¿Sabes cuáles son los riesgos de comer tarde o a deshoras?

Cortesía

Cultura

Como todos sabemos, nuestro cuerpo responde a los llamados ritmos circadianos. Durante las 24 horas del día el organismo pasa por diferentes fases, las cuales, se corresponden a determinados momentos del día. La actividad física, el sueño y la alimentación están reguladas por este principio y no es de extrañar entonces que comer a deshoras pueda afectar nuestro metabolismo. Sin embargo, valdría la pena preguntarse: ¿cómo puede afectarnos?, ¿qué le sucede al organismo cuando nos saltamos una comida?, ¿cuáles son las razones para dejar de comer a deshoras? Estas y otras interrogantes serán respondidas para ti en las siguientes líneas. ¡No te pierdas la información que traemos para ti sobre este importante tema! Recuerda, lo primero siempre es tu salud y comer tarde no debería ser una opción.

Comer tarde Sí afecta a nuestro metabolismo

Nuestra salud depende de múltiples factores, no obstante, uno de los más importantes y determinantes es la alimentación; de allí que se diga comúnmente que somos lo que comemos. Una buena alimentación e hidratación dará como resultado un estado óptimo de salud. Comer bien, no significa solamente ingerir alimentos balanceados y nutritivos, también tiene que ver con las horas en que comemos y las cantidades o porciones que consumimos, de esta manera, es un hecho comprobado que comer tarde o a horas no adecuadas puede afectar negativamente a nuestro cuerpo; inclusive, las consecuencias pueden llegar a ser bastante graves.

El estilo de vida de hoy en día hace que llevemos un ritmo acelerado y estresante: trabajar, atender a la familia, los hijos, las compras, entre otros nos quitan todo el tiempo; de allí que, en muchas ocasiones olvidemos comer y nos saltemos las horas indicadas para ello. De esta forma, no es extraño que muchas personas no desayunen o almuercen al final de la tarde, el problema radica en que por desconocimiento ignoran el daño que esta acción le causa a su organismo. Por tal, es importante fijar un horario para las comidas y hacer un esfuerzo para cumplirlo.

Las consecuencias de comer tarde son muchas. A pesar de que nuestro cuerpo es capaz de mantenerse activo y funcional durante horas sin comer, el no ingerir alimentos a tiempo, activa una cuenta regresiva para el comienzo de un sinfín de enfermedades, las cuales a largo plazo, pueden ser muy difíciles de corregir desencadenando consecuencias irreversibles en el organismo.

¿Quieres saber los efectos negativos de comer tarde?

Además de acarrear enfermedades crónicas como úlceras, gastritis y hasta cáncer; el comer tarde, en el peor de los casos puede afectar a corto plazo a nuestro metabolismo. ¿Cómo?, de diversas maneras. Entre ellas podemos mencionar las siguientes razones para dejar de comer a deshoras, ¡presta mucha atención!

1. Problemas estomacales:

El estómago es una máquina diseñada para digerir y procesar alimentos con el fin de asimilar todos los nutrientes que poseen las comidas y transformarlos en energía para el correcto funcionamiento del cuerpo. Si una persona come tarde o sencillamente no come, su estómago igualmente seguirá segregando sustancias, las cuales, sin la presencia de alimentos pueden alterar los movimientos intestinales e irritar la mucosa del estómago. Las consecuencias serán el dolor de estómago e inflamación del área abdominal. A largo plazo una gastritis segura o una molesta úlcera.

2. Energía en cero:

Anteriormente habíamos comentado que los alimentos aportan la energía necesaria para el correcto funcionamiento del cuerpo. Es decir, la comida es la gasolina de nuestro organismo y al comer tarde o dejar de comer no damos la fuente energía para la máquina que es nuestro organismo, por eso que, las consecuencias inmediatas sean dolor de cabeza, falta de energía, fatiga, cansancio, mareos y desanimo. Con estos síntomas es probable que no puedas realizar ninguna actividad satisfactoriamente y por lo tanto, comer es una de las tareas más productivas que haces durante el día.

3. Obesidad y aumento de la masa corporal:

Comer tarde puede ocasionar dificultad para la pérdida de peso y aumento de la masa corporal y grasa, generando en última instancia obesidad.  La razón es que darse un atracón de comida después de horas en ayuno desacelera el metabolismo, de esta forma los depósitos de grasa aumentan. Ahora bien, si comemos varias veces al día y en el tiempo en que debe hacerse el metabolismo se acelera y por ende la pérdida calórica también, una forma efectiva de acelerar el metabolismo es comer pequeñas porciones de alimentos varias veces al día.

Comer tarde o dejar de comer incrementa en un 20 % el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Sin contar con los factores hereditarios ligados a esta enfermedad, la razón es que se gastan todos los depósitos de glucógeno que dan la energía al cuerpo. Al haber ausencia de este, el organismo intenta generar más glucosa y a su vez, se sintetiza mayor cantidad de insulina, la cual no tendrá glucógeno para procesar y el resultado pudiera llegar a ser una diabetes tipo 2.

4.Disminución de la Memoria:

Experimentos realizados con ratones demostraron que, aquellos que comían a deshoras o tarde evidenciaban una pérdida notable de la memoria. Esto quierede decir que, puede producirse alteraciones en los recuerdos, perdida de la capacidad de respuesta ante situaciones de peligro o estresantes. Además, deficiencia en los procesos de aprendizaje.

¿Qué pasa en el organismo al comer tarde o saltarse una comida?

Cuando una persona decide comer tarde o por falta de tiempo se salta una comida, la primera respuesta es el hambre, sensación que alerta al cerebro e indica de que es hora de consumir alimentos para reponer la energía que se ha gastado. Si se hace caso omiso a esta sensación, entonces, llegará un momento en el que desaparecerá, dejando a su paso ansiedad, cansancio e irritabilidad.

Si pasan muchas horas entre una comida y otra, en el momento en que se ingieren los alimentos el organismo genera hiperglucemia, que puede provocar un aumento de peso inesperado, acompañado a su vez, de la ralentización del metabolismo y la asimilación desmedida de los nutrientes de las comidas; esto último, es una reacción natural de sobrevivencia. Cuando el cuerpo se ve en un ayuno prolongado, el cerebro lo relaciona con carencia, por lo tanto, cuando se come e ingieren alimentos el organismo ve la oportunidad de almacenar energía es ahí donde se producen los depósitos de grasa y en consecuencia el aumento de peso. La obesidad, por otro lado, ocasiona problemas de hipertensión y colesterol, acompañados con altos índices de triglicéridos y azúcar en la sangre.

Es necesario establecer un horario fijo para las comidas…

Comer tarde o saltarse las comidas puede ocasionar serios problemas de salud. Los problemas cardíacos y el cáncer no escapan de ello, podemos ver que una incorrecta forma de alimentarse trae graves problemas para la vida de cualquiera. Además, el buen funcionamiento de nuestro metabolismo se ve comprometido.

Establecer un horario para las comidas es esencial. El mismo deberá estar determinado desde el mismo momento en que nos levantamos. Es recomendable comer inmediatamente en la media hora siguiente de despertar, máximo una hora después. Se deberá comer al menos 3 veces al día. Lo recomendable es que sea en intervalos de tiempo que no superen las 6 horas. De ser posible realizar pequeñas meriendas entre comidas. Esto, no sólo ayudará a activar el metabolismo. También, te permitirá mantenerte saciado y comer menos. A largo plazo, se traduce en pérdida de peso y buena salud. Recuerda que, la mala alimentación altera la ley de la vida. 

El arte de saber vivir.

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario