26
Dom, Sep

Por: Cortesía

Cultura

Marte fue un planeta habitable, sugiere la primera roca recolectada por perseverance

Después de perforar una roca, Perseverance se acerca cada vez más a responder la incógnita sobre si hubo vida hace millones de años en Marte.

El 6 de septiembre de 2021, Perseverance ejecutó exitosamente una tarea científica más de su misión en Marte: la de recolectar muestras del suelo marciano en busca de evidencia que demuestre su habitabilidad en un pasado remoto. 

Después de un primer intento fallido a inicios de agosto, en el que el Sistema de Muestreo y Almacenamiento de Perseverance (descrito por la NASA como uno de los sistemas robóticos más complejos jamás construido) no logró capturar una muestra, el rover tuvo éxito en su segundo y tercer intento, realizados el 6 y 10 de septiembre, respectivamente.

Las dos muestras del tamaño de un gis fueron nombradas Montdenier y Montagnac y se obtuvieron de la misma roca. Según la agencia espacial, se trata de roca basáltica, muy probablemente producto de flujos de lava. Este origen podría ayudar a determinar con precisión cuándo se formó y con ayuda de más muestras, reconstruir cómo era el planeta rojo hace unos 4 millones de años.

El rompecabezas de la historia antigua de Marte

Las muestras permitirán conocer más del Cráter Jézero, el sitio de aterrizaje de Perseverance ubicado en el  borde de una enorme llanura formada por un impacto llamada Isidis Planitia. Este cráter de unos 45 kilómetros de ancho, fue elegido por la NASA debido a que se trata de uno de los sitios más promisorios para hallar moléculas orgánicas antiguas y otros posibles signos de vida microbiana: la agencia mantiene la hipótesis de que hace 3.5 millones de años, se trataba del delta de un río que dio forma a un enorme lago.

El Sistema de Muestreo y Almacenamiento de Perseverance utiliza una broca y un taladro ubicado en el extremo de su brazo robótico para perforar las rocas de Marte. Una vez que crea el agujero, el sistema extrae la muestra del tamaño de un gis y la almacena herméticamente en uno de los 43 tubos de titanio que viajan con el rover, diseñados para guardar el valor científico de las muestras obtenidas durante al menos diez años. 

El plan de la NASA en conjunto con la Agencia Espacial Europea (ESA) es que un par de misiones posteriores alcancen el planeta rojo y sean las encargadas de ejecutar el Regreso de Muestras de Marte (MSR, por sus siglas en inglés) con destino a la Tierra.

La agencia espacial explicó que las sales halladas en la “pudieron haberse formado cuando el agua subterránea fluyó y alteró los minerales originales en la roca, o más probablemente, cuando el agua líquida se evaporó, dejando las sales”. 

Otra hipótesis es que “los minerales de sal en estos dos primeros núcleos de roca también pueden haber atrapado pequeñas burbujas de agua antigua marciana. Si están presentes, podrían servir como cápsulas microscópicas del tiempo, ofreciendo pistas sobre el clima antiguo y habitabilidad de Marte. En nuestro planeta, los minerales de sal son bien conocidos por su capacidad para preservar signos de vida antigua”, explica el programa de exploración de Marte en un comunicado.

MUY INTERESANTE.

 

Temas relacionados: