Megan Rapinoe no dudaría en quitarle el puesto a Donald Trump como presidenta de EU

Foto: Cortesía

Deportes

La actual campeona del mundo, Megan Rapinoe, hace un guiño a un posible futuro en la política en los estados unidos, llegando a declarar que no descarta esa posibilidad de algún día estar presente en las lecciones para poder gobernar su país.

 La idea de la ganadora del balón de oro no luce descabellada, pues son varios los futbolistas que han optado la política luego de su retiro como el caso de Cuauhtémoc Blanco o Manuel Negrete siendo este último alcalde de Coyoacán. 

El hecho de que esta jugadora quiera estar en la política no debería ser sorpresa para nadie, pues en múltiples ocasiones se le ha visto declarar en contra de Donald Trump y su mala gestión durante su instancia como gobernador del país de las barras y las estrellas. Llegando a señalarlo como racista, homofóbico y sexista.

En su declaración para una televisora estadounidense, la jugadora de la selección femenil de Estado Unidos, hablo de cómo sus acciones y pensamientos del presidente  ha permeado en la gente, creando un pueblo que solo genera odio, desesperación, ansiedad y miedo en todo momento, siendo para ella muy obvio que en estos años no han progresado nada como sociedad.

“Tenemos un nacionalista blanco en la Casa Blanca escupiendo odio. La exclusión del resto del país solo ha hecho que desencadenar más división entre las personas, más desesperación, más ansiedad y más miedo“.

Ante la pregunta sobre si ella se veía en algún momento de su vida en las elecciones, Rapinoe declaró que no descarta esa opción, pero si es que se presenta seria para ser presidenta e irse a lo grande, llegando a conformar un grupo de gente calificada para estar con ella en todo momento durante su mandato.

“Aunque parezca una locura, no lo descarto ni le cierro la puerta totalmente. Pero si me presento es para ser presidenta, si me meto, que sea a lo grande y me rodearía de gente inteligente y cualificada”.

Para concluir la deportista aclaró que ella no se adjudica el estatus de inteligente y mucho menos que forzosamente tiene que gobernar el país, pues admite que los conocimientos para ser líder no los tiene, pero no descartaría esa opción de iniciar en el equipo del demócrata Joe Biden, candidato al que siempre ha mostrado su apoyo y con quien estaría dispuesta a formar una unión.

 

Temas relacionados: