¿Por qué es importante la amistad en la adolescencia?

Foto: Cortesía

Cultura

La relación de amistad es un vínculo afectivo y de confianza mutua que brinda soporte emocional y social. Durante la adolescencia, se torna muy importante e indispensable porque ayuda a que los jóvenes transiten ese período, de grandes cambios y nuevas exigencias, sintiéndose acompañados y bridándose apoyo mutuo. La amistad satisface la necesidad que tiene el adolescente de pertenecer a un grupo y ser aceptado. 

La amistad durante la adolescencia se constituye en una especie de refugio donde acuden los jóvenes para sentirse seguros, aceptados y acompañados por su grupo de pares, con quienes se identifican plenamente, pue también se encuentran transitando por ese puente turbulento que los lleva de la niñez hacia la adultez.  

La adolescencia es una etapa de complicidad y autodeterminación donde los amigos desplazan a los padres. 

La confianza ahora se deposita en los amigos

Durante la adolescencia, la confianza se deposita en los amigos y no en los padres, por lo que resulta una etapa de tensión que debe abordarse por parte de los adultos con especial cuidado. Los padres deben entender que no es que el adolescente se aleja de ellos, es que se acerca más a quienes se convierten en su nueva referencia.

Las ventajas de la amistad en la adolescenciaEs una vía segura para vincularse y darse seguridad mutua.Los amigos son un grupo de referencia para que los jóvenes reafirmen su identidad personal. Es una estructura social de apoyo basada en la empatía y comprensión entre quienes están transitando los mismos cambios.Permite al adolescente contrastar y aclarar sus propios valores. Tener amigos le refuerza la autoestima y autoconfianza al adolescente.
¿Qué buscan los adolescentes en sus amigos?

Los jóvenes se sienten incomprendidos por los adultos, en especial por sus padres. Pueden llegar a magnificar las desavenencias y se ofuscan fácilmente, se vuelven oposicionistas con el adulto. 

Los adolescentes se encuentran en la búsqueda de su identidad personal. Esta similitud se convierte en la ocasión perfecta para vincularse, entre ellos, para buscar ayuda mutua y excluir a los adultos de su mundo de transición. 

Durante esta etapa, el adolescente tiene una sobre identificación con sus pares,   está convencido que solo en sus amigos puede encontrar: 

Solidaridad y apoyo.Lealtad incondicional. Aceptación e identificación.Comprensión a sus problemas.

Les corresponde a sus padres ser pacientes, entender que se trata de una etapa que su hijo vive de forma turbulenta y que los amigos le ayudan a transitarla desde la identificación de quienes están atravesando por los mismos cambios. 

Los adolescentes interpretan y viven esta etapa de su vida con muchas similitudes entre sí y esos les acerca, los convierte en una logia donde los adultos sobran. 

Recomendaciones para los padres

1. No competir con los amigos

Es normal que los adolescentes prefieran pasar más tiempo con sus pares.

2. Conocer a los padres de los amigos de sus hijos

Mantenga el contacto y genere encuentros. Es una manera inteligente de no aislarse y mantener una supervisión colateral.

3. Involúcrese en la comunidad escolar o deportiva donde su hijo asiste

Esto le puede ayudar a establecer controles en conjunto con los demás padres,  de tal manera que haya similitudes en las reglas y normas que se les imponga.

4. Mantenerse disponibles

Medir distancias y mantenerse a disposición de sus hijos sin invadir, ser respetuosos y darles su espacio. 

5. Orientar sin juzgar

Abonar la confianza, hacerles ver que los entienden y están allí, disponibles para apoyarlos. 

6. Evitar imponer o dar órdenes

 Hacer preguntas para explorar si el adolescente está evaluando y considerando las consecuencias de sus actos. 

Si se ha abonado y mantenido una buena comunicación, aunque existan diferencias, aunque aparentemente sus hijos prefieran a sus amigos, tengan la certeza que para las cosas trascendentales ellos acudirán a sus padres.

El arte de saber vivir 

 

Temas relacionados: