Pelícanos llegan desde canadá a méxico a disfrutar festín

Foto: Cortesía

Cultura

Atraídos por un suculento festín de restos de pescado, los pelícanos borregones llegan cada año desde Canadá al lago de Chapala, en el oeste de México, donde pasan seis meses antes de iniciar nuevamente su recorrido hacia el norte. 

Las aves, de largo cuello y un pico de amarillo intenso que contrasta con su blanco plumaje, se agrupan a orillas del lago para devorar el alimento que un habitante de Petatán, municipio de Cojumatlán, les arroja.

«Pensamos que escogieron aquí a Cojumatlán como su epicentro para llegar porque Petatán es una comunidad donde el 100% de los habitantes se dedican a pescar (…) no venden el pescado ni vivo ni entero, son fileteadores», por lo que lo restos se acumulan en abundancia, dijo a la AFP Enrique Mujica Sánchez, alcalde del municipio.

  • Los pelícanos, debajo de su piel, tienen bolsas de aire que les permite flotar en el agua. 

Pelícanos: aves que atraen visitantes

Ismael Ayad, un pescador y guía de turistas en la zona, asegura que la comunidad se ha visto beneficiada pues estas aves, que pueden medir 1,75 metros de longitud y hasta 3 metros de ancho con las alas extendidas, atraen a numerosos visitantes.

«Hay comunidades donde no hay trabajo. Aquí hay trabajo de sobra a través de estos animalitos. El domingo se nos llena aquí de turismo de varias partes», asegura el guía y pescador.

Las mujeres son las que se dedican a filetear el pescado y lo hacen en cuestión de segundos.

  • Durante el período de reproducción, los picos y los sacos de los pelícanos desarrollan un color aún más brillante, para atraer a sus parejas. 

«Es bonito tener a los pelícanos (…) Nos beneficia que estén aquí porque atraen turistas y todos pueden conocer un poquito de Petatán, y de su cultura», dijo Esveidy, una cortadora de pescado.

Los pelícanos se dispersan durante el día por el extenso lago de Chapala, ubicado en los estados de Jalisco y Michoacán, pero al final de la tarde se concentran en las orillas de Petatán.

Para esa hora, las mujeres han terminado de filetear el pescado y es momento de arrojar los restos a las aves.

Los pelícanos borregones llegan en diciembre al lago de Chapala para pasar el invierno (boreal) antes de emprender el marzo el vuelo hacia el norte anticipando la llegada de la primavera.

  • A menudo, los pelícanos cazan en grupo, trabajando en equipo para capturar todos los peces que se encuentran en aguas poco profundas. 

Muy Interesante. 

 

Temas relacionados: