29
Dom, Nov

Una sátira sobre los estereotipos raciales de Hollywood gana el 71º National Book Award

Foto: Cortesía

Cultura

A esta edición se han presentado muchos autores noveles, la mitad de ellos publicados por editoriales independientes

En una conferencia virtual, que sustituyó por culpa de la pandemia la tradicional cena de etiqueta en un lujoso restaurante de Manhattan, la Fundación Nacional del Libro estadounidense ha anunciado en la noche de este miércoles el fallo de la convocatoria anual de sus premios, los National Book Awards, que junto con el Booker (cuyo designio se conoce hoy jueves) son los galardones literarios más importantes del ámbito anglosajón. A esta edición, que hace la número 71ª, se presentaron 1.692 títulos; de los 25 finalistas, un tercio eran noveles, la mitad de ellos publicados en editoriales independientes.

El premio en la categoría de ficción ha sido para Charles Yu y su novela Interior Chinatown. El jurado valoró tanto la estructura, en forma de guion, como la sátira irreverente con la que Yu, un abogado que dejó las leyes para dedicarse a escribir, desmonta estereotipos raciales a través de la figura de un actor asiático-americano que pretende superar el cliché de los papeles de repartidor o esbirro obediente en el despiadado mundo de Hollywood. El jurado ha destacado la “maravillosa inventiva” de Yu, y el tono “a ratos hilarante, a ratos desgarrador” del relato. Interior Chinatown es la cuarta novela de Yu, que en 2007 fue considerado uno de los cinco escritores menores de 35 años más prometedores del país.

“No puedo sentir mi cuerpo ahora, creo que voy a derretirme”, dijo emocionado Yu durante su improvisado discurso de aceptación del premio, añadiendo que estaba tan seguro de que no iba a ser el ganador que no había preparado ninguna alocución. La frialdad de la convocatoria virtual, que sin embargo atrajo a un mayor número de espectadores —la tradicional cena en el Cipriani de Wall Street de anteriores ediciones solo congrega a 700 elegidos—, se vio en parte compensada por la genuina sorpresa de Yu.

En la categoría de no ficción, se alzaron con el reconocimiento los hermanos Les y Tamara Payne por The Dead are Arising: The Life of Malcolm X, una biografía monumental del líder negro cuya documentación había empezado a recopilar su padre. “Es un momento realmente agridulce este”, dijo Tamara Payne al recibir el premio, “me gustaría tanto que mi padre estuviera aquí ahora mismo”. El veterano escritor de novela criminal Walter Mosley recibió el galardón a toda su carrera literaria, convirtiéndose en el primer autor negro que lo obtiene en los 32 años de existencia de esta categoría. Como en ediciones anteriores, hubo también reconocimientos en las modalidades de literatura juvenil, traducción y poesía.

La pujanza de las editoriales pequeñas, independientes o universitarias, señala el diario The New York Times, llama especialmente la atención en un año pésimo en difusión y ventas, oscurecido por la pandemia y la competencia aplastante del comercio electrónico, y en el que solo las grandes editoriales han visto aumentar sus ventas un 7% con respecto a 2019, mientras miles de pequeñas librerías se han visto obligadas a cerrar por la paralización de la economía. El recrudecimiento de la crisis sanitaria, que ha entrado de lleno en su segunda ola y ha causado la muerte de 250.000 personas, se cierne como nuevo nubarrón sobre el negocio editorial. El ejemplo de la mítica librería neoyorquina The Strand, una institución de casi un siglo de vida cuya supervivencia peligra por la caída de las ventas, es definitorio de la crisis que atraviesa el sector.

EL PAÍS. 

 

 

Temas relacionados: