17
Dom, Oct

Por: Cortesía

Deportes

Los "malditos penales" se le volvieron a aparecer a México en Tokio 2020

Duelo interesante de semifinales  en el estadio del Kashima Antlers donde los últimos campeones olímpicos se vieron las caras. México llegó con el objetivo claro de eliminar a Brasil y avanzar a la final en busca de un nuevo oro que consagrase una espectacular actuación, por otro lado, los cariocas antes de pensar en el bicampeonato olímpico tenían que rebasar la barrera complicada que significaba la escuadra tricolor.

Las acciones de peligro fueron iniciadas por parte de la escuadra brasileña al minuto 13 cuando Arana quedase con un balón dominado en el área,  rematando el casaca 6  fuertemente a la zona donde el portero Guillermo Ochoa ya se encontraba para atajar a dos manos y evitar la caída de su marco apenas en el inicio del compromiso.

Dani Alves  al 22 encontró de tiro libre una nueva oportunidad de anotar para su equipo, rematando el jugador del Sao Paulo fuertemente entre la defensiva mexicana atajando Ochoa en el fondo denegando por segunda ocasión  el tanto brasileño que los pusiese adelante en el electrónico.

Cinco minutos después una jugada polémica llegaría al partido, pues Douglas Luiz dentro del área intentó engañar al silbante esperando la llegada de Joaquín Esquivel para impactarse y caerse en busca de la pena máxima. De primera instancia el silbatazo señaló la infracción desde los once pasos, pero en la revisión realizada desde el VAR la decisión fue echada atrás.

La primera jugada de peligro del combinado tricolor empezó de los botines de Alexis Vega, quien  apretó en el medio sector y consiguió una pelota que de inmediato dio movilidad con un cambio de juego a la zona de Uriel Antuna, bajando su compañero de club la bola de forma impecable avanzado hasta ver el rebase de Luis Romo quien recibió un pase adelantado del “Brujo” para rematar de primera intención atajando el guardameta para mandar tiro de esquina

Para el desenlace del partido,  la decisión de Jaime Lozano de sacar a Joaquín Esquivel y dar paso a Charly Rodríguez dio un giro distinto al compromiso, pues la incomodidad generada en zona por el jugador mexicano puso impreciso a la saga carioca que en 45 minutos solo encontró una jugada clara de gol.

A diez de cumplirse los 90 reglamentarios, Dani Alves sacó un centro al manchón penal donde Richarlison rozó para cimbrar el poste y hacer que la bola se pasease cercano a la línea de gol, en segunda jugada el mismo casaca diez intentó contrarrematar pero su disparo fue ineficiente.

La prórroga siguió bajo la misma línea que el segundo tiempo, donde Brasil y México con poca profundidad buscaron ese gol que culminase la serie y otorgarse el pase a la gran final,  pero las faltas se apoderaron de los minutos finales previo a los penales buscando ambas selecciones no arriesgar de ganar sobre los once pasos.

La última instancia en las semifinales fue requerida ante los equipos del continente americano, quedándose Brasil con la tanda de penales tras un mal inicio donde Eduardo Aguirre y Johan Vásquez fallaron sus disparos. Charly Rodríguez convirtió en el tercer intento pero Reiner con su gol entonó el silbatazo que puso fin al sueño mexicano con el oro olímpico.

Jaime Lozano y sus pupilos quedaran a al espera de lo que pase en el juego entre Japón y España para definir quien será su rival del día viernes en busca del tercer lugar que otorga la medalla de bronce. Brasil por su parte irá en busca de un bicampeonato que coloque en el selecto grupo de que ha podido lograr esta proeza, siendo Argentina la selección más reciente en conseguirlo con los Olímpicos de Atenas 2004 y Pekin, China en 2008.

 

Temas relacionados: