01
Mié, Dic

Por: Cortesía

Deportes

Japón ya sabe lo que es ganarle a México una medalla de bronce en futbol

México está a noventa minutos de obtener la segunda medalla en futbol en toda la historia del olimpismo, pero para eso deberá cobrar venganza de Japón, equipo al que se medirá en el cotejo por el bronce este viernes a las 4 de la mañana, hora del centro de México.

Pero este juego, además de lo que sucedió en la primera ronda de estos mismos juegos en donde los asiáticos le ganaron a México, tiene otro antecedente, uno que se remonta a 53 años atrás. 

Fue en México 68 cuando el cuadro mexicano, impulsado por su condición de local y usando una plantilla con futbolistas profesionales a diferencia de los demás países, se coló hasta las semifinales del certamen, aunque cayó por 2-0 ante Bulgaria, por lo que tuvo que conformarse con la pelea por el bronce. 

En ese encuentro se midió a Japón en un estadio Azteca abarrotado; sin embargo, el resultado fue negativo y los nipones se alzaron con la victoria de 2-0 dejando al conjunto azteca con las manos vacías. 

Por ende, para el choque de este viernes la idea de México es conseguir esa presea ya que significaría la segunda en la historia del futbol varonil, teniendo hasta estos momentos la de oro obtenido en Londres 2012.

Ante Japón y con el Estadio de Saitama de testigo,  Jimmy Lozano estará viviendo sus últimos momentos como técnico del Tri sub-23, pues luego de silbatazo final este entrenador dejará su puesto aun y si consigue ganar la medalla de bronce, teniendo como finalidad afrontar nuevos retos pero no con equipos de categoría inferior, sino con instituciones consolidadas en alguna liga del mundo.

Poder ganarle a los nipones quizá sea uno del pendiente que Lozano tenga antes de dejar al Tri sub-23 que tomó en diciembre de 2018, pues ni en fase de grupos de Tokio 2020 ni en semifinales del torneo Esperanzas de Toulon, el queretano pudo vencerlos, cayendo 2-1  y en tanda de penales respectivamente.

La ilusión de traer a casa una medalla aunque sea de bronce no ha decaído en el combinado tricolor, demostrando en ruedas de prensa previas a su duelo contra Japón esa hambre de querer salir ganadores de la serie.

Una ventaja que puede tener México sobre los japoneses está el tema de la condición física, pues los futbolistas aztecas solo disputaron una serie en tiempos extras que fue ante Brasil, mientras que los nipones lo hicieron en dos ocasiones, primero ante Nueva Zelanda y posteriormente en semifinales ante España.

El cansancio acumulado puede repercutir en la última media hora de juego para los japoneses, viendo posiblemente  un futbol menos dinámico al mostrado en la fase de grupos, siendo eso una pequeña brecha que el Tri puede aprovechar para dominar y poder sentenciar el juego.