¿Por qué el pentágono tiene forma de pentágono?

Foto: Cortesía

Cultura

Ubicado en Virginia, cerca de Washington D. C., es uno de los edificios más reconocibles del mundo, ya que es la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, así es, hablamos del Pentágono.

Pero el Pentágono también tiene una de las formas más singulares jamás asignadas a un edificio de oficinas.

Entonces, ¿cómo llegó a ser así?

El plan para una nueva sede para lo que entonces se llamaba Departamento de Guerra comenzó en 1941, cuando la nación observaba nerviosamente los movimientos agresivos de Adolf Hitler en Europa, y la fuerza laboral federal en Washington, DC estaba creciendo a medida que Estados Unidos se preparaba para la guerra.

Los 24 mil empleados del Departamento de Guerra se distribuyeron en 17 edificios en el Distrito de Columbia, según Steve Vogel, reportero del Washington Post y autor del libro de 2008, The Pentagon, A History.

Bajo la presión del Congreso para encontrar un espacio de oficina más permanente para el departamento en crecimiento, los militares recurrieron al jefe de la División de Construcción del Ejército, Brig. General Brehon Burke Somervell.

Él, a su vez, le encargó al jefe de la sección de diseño, el teniente coronel Hugh J. Casey , que creara un edificio que se adaptara a una parcela de cinco lados que se había comprado apresuradamente justo debajo del cementerio nacional de Arlington, en el lado de Virginia del río Potomac, casi adyacente al sitio actual.

Los arquitectos y diseñadores idearon un plan pentagonal único para el edificio que maximizaría las extrañas dimensiones del sitio y se ajustaría a la extensión de tierra.

Cada una de las cinco «cuñas» tendría varios anillos concéntricos de espacio de oficina, unidos entre sí a través de pasillos. Un patio se sentaría en el centro del complejo.

Pero después de una batalla campal con los conservacionistas, a quienes les preocupaba que el edificio bloqueara las vistas panorámicas de Washington desde el cementerio, el presidente Franklin D. Roosevelt decidió que la nueva sede debería erigirse en el sitio actual, a casi media milla al sur, que está al pie de Virginia de lado del puente de la calle 14 sobre el Potomac.

La nueva ubicación se eligió en parte porque un barrio pobre, conocido como «Hell’s Bottom», podría moverse rápidamente. El gobierno finalmente reubicó a los ocupantes para dar paso al Pentágono.

BENEFICIOS DE FORMA

Finalmente, la nueva parcela de tierra no tenía las mismas limitaciones que el sitio anterior de cinco lados, pero los arquitectos se apegaron al plan pentagonal original, señalando las muchas ventajas del diseño. 

«Permitiría un acceso más fácil de una parte del edificio a otra de lo que se podría lograr con un diseño cuadrado o rectangular más convencional», expresó Erin R. Mahan, historiadora jefe de la Oficina del Secretario de Defensa.

Asimismo, la forma creó distancias más cortas para viajar dentro del edificio: 30 a 50 por ciento más cortas de lo que serían dentro de un rectángulo, calcularon los arquitectos.

Esencialmente, tenía los beneficios geométricos de un círculo , en términos de acortar las distancias dentro del edificio, pero tenía lados rectos, lo que significaba que era más fácil de construir que un edificio redondo, explicó Vogel.

Por otro lado, el general Somervell quería una sede con oficinas para 40 mil personas. Para no obstruir las vistas de la ciudad al otro lado del río Potomac, la estructura no podría tener más de cuatro pisos de altura.

También quería algo que requeriría muy poco acero en la construcción, según Vogel, porque ese material precioso era necesario para armas y barcos.

La forma pentagonal podría satisfacer todas esas demandas de la manera más eficiente posible.

Pero el plan de cinco lados aún tenía sus detractores, especialmente de los miembros de la Comisión de Bellas Artes de los Estados Unidos, un organismo cuasigubernamental que intervino en el diseño en toda la ciudad capital, explica Live Science.

Un miembro de la Comisión argumentó a Roosevelt que no solo el edificio era feo, sino que sería un gran objetivo de bombardeo. Al final, el presidente dijo que prefería la forma por su singularidad, y le dio el visto bueno.

En enero de 1943, después de 17 meses de construcción, se completó el Pentágono.Con aproximadamente 6.4 millones de pies cuadrados, todavía es hoy el edificio de oficinas de baja altura más grande del mundo.

Muy Interesante. 

 

Temas relacionados: