01
Lun, Mar

El del Puebla y otros penales a dos toques anotados en el futbol

Foto: Cortesía

Deportes

En esta semana el equipo del Puebla pudo presumir un penal el cual quedará en la historia del club y obviamente no es el anotado esta jornada ante el Querétaro por el “Fideo” Álvarez.

Pues luego de suscitarse la noche del sábado el juego polémico entre América y Atlas, la pena máxima cobrada por Córdoba que anotó Henry Martin quedó como una definición exquisita vista en muy pocos partidos, recordando las redes sociales del club poblano esto al presentar evidencia que ese tipo de cobro ya se había visto en el Cuauhtémoc años antes.

Hace 14 años, un hecho similar pasó pero en la Liga de Ascenso o conocida por mucho como la Primera A, los protagonistas de un cobro similar al ejecutado por los futbolistas del América fueron Javier Robles y Álvaro “Bola” González, que en aquel entonces jugaban para el equipo del Puebla.

El atrevimiento de los comandados por Sánchez Solá se suscitó en el juego de vuelta de los cuartos de final en contra de Coatzacoalcos que en ese entonces era una filial del extinto Veracruz, aquel cotejo finalizó con una victoria de los camoteros por marcador de 3-1 con un global de 5-3 abriéndose paso los poblanos a las semifinales de aquel Apertura 2006, torneo en el que terminaron por coronarse ante una serie dramática en contra del Coatzacoalcos.

Hasta este momento, solo se tiene el registro de que los equipos del Puebla y el América han ejecutado un penal a dos toques, siendo las Águilas los primeros en probar suerte en el lejano torneo 73-74, siendo más exactos en la jornada 1 de la Copa México en contra de los Diablos Blancos del Torreón. En aquella ocasión la dupla de Mario “Pichojos” Pérez y Carlos Reynoso no fue efectiva  de cara a portería errando el disparo.

Aunque es cierto que el cobro de Johan Cruyff y Jesper Olsen (Ajax)  es de los más conocidos junto al de Messi con Suarez (Barcelona), el primer cobro según la FIFA se suscitó en mayo de 1957 en el juego de Irlanda en contra de Portugal, donde los irlandeses  Jimmy Mcllroy y Danny Blanchflower sorprendieron y maravillaron a todo los expectantes con dicho atrevimiento.

 

Temas relacionados: