23
Vie, Abr

Un Van Gogh desconocido rompe récord y se subasta por 13 millones de euros en parís

Foto: Cortesía

Cultura

Una pintura nunca antes vista de Vincent Van Gogh rompe récord al ser vendida muy por encima de su precio estimado en París.

Son pocos los ejemplos de pinturas de Van Gogh que pertenecen a colecciones privadas. En la actualidad, muchas de ellas son parte del acervo de instituciones culturales y de museos, que permiten su exhibición al público. Sin embargo, una nueva pieza rompió cualquier expectativa al ser vendida en 13 millones de euros en París, después de un siglo de no haber sido exhibida jamás.

Una obra valuada por encima de su precio

Los historiadores del arte que valuaron la obra, titulada Scene de Rue à Montmartre, estiman que fue pintada alrededor de 1877. El día de hoy, la pieza se vendió por 13 millones 91 mil euros, según la casa de subastas Sotheby’s. Originalmente, sin embargo, se pensó que se vendería en no más de 8 millones de euros.

Por esta razón, de acuerdo con la misma institución, el precio de venta rompió con cualquier registro que el artista hubiera tenido en toda Francia. Ésta fue la obra culminante en un evento en el que se vendieron otras 33 pinturas de la autoría de Degas, Magritte, Modigliani, Klee y Rodin, por mencionar algunos.

Scene de Rue à Montmartrepertenece a una serie de más de 200 pinturas que Van Gogh produjo durante su etapa en París. En ésta, se aprecia la vista de los molinos de viento que se encontraban en el barrio bohemio de Montmartre que, en ese entonces, se encontraba a las afueras de la ciudad.

Por esta razón, de acuerdo con la misma institución, el precio de venta rompió con cualquier registro que el artista hubiera tenido en toda Francia. Ésta fue la obra culminante en un evento en el que se vendieron otras 33 pinturas de la autoría de Degas, Magritte, Modigliani, Klee y Rodin, por mencionar algunos.

Scene de Rue à Montmartrepertenece a una serie de más de 200 pinturas que Van Gogh produjo durante su etapa en París. En ésta, se aprecia la vista de los molinos de viento que se encontraban en el barrio bohemio de Montmartre que, en ese entonces, se encontraba a las afueras de la ciudad.

Una pieza única en su especie

A pesar de que no se considera una de sus piezas más esplendorosas, es una realidad que el valor histórico de la misma radica en el periodo en el que fue pintada. De la misma manera, ostenta claros ejemplos de tonalidades ocre de la “paleta holandesa“, adecuada para pintar una escena del área limítrofe de la capital francesa.

Además, de acuerdo con Aurelie Vandevoorde, directora de arte impresionista y moderno de Sotheby’s en París, encontrar un ejemplo de la serie de Montmartre es todo un acontecimiento:

“Las pinturas de la serie Montmartre son raras: es muy probable que susciten mucho interés por parte de compradores privados, los principales coleccionistas de Van Gogh de todo el mundo y probablemente también de instituciones”, señaló la experta la AFP antes de la venta.

Más allá del notable precio de venta, no se ha revelado información a propósito de la identidad del comprador. Sin embargo, Claudia Mercier, una subastadora contratada por los dueños de la pintura, resaltó el hecho de que la obra había sido analizada por el museo Van Gogh en Ámsterdam que, en sus palabras,”había mostrado un gran interés en la obra“.

MUY INTERESANTE.

 

Temas relacionados: