23
Vie, Abr

Por qué la Superluna de marzo ayudó a desbloquear el canal de Suez

Foto: Cortesía

Cultura

La enorme Luna llena de marzo fue esencial para desatascar el barco encallado en el Canal de Suez y esta es la razón.

En una operación histórica, el Canal de Suez fue liberado después de seis días bloqueado debido al encallamiento del carguero Ever Given, uno de los barcos más grandes del mundo.

El hito no sólo requirió de los conocimientos más complejos de ingeniería y navegación, la participación de cientos de personas con maquinaria pesada y un equipo de buzos que inspeccionó el atasco desde el fondo del Canal.

Además de todo el ingenio humano, la proeza de mover el enorme barco de 220 mil toneladas y 400 metros de largo fue posible gracias a una de las fuerzas fundamentales en el Universo: las mareas provocadas por la atracción gravitatoria entre la Luna y la Tierra.

Para sorpresa de muchos, el nivel de las mareas se convirtió en una de las claves para desencallar la proa del monstruoso Ever Given entre la noche del domingo 28 y el lunes 29 de marzo. 

Sin embargo, no fue ninguna casualidad que los primeros movimientos para desatascar el timón del Ever Given ocurrieran durante la Luna llena de marzo, la primera superluna de 2021. Y es que este evento coincidió con el perigeo, el punto de la órbita de nuestro satélite natural en el que se encuentra más cercana a la Tierra.

En este perigeo, la Luna pasó de estar a una distancia promedio de 384,400 kilómetros de la Tierra, a un mínimo de 360,309 kilómetros, influyendo poderosamente en las mareas.

En el caso del Canal de Suez, la marea alta producto de este tirón gravitacional fue esencial para enfocar los esfuerzos en desatascar esta ruta marítima clave que conecta al Mediterráneo con el Mar Rojo.

Aunque puede pasar desapercibido para la mayoría de personas, los marineros saben que cada día lunar (24 horas y 50 minutos), la Tierra experimenta dos mareas altas y dos mareas bajas, producto del tránsito vertical de nuestro satélite sobre la mayoría de océanos del mundo. 

En algunos casos, como el Mediterráneo, las mareas son imperceptibles debido a que el Estrecho de Gibraltar impide del Atlántico; sin embargo, este efecto es más notorio en mar abierto.

Según The New York Times, la marea alta alcanzó niveles hasta 45 centímetros por encima de lo normal el 29 de marzo, cuando el buque fue desencallado. De este modo, la interacción gravitacional entre la Luna y la Tierra contribuyó a restablecer el tráfico en una de las rutas marítimas más importantes del mundo. 

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: