De ver a su padre jugar, a convertirse en futbolista del Puebla

Foto: Cortesía

Deportes

Puebla.- Pasó de ver jugar a su padre en los representativos amateurs de los Leones Negros de la U de G a los seis años, a convertirse en una futbolista titular en el Puebla Femenil, así ha sido la historia de Lía Morán, quien con 17 años destaca en las canchas.

Su gusto por el deporte más popular del mundo empezó para la oriunda de Guadalajara, empezó gracias a su progenitor y la llevó a participar en equipos de fútbol como el COMUDE Tapatío y el centro de formación de Chivas Gigantera, esto le permitió desarrollarse y dar los primeros pasos hacia el profesionalismo.

“Chivas abrió visorias para sus escuelas, pero me quedé en el segundo filtro, no me di por vencida y en una final en un torneo con Gigantera, Jorge Peredo; auxiliar técnico del primer equipo femenil; se fijó en mí y me ofreció jugar en Primera División”, declaró en entrevista.

A los 14 años de edad, en vísperas de cumplir los 15, ella formó parte del cuadro del rebaño sagrado para el Torneo Apertura 2017, certamen inaugural de la Liga MX Femenil. Desgraciadamente la juventud le pagó factura, debido a que únicamente fue convocada para un partido y no pudo debutar en el máximo circuito.

"Presencié momentos amargos y bonitos en un solo semestre. El partido que me convocaron fue contra Tigres en "El "Volcán", lo mejor fue el campeonato que se ganó en casa a Pachuca. Para el siguiente torneo, me bajaron al equipo piloto, mi profe me exigía mucho, yo creía que le caía mal o algo así, luego entendí que no, entendí que si podía hacerlo y dar mucho más”.

En la búsqueda de continuar con su sueño, 18 meses más tarde, tomó una decisión que cambió su vida por completo, dejó su ciudad natal para realizar pruebas con Club Puebla y formar parte de la plantilla para el Apertura 2019.

“Dejé a mis papás, a mis 3 hermanas, no fue sencillo, pero su apoyo me ayudó bastante. (Ahora) muy alegre de poder estar aquí, cumpliendo mi sueño y muy agradecida con el club por darme esa oportunidad”.

Con la Franja, la dorsal “5” ha participado en 26 encuentros, aproximándose a los 2000 minutos sobre el rectángulo verde, además ha sido llamada a concentraciones con la Selección Nacional Sub 20.

“Personalmente quiero ganarme la titularidad y mantenerme ahí, ser una pieza fundamental en el 11 titular, ganar más experiencia y meter mi primer gol. Grupalmente es ganar en casa, reconozco que nos cuesta bastante, también el entrar a liguilla y por último quedar campeonas, porque se vale soñar con eso”.

 

Temas relacionados: