Tarjetas de dióxido de cloro, el peligro producto milagro contra el covid-19

Foto: Cortesía

Cultura

Si estás decidido a comprar una ‘tarjeta sanitizante’, piénsalo dos veces después de leer este artículo.

Un nuevo producto milagro que ofrece proteger el ambiente contra el coronavirus gana fama en México y Latinoamérica: se trata de tarjetas de dióxido de cloro, llamadas popularmente ‘tarjetas sanitizantes’ que prometen reducir la actividad del SARS-CoV-2 a su alrededor; sin embargo, no existe evidencia científica alguna de que las tarjetas o su compuesto principal sean eficaces para combatir el nuevo coronavirus.

En México, la ‘tarjeta sanitizante’ se comercializa a través de Amazon y en distintas tiendas de autoservicio con un costo que varía entre los 150 y 300 pesos dependiendo de la marca.

Según la descripción de este producto, las tarjetas sanitizadas “purifican el aire” alrededor de quien las porta, liberando “continuamente dióxido de cloro inofensivo para eliminar los gases contaminados en el aire, creando así un ambiente seguro”.

Otras descripciones disponibles en la red son más específicas y aseguran que este producto milagro “puede reducir eficazmente el número de virus dañinos dentro de 1 metro, reducir la actividad del virus y reducir la actividad alérgica del polen”, con una duración de 30 días.

La fiebre de las tarjetas sanitizadas ha llegado hasta cargos públicos de primer nivel, como la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez y el presidente de Sudán, Salva Kiir, quienes han aparecido en distintas comparecencias públicas con la tarjeta azul colgada del cuello o bien, sujetada por un gancho a un costado del pecho, como si se tratara de una identificación.

DIÓXIDO DE CLORO: UNA SUSTANCIA PELIGROSA

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado al respecto, alertando a la población sobre la posible toxicidad de estos productos y posteriormente, las gigantes del comercio electrónico Amazon y Ebay, retiraron las ofertas de tarjetas sanitizantes de sus tiendas en Estados Unidos.

Las tarjetas contienen dióxido de cloro, un compuesto químico utilizado en la industria del papel que también se comercializa por separado a través de gotas como un ‘método de prevención’ contra el coronavirus.

Sin embargo, tanto la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) como instancias internacionales se han posicionado para advertir a la población de los riesgos asociados al consumo de esta sustancia y la falta de evidencia científica sobre la supuesta acción antiviral que contiene:

“El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales”, difundió la COFEPRIS en un comunicado.

Muy Interesante. 

 

Temas relacionados: