Por qué no debes guardar comida en envases de plástico

Foto: Cortesía

Cultura

AUNQUE GUARDAR COMIDA EN ENVASES DE PLÁSTICO DE UN SOLO USO PUEDE SER UNA SOLUCIÓN PRÁCTICA Y UNA FORMA DE DARLES UNA SEGUNDA VIDA ANTES DE TIRARLO A LA BASURA, DISTINTOS ESTUDIOS HAN DEMOSTRADO QUE SE TRATA DE UN RIESGO PARA LA SALUD.

Reutilizar envases de plástico como los de la crema o el yogur para guardar alimentos en el refrigerador o calentarlos en el microondas puede provocar la entrada de bacterias y el desprendimiento de químicos que forman parte del plástico asociados a un alto riesgo de desarrollar cáncer.

En el número de septiembre, la Revista del Consumidor de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) advirtió de los riesgos asociados a la reutilización de envases de plástico diseñados para un único uso:

“CONSIDERA QUE LOS ENVASES SON DE UN SOLO USO POR LO QUE CUANDO SE UTILIZAN MÁS DE LO QUE SE ESPERA, SOBRE TODO LOS DE PLÁSTICO, PUEDEN DETERIORARSE (AGRIETARSE O ROMPERSE). EN EL CASO DE LOS ALIMENTOS ESTO SE CONVIERTE EN LA ENTRADA DE BACTERIAS”, EXPLICA LA REVISTA.

La mejor opción para guardar cualquier clase de alimentos en el refrigerador o calentarlos en el microondas es a través de recipientes de vidrio o bien, un recipiente de plástico hermético y diseñado para distintos usos.

¿SE PUEDEN REUTILIZAR LAS BOLSAS HERMÉTICAS DE PLÁSTICO?

La PROFECO especificó que en el caso de las bolsas herméticas de plástico, es posible darles un segundo uso siempre y cuando se trate de alimentos sólidos desde el principio (por ejemplo, un sándwich, galletas o un plátano) y no se utilicen para guardar carnes crudas.

Lo mejor es lavar las bolsas por ambos lados con agua fría antes de volver a usarlas y evitar la humedad: “no utilices agua caliente porque puede afectar el plástico y aumentar la posibilidad de que los productos químicos del plástico que pudieran contener (BPA) se propaguen a los alimentos. Asegúrate de que sequen completamente para evitar la formación de moho”.

EL BPA Y LOS DISTINTOS TIPOS DE PLÁSTICO

La PROFECO dio a conocer las leyendas que incluyen los 7 tipos de plástico según sus materiales, indicados en todos los empaques con un triángulo formado por flechas con algún número del 1 al 7 en su interior.

El riesgo de conservar el plástico de un solo uso se debe al Bisfenol A (también conocido como BPA), definido por la OMS como “una sustancia química ampliamente utilizada en la fabricación de plástico de policarbonato y resinas epoxi”.

La evidencia de que este compuesto que forma parte de distintos recipientes de plástico puede transferirse a los alimentos es cada vez mayor. La OMS da por hecho que “la exposición de los consumidores a través de los alimentos puede producirse por migración de BPA desde materiales que están en contacto con los alimentos”.

Y aunque distintas asociaciones y estudios independientes han alertado sobre la correlación entre la exposición a Bisfenol A y el riesgo de desarrollar cáncer, la OMS considera que no “los estudios con animales no han proporcionado pruebas convincentes de riesgo de cáncer por exposición al BPA”.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: