07
Vie, May

"El hincha siempre tiene que soñar": Nicolas Larcamón.

Por: Cortesía

Deportes

Con gran futbol y determinación, el equipo del Puebla que comanda el técnico Nicolas Larcamón se ganó su puesto a los cuartos de final de forma directa, esperando ahora su rival ante los inminentes juegos de reclasificación que aún no están en su totalidad definidos. 

El torneo regular terminó para la Franja, y por segundo torneo consecutivo la Angelópolis afrontará el reto de los cuartos de final, si bien aún no el rival no está definido, el técnico camotero declaró posterior al duelo ante Santos que los hinchas deben de seguir soñando con algo grande, que la ilusión permanezca en sus futbolistas y su accionar pues ellos tratan de volver eso una realidad entendido que esto es un nuevo reto de 180 minutos el cual deberán saber manera con total mesura y sensatez. 

“El hincha siempre tiene que soñar y más cuando ven en cancha a estos jugadores que se entregan en cancha que juegan al futbol no es solo entrega de voluntad, son valientes a la hora de intencionar juego, hoy un partido recontraintenso con espacios reducidos, con una presión asfixiante por parte del rival pero siempre que tuvimos la pelota buscamos darle destino antes que dividir, así que eso es fundamentado para que cualquier hincha del Puebla pueda soñar. Nosotros que somos los protagonistas tiene que ser mesurado, entender que todavía nos queda varias llaves de pensar en una hipotética final, entones en ese sentido lo más inteligente de mi parte es enfocar 100 la tarea a trabajar el partido de la mejor forma, en este caso la llave de 180 minutos a la espera de nuestro ritual, con mesura y sensatez de no ver más allá de lo que son los cuartos de final”. 

Respecto al juego ante los Guerreros, el mandamás de la Angelópolis reconoció que su rival fue difícil en todo momento, pero aun y con esas dificultades durante los 90 minutos supieron cómo resolver, reconociendo el gran trabajo del cuadro titular y de los cambios que sin duda fueron de ayuda para lograr el objetivo. 

“El balance es positivo enfrentamos un gran rival que se hace fuerte en su casa, que tiene trabajo detrás, que tiene buena jerarquía en sus jugadores ya así sabíamos que para llevarnos algo había que redoblar los esfuerzos para tener chance de lograr terminar entre los mejores del campeonato y así fue, un trabajo colectivo espectacular, todos y no solo los 11 que partieron del partido sino que los que entraron de recambio hicieron un buen laburo y eso nos permitió cumplir con el objetivo que era sumar”.

Entendiendo y recalcando el hecho de que América y cruz Azul comen en otra mesa en este Guard1anes2021, el terminar en ese segundo lote de clasificados es bueno ya que asegura liguilla, una fase del torneo el cual sabe que se juega distinto y que los detalles cuentan al máximo. 

Además, el ser terceros no es una ventaja o adjudica a su equipo una etiqueta de favorito, pues los juegos son de otro carácter que se deben jugar en ambos terrenos y todo puede pasar. 

“Indudablemente que el trabajo de Cruz azul y América  fue muy destacable, fueron los dominadores del torneo y nosotros entramos en ese segundo pelotón que terminó ganando esa carrera, pero sabemos que la liguilla es un torneo distinto, donde los detalles juegan otro papel, donde hay que saber competir de local y visitante, eso pierde efecto sobre lo que tiene que ver con el favoritismo".

Humildad es como Larcamón recomienda tomar esta liguilla para sus pupilos, pues si bien el hecho de terminar terceros es un gran logro que vale mucho internamente, saben que la competencia demandará mucho trabajo y entendimiento del posicionamiento actual de cada plantel. 

“Tenemos que bañarnos de humildad saber que todo lo que se logró vale muchísimo pero nos pone a entender que es momento de trabajar y entender el momento de competencia que enfrentamos ahora”.

 

Temas relacionados: