¿Sabes que existe la infidelidad financiera?

Cortesía

Cultura

Todos sabemos lo que implica la infidelidad sexual o emocional en una pareja, pero ¿sabías que también existe la infidelidad financiera?

Probablemente no conocías esta forma distinta de ser infiel, e incluso es posible que tú mismo/a la hayas estado cometiendo.

La infidelidad financiera no es más que esconder un secreto relacionado con el dinero a tu pareja.Esto puede ir desde la compra de bienes o la contratación de servicios sin dar aviso alguno al otro hasta no compartir información relacionada con los ingresos o evitar comunicar el estado de las deudas. 

En un artículo publicado por la BBC, en los últimos años han aumentado los casos de infidelidad financiera, esto puede ser debido a que la generación millennial oculta más secretos en pareja que las generaciones anteriores (un hábito estrechamente relacionado con el ferviente deseo de independencia financiera y emocional de la también llamada generación Y). 

Así como existe la infidelidad financiera, existen también categorías o tipos de infidelidad según el comportamiento asociado, hablaremos de ello a continuación.

Tipos de Infidelidad Financiera

Esconder dinero a nuestra pareja

Sea cual sea el motivo para esconderlo, sigue siendo infidelidad financiera. Es más común cuando las cuentas bancarias se manejan por separado. Si el ser amado se entera de que hay dinero oculto, definitivamente esto puede interpretarse de múltiples maneras. Lo más común es que surjan preguntas como:  “¿qué estará ocultando?”, “¿estará guardando dinero porque quiere separarse de mí?”, “¿tendrá una vida paralela?”. 

Todo esto genera las mismas dudas y zozobra que una infidelidad física, por ello no podemos desestimar los efectos de este tipo de infidelidad ni sus repercusiones. 

Tarjetas de crédito escondidas

Las tarjetas de crédito traen consigo un sinfín de deudas que pueden destruir cualquier relación y poner en juego el sustento de la familia. La infidelidad financiera puede sobrevenir cuando uno de los miembros de la pareja tiene problemas para ponerse límites con las compras, o cuando presenta conductas compulsivas que conducen a adquirir bienes o servicios innecesariamente. 

Compras a escondidas

Algunos optan por realizar compras sin que su pareja se entere o mienten sobre el costo de ciertos productos para no ser “reprendidos”. También existen las personas que retiran las etiquetas o señalizaciones para sustituirlas por marquillas que muestran un precio más bajo.

¿Tiene consecuencias la infidelidad financiera?

Cuando una infidelidad es descubierta, se daña la confianza que se había creado a lo interno de la relación, y no puede negarse que, en algunos casos, los daños colaterales pueden llegar a ser insuperables.

Al igual que cualquier otro tipo de infidelidad, la financiera afecta la estabilidad en pareja, el amor, la complicidad y la comunicación, todos estos problemas terminan aniquilando la magia del amor. Además, es normal que las discusiones y diferencias se roben todo el protagonismo, ya que sentir la traición del ser amado es motivo de reproches y sentimientos de rabia o dolor.

Es importante saber que el dinero es un arma de doble filo. La economía en el matrimonio no debe confundirnos y tampoco puede convertirse en el eje de la relación, sino en un factor que contribuya a facilitar la vida para ambos. 

Terapia financiera

Si. Existe la terapia financiera. El objetivo es ayudar a las personas a ser conscientes de cómo las afectan sus decisiones financieras y cómo ejecutar compras inteligentes. 

Los terapeutas financieros están equipados para ayudarnos a alcanzar nuestras metas al abordar desafíos financieros que la mayoría de la gente afronta; al mismo tiempo, se ocupan de los obstáculos emocionales, psicológicos, conductuales y relacionales vinculados con el manejo asertivo del dinero.

Por último, en caso de descubrir a su pareja cometiendo infidelidad financiera, aquí hay algunos consejos que puede poner en práctica:

  • Busquen un espacio neutral donde puedan conversar de manera honesta y sin juzgar las circunstancias del otro. Recuerde que el objetivo no debe ser generar culpa ni resentimiento.
  • Establezcan acuerdos y desarrollen metas financieras que ambos deseen cumplir para que se mantengan animados. Así, cuando su pareja o usted sienta el impulso de cometer una “locura”, puede comentarlo con total confianza y recibir apoyo. 
  • Si detectan algún problema grave en la administración del dinero, es mejor comunicarlo y tomar acciones oportunas para evitar que se agudice y perjudique las finanzas familiares.

El arte de saber vivir. 

 

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario