Las personas que comen más alimentos ultraprocesados envejecen más rápido, revela un estudio

Foto: Cortesía

Cultura

AUNQUE LA CIENCIA YA HA DEMOSTRADO EN DISTINTAS OCASIONES QUE EL CONSUMO DE ALIMENTOS ULTRAPROCESADOS ES DAÑINO PARA LA SALUD, UN NUEVO ESTUDIO DEMOSTRÓ QUE ESTA CLASE DE COMIDA FAVORECE EL ENVEJECIMIENTO BIOLÓGICO.

La investigación elaborada por investigadores de la Universidad de Navarra, del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) y publicada en la revista especializada American Journal of Clinical Nutrition, descubrió que las personas que consumen más de tres raciones diarias de alimentos ultraprocesados presentan un envejecimiento prematuro en sus células.

El estudio siguió a 886 españoles a largo plazo divididos en cuatro grupos según sus hábitos de consumo de alimentos ultraprocesados: en el grupo de los grandes consumidores se colocó a quienes comían 3 raciones o más de alimentos de esta clase por día, en el siguiente a los consumidores de 2.5 a 3 raciones; en un nivel medio a quienes consumen de 2.5 a 2 y finalmente, en el escalón más bajo a quienes comen menos de 2 al día.

De los grupos anteriores, los resultados mostraron que los grandes consumidores (3 raciones o más al día) tienen casi el doble de riesgo de presentar telómeros cortos que el de los consumidores menos habituales de alimentos ultraprocesados.

El estudio se basó en la medición de los telómeros, regiones de ADN que se encuentran en los extremos de los cromosomas y tienen como función preservar el material genético intacto. 

La característica más evidente de los telómeros es el acortamiento gradual que sufren conforme la edad, de ahí que sean utilizados como un marcador biológico que revela los procesos de envejecimiento celular:

“El envejecimiento propio de la edad acorta los telómeros, fragmentos finales de los cromosomas, que son marcadores de edad celular. Pero, además, diferentes causas aceleran este acortamiento. Entre ellas se encuentra una alimentación inadecuada”, describe Amelia Martí, directora de la investigación.

Martí describió a los alimentos ultraprocesados como “los productos que no contienen un alimento entero o identificable, sino largas listas de aditivos, habitualmente con 5 o más ingredientes, como aromatizantes, colorantes, emulsionantes, conservantes y otros”, utilizando a las bebidas carbonatadas y refrescos, las carnes procesadas, la bollería industrial, los batidos y postres lácteos, muchos de los cereales azucarados de desayuno o las pizzas de fabricación industrial como ejemplos en un artículo de la Universidad de Navarra.

Y aunque los autores afirmaron que aún son necesarias más investigaciones para asumir una relación causa-efecto entre un alto consumo de alimentos ultraprocesados y la disminución de la longitud de los telómeros, los resultados del estudio coinciden con conclusiones previas que no sólo adjudican el envejecimiento prematuro a esta clase de alimentos: también los relacionan ampliamente con la aparición de obesidad, diabetes, hipertensión, ciertos tipos de cánceres y otras enfermedades crónicas. 

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: