18
Dom, Abr

Un meteorito extremadamente raro cae en el patio de una familia en Inglaterra

Foto: Cortesía

Cultura

El meteorito de 300 gramos es parte de los restos de la formación del Sistema Solar, hace unos 4.6 mil millones de años y cayó en la puerta de una familia inglesa.

Año con año, más de 16 millones de toneladas de meteoritos caen en la Tierra y sin embargo, encontrar uno es una posibilidad en un millón. Más difícil aún es abrir la puerta de tu casa y hallar una roca interplanetaria, formada en los orígenes del Sistema Solar.

Esto fue exactamente lo que vivieron Rob, su esposa Cathryn y su hija Hannah Wilcock la mañana del primero de marzo de 2021, en el tranquilo poblado de Winchcombe, al suroeste de Inglaterra.

Unas horas antes, poco antes de las 10 de la noche, cientos de personas captaron un bólido de fuego cruzando el cielo nocturno y precipitándose rápidamente a un punto sin identificar de Winchcombe. Acto seguido, Hannah escuchó una pequeña explosión en el patio. Miró por la ventana y ante la imposibilidad de distinguir el objeto en la oscuridad, volvió a su habitación.

A la mañana siguiente, los Wilcock hallaron una pequeña roca negra rodeada de polvo parecido al carbón en el sitio de impacto. Y aunque a primera vista creyeron que alguien había tirado carbón vegetal en la propiedad –según su declaración a la BBC–, las noticias del bólido de fuego de la noche anterior los pusieron en contexto.

El primer investigador en ponerse en contacto con los Wilcock fue Richard Greenwood, geólogo y experto en meteoritos e investigador de ciencias planetarias en la Open University, y una vez que observó las fotografías de la familia, supo que estaban frente a un hallazgo único.

Se trata del primer meteorito que se recupera después de caer en el Reino Unido desde 1991. No sólo eso: el fragmento principal está formado de 300 gramos de condrita carbonosa, uno de los materiales más antiguos del Sistema Solar, y tiene una edad aproximada de 4.6 mil millones de años.

Para explicar la magnitud del hallazgo, el Museo Nacional de Historia Natural del Reino Unido, explicó que de los 65 mil impactos de meteorito conocidos en todo el mundo, sólo 51 han estado compuestos de condrita carbonosa.

El meteorito fue donado amablemente por los Wilcock al Museo Nacional de Historia Natural, donde los científicos continuarán estudiando su composición, con la intención de conocer un poco más sobre el origen de nuestro vecindario cósmico a partir de sus materiales.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: