Tenochtitlan: así era la ciudad que fundaron los Mexicas

Foto: Cortesía

Cultura

EL VALLE DEL ANÁHUAC FUE EL LUGAR ELEGIDO POR LOS AZTECAS PARA FUNDAR TENOCHTITLAN, LA PODEROSA CAPITAL DEL IMPERIO MEXICA, HOY CDMX. 

 

Con grandes edificios, complejos como el Templo Mayor, calzadas y canales, Tenochtitlan se convirtió en la ciudad más importante de Mesoamérica desde su fundación en 1325 y hasta su caída en 1521, que marcó el final de la cultura mexica y el inicio de la época Colonial.

EL MITO FUNDACIONAL

Los distintos códices que sirven de fuente histórica revelan que el hallazgo se produjo en el Valle de México, en un islote del Lago de Texcoco. La fundación de Tenochtitlan ocurrió en este lugar el 20 de junio de 1325.

¿QUÉ SIGNIFICA TENOCHTITLAN?

Según el Gran Diccionario Náhuatl de la UNAM, la palabra Tenochtitlan significa “entre las tunas” según el contexto del Códice Durán, que cuenta la historia de los mexicas. Otras interpretaciones la definen como

"Lugar de tunas o lugar donde abundan las tunas" o bien, "Lugar de tuna de piedra"

¿CÓMO ERA TENOCHTITLAN?

Aunque las referencias directas para saber cómo era Tenochtitlan son escasas y la gran mayoría provienen de crónicas o descripciones españolas, la geografía del Valle de México y los restos arqueológicos confirman que se trataba de una ciudad imponente:

El trazo de la gran capital del Imperio Mexica poseía tres calzadas anchas que marcaban los accesos y las principales vías de la ciudad.

Se trataba de una ciudad lacustre, que combinaba calles “mitad tierra y mitad de agua” donde se levantaban pirámides, templos y los barrios alrededor del centro de la ciudad.

La ingeniería mexica para construir Tenochtitlan en medio del lago se basó en las chinampas: un método de cultivos y de expansión territorial creado por los olmecas, que crea una superficie sobre troncos con tierra fértil, hasta que sobresale del nivel del agua.

Los jardines y las plazas eran amplios espacios de encuentro, lo mismo que los mercados.

En ellos se comerciaba el maíz, frijol, amaranto, calabaza, animales vivos como el guajolote y alimentos y bebidas preparadas, como pulque, atole, tamales y tortillas.

A su alrededor, el lago de Texcoco con cientos de especies de peces y aves creaban una postal casi paradisiaca en la Cuenca de México, de la que Tenochtitlan funcionaba como centro económico, político y militar. 

ASÍ ERA LA CAPITAL DEL IMPERIO MEXICA SEGÚN LOS CONQUISTADORES

En la Segunda Carta de Relación de Hernán Cortés, el conquistador describió ampliamente las calles, calzadas y canales de la gran capital mexica, una de las pocas descripciones de primera mano de Tenochtitlan:

“Esta gran ciudad de Temixtitan está fundada en esta laguna salada, y desde la tierra firme hasta el cuerpo de la dicha ciudad, por cualquiera parte que quisieren entrar a ella, hay dos leguas. 

Tiene cuatro entradas, todas de calzada hecha a mano, tan ancha como dos lanzas jinetas. es tan grande la ciudad como Sevilla y Córdoba.

Son las calles de ella, digo las principales, muy anchas y muy derechas, y algunas de éstas y todas las demás son la mitad de tierra y por la otra mitad es agua, por la cual andan en sus canoas.

Y todas las calles de trecho a trecho están abiertas por do atraviesa el agua de las unas a las otras, y en todas estas aberturas, que algunas son muy anchas,

Hay sus puentes de muy anchas y muy grandes vigas, juntas y recias y bien labradas, y tales, que por muchas de ellas pueden pasar diez de a caballo juntos a la par”.

EL RELATO DE BERNAL DÍAZ DEL CASTILLO

Otra de las fuentes es el relato del cronista Bernal Díaz del Castillo en su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, donde al igual que Cortés. En él, el autor demuestra su asombro por la ingeniería mexica para hacer de Tenochtitlan una ciudad flotante.

Se estima que cada día, unas 60 mil canoas transportaban personas y materias primas de un lado a otro de la ciudad y sus alrededores:

“Y de que vimos cosas tan admirables, no sabíamos qué nos decir, o si era verdad lo que por delante parecía, que por una parte en tierra había grandes ciudades, y en la laguna otras muchas, e veámoslo todo lleno de canoas y en la calzada muchos puentes de trecho a trecho, y por delante estaba la gran ciudad de México”.

¿CUÁNDO FUE LA CAÍDA DE TENOCHTITLAN?

El esplendor de Tenochtitlan llegó a su fin el 13 de agosto de 1521, cuando la ciudad cayó definitivamente después de tres meses de sitio. 

Esto significó la rendición de los mexicas y el triunfo de los conquistadores, un hecho histórico marcado por la creación del Reino de la Nueva España en 1545, que se convertiría siglos después en la Ciudad de México.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: