17
Dom, Ene

La vez que Carlos Poblete estuvo a punto de morir

Foto: Cortesía

Deportes

El histórico jugador del Puebla, Carlos “Búfalo” Poblete, siempre destacó por su increíble capacidad futbolística y su gran cuota goleadora como delantero, convirtiéndose rápidamente en figura del equipo camotero, teniendo una carrera plena sin restricciones por algún tipo de condición física o lesión que lo limitara durante su estadía en el futbol mexicano.

Años posteriores a su retiro como futbolista, el Búfalo sufrió un problema físico grave, algo que jamás había tenido durante su carrera, pues en entrevista para el canal de YouTube de Javier Alarcón, el chileno contó que su vida corrió peligro por un problema cardiáco que lo llevó a ser internado y puesto en terapia intensiva.

“A los 41 años estaba joven y seguía cascareando los fines de semana, estaba de moda tomar muchas bebidas energizantes, no fue nada de colesterol ni se me tapo ninguna arteria, tuve un colapso por presión sanguínea externa y fue terrible”.

El hospital de la Beneficencia Española fue donde Carlo Poblete llegó de emergencia para tratar ese malestar que sentía, pues desde su casa empezaron los malestares, argumentando que al verse al espejo sabía que algo no andaba bien por su aspecto pálido y sus labios morados que tenía.

“Me llevaba mi compadre y mi señora en la noche, durmiendo ni haciendo ejercicio ni nada, me empecé a ahogar y me faltaba el aire y tranquílamele empezamos a cambiar para llevarme y cuando me vi al espejo dije que ya bailó Bertha, estaba pálido con los labios morados y ahí en friega con la presión mi señora paso con mis compadres cambiamos de coche y me llevo hecho la mocha”.

Una vez dentro del hospital, el doctor le haría saber al Búfalo que pasaría a terapia intensiva debido a que su malestar se trataba de un preinfarto, situación que asustó al exfutbolista camotero hasta el borde de las lágrimas pidiendo a su compadre que se hiciera cargo de su familia, pero milagrosamente no tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, estabilizándolo solo con un cateterismo.

“Cuando llegamos a urgencias me pusieron las cosas y me dijo el doctor que fuéramos a terapia intensiva que tenía un infarto, me doblé y me puse a llorar y encárgale mi señora y mis hijos a mi compadre Juan, ya cuando me desperté estaba en terapia, no me tuvieron que intervenir, me hicieron después un cateterismo, se me había colapsado una pequeña arteria peor el susto no te lo quita nadie”.

Posterior a eso, Carlos Poblete se realizó exámenes médicos siendo siempre estable, a lo cual decidió seguir con su vida normal practicando deporte hasta hoy en día, pues el ejercicio es una actividad que resulta de su agrado y que lo mantendrá fuerte con el paso de los años.

“Me hice exámenes y nada, me habré cuidado uno o dos meses y seguí con mi vida normal, nunca he tenido ni he vuelto a tener nada raro, corro, juego, ando en bici, me gusta hacer ejercicio”.

 

Temas relacionados: