19
Mar, Ene

Trump califica de “vergüenza” el nuevo paquete de rescate por la pandemia y sugiere que podría no firmarlo

Foto: Cortesía

Cultura

El colosal proyecto de ley aprobado ‘in extremis’ por el Congreso con amplio consenso de los dos partidos contempla ayudas por valor de 900.000 millones de dólares a familias y empresas.

El nuevo rescate a la economía aprobado la noche del lunes por el Congreso, después de meses de bloqueo y de una frenética negociación final para eludir el cierre gubernamental, se ha encontrado apenas 24 horas después de aprobado con un inesperado y grave contratiempo. El presidente, Donald Trump, que debe firmar dicha legislación que contempla 900.000 millones de dólares en ayudas urgentes a familias y empresas golpeadas por los efectos de la crisis sanitaria, ha insinuado este martes por la noche que se resistirá a hacerlo, pues la considera una “vergüenza”.

El mandatario, en un breve vídeo difundido por Twitter, ha pedido a los legisladores que eleven de 600 a 2.000 dólares la cuantía “ridículamente baja” de los cheques que el proyecto de ley contempla que reciba la mayoría de adultos estadounidenses. La idea de un nuevo envío de cheques, por la mitad de la cantidad de los remitidos en primavera, es precisamente de su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. También destaca el presidente otra serie de medidas contenidas en la legislación que considera un “derroche”.

El documento aprobado el lunes, de 5.593 páginas, contiene, además de ayudas, la financiación del Gobierno hasta el mes de septiembre y supone un desembolso total de 2,3 billones de dólares. El proyecto de ley contó con un amplio apoyo de los dos partidos en el Capitolio, aprobándose en la Cámara de Representantes por 359 a 53 votos y en el Senado, de mayoría republicana, por 92 a seis. Trump se ha mantenido alejado de las negociaciones en los últimos días.

“Pido al Congreso que enmiende este proyecto de ley y aumente los ridículamente bajos 600 dólares a 2.000, o 4.000 dólares por pareja. Pido también al Congreso que se deshaga inmediatamente de los elementos derrochadores e innecesarios de esta legislación, y que me envíe un proyecto de ley apropiado, o si no la próxima Administración tendrá que sacar un paquete de alivio por la covid, y quizás esa Administración seré yo”, ha dicho Trump, en un vídeo de 35 segundos, en el que sigue manteniendo la esperanza de permanecer en la Casa Blanca a partir del 20 de enero, a pesar de haber perdido las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Los amplios márgenes con los que la legislación salió adelante en las dos cámaras del Congreso indican que podrían fácilmente revertir un eventual veto del presidente, aunque en el vídeo no dice expresamente si está dispuesto a bloquearlo. Si lo hiciera, aunque el Congreso ejerciera su derecho de revertirlo, el proceso se podría demorar semanas, retrasando aún más la ayuda a los más necesitados ante un invierno en el que la pandemia está azotando al país con más fuerza que nunca.

Las medidas contempladas en el paquete incluyen un suplemento de 300 dólares semanales (durante 11 semanas) a las prestaciones por desempleo y una nueva remesa de cheques entregados a la mayoría de los estadounidenses adultos, como la que se repartió en primavera, pero por un montante en esta ocasión de 600 dólares (la mitad que el anterior). Hay también ayudas a las empresas, y fondos para los colegios, centros de salud y arrendatarios que se enfrentan a desahucios. Y se incluyen 69.000 millones de dólares para la distribución de la vacuna contra la covid.

EL PAÍS.

 

Temas relacionados: