicosia y Brujas.

Ahora Zidane y compañía deberán dejar atrás este resultado para concentrarse en el partido más importante del año el cual es en contra del Barcelona, equipo que goleo 5-1 al Ferencváros de Hungría en su partido de Champions League. Ambos equipos españoles vienen de perder en LaLiga de manera sorpresiva.

 

Temas relacionados: