24
Vie, Jun

Por: Cortesía

Por qué este pequeño poblado en chihuahua es considerado la capital mundial de las brujas

¿Quieres conocer la enigmática historia de las Brujas de Naica? Este relato pertenece al folclor del pueblo minero de Naica, en Chihuahua.

El poblado de Naica, municipio de Saucillo, en el estado de Chihuahua, es bien conocido por ser el sitio donde se encuentra la Cueva de los Cristales (también llamada Cueva de las Espadas) a 300 metros bajo tierra. Es una de las atracciones naturales más fascinantes del estado, pero también de todo México. Sin embargo, a la par de este encanto, Naica tiene otro atractivo de tipo más… siniestro. Este pueblo remoto es conocido por ser la Capital Mundial de las Brujas. ¿Quieres conocer la enigmática leyenda de las Brujas de Naica?

La leyenda de las Brujas de Naica en Chihuahua

Algunos relatos locales aseguran que pasadas las 10:30 de la noche es mejor resguardarse en su hogar. De quedarse afuera, el visitante puede toparse con unas bolas de fuego que emergen de las diversas minas que existen en Naica.

Algunos lugareños afirman que se trata de brujas, las cuales salen para capturar niñas y llevarlas consigo a su escondrijo. El objetivo es convertirlas también en brujas por el resto de sus vidas.

Se dice que hace muchos años, una joven que trabajaba en una panadería de la localidad fue a pasear a un lago cercano. Se distrajo tanto contemplando el paisaje que perdió la noción del tiempo y se quedó dormida. Despertó cuando las campanas de la iglesia anunciaron con su repiqueteo las 10:30 de la noche, la hora de las brujas.

La joven no logró llegar a tiempo a su casa para esconderse y las bolas de fuego le dieron caza hasta atraparla y llevarla consigo a las minas. Nadie volvió a verla bajo su forma humana original. Días después se apareció a otros lugareños bajo la forma de las Brujas de Naica, es decir, como una bola de fuego.

Otras versiones del relato aseguran que esta joven fue vista de nuevo pero ahora bajo una apariencia demacrada, como una bruja deforme y aterradora.

La leyenda en nuestros días

En Naica se dice que las brujas llegan cada 31 de octubre para manifestarse y capturar a infantes con el fin de practicar sacrificios con ellos. Uno de los sitios más conocidos donde supuestamente hacen su aparición las brujas es el complejo de la minera Maple. Algunas cuevas incluso señalan o advierten sobre la presencia de brujas en su interior o en los alrededores.

Cueva de las Espadas en Naica

La historia de este sitio data de principios de 2001 cuando unos mineros que hacían un túnel en los cerros de Naica, para buscar plata y zinc, encontraron unos enormes cristales minerales de 10 metros de longitud y un metro de ancho. Eran mucho más grandes que cualquier otro cristal natural visto anteriormente en el planeta.

Los cristales están hechos de selenita, una forma cristalina del mineral de yeso, que se usa en la fabricación de artículos como los gises para los pizarrones. Por su pálida translucidez, esta forma de yeso se conoce como selenita, en honor a Selene, la diosa griega de la luna.

Las colinas de Naica (“lugar sombrío”) se explotan activamente desde hace más de un siglo. A pesar de que los primeros buscadores descubrieron plata aquí en 1794, la primera reclamación minera formal no se hizo hasta un siglo después, en 1896, por un tal Santiago Stoppelli. De esa manera, la minería a gran escala empezó hasta 1900.

Pero qué son en realidad las bolas de fuego

Este fenómeno tiene una explicación natural. En un estudio publicado en la revista Nature, Antonio Fernández-Ranada y José Luis Trueba, de la Universidad Complutense de Madrid, dicen que estas bolas de fuego son resultado de la aparición de nudos electromagnéticos causados por rayos.

Las bolas de fuego miden de 10 a 30 centímetros de diámetro y se caracterizan por una tonalidad brillante y colorida que pueden ir del blanco, rojo o naranja hasta el azul o v

Generalmente aparecen cuando el aire se ioniza durante las tormentas eléctricas, moviéndose en direcciones erráticas. Después de 30 segundos se disipan con una explosión.

Estas bolas de fuego también son conocidas como fuegos fatuos, es decir, un gas natural liberado al ambiente y cuyo principal componente es el metano. Esto se manifiesta a través de emanaciones gaseosas de los pantanos o suelos saturados de humedad cuando la materia orgánica se descompone.

Es así como la historia de las Brujas de Naica tiene una explicación real alejada del mito.

MUY INTERESANTE.

 

 

Temas relacionados: