¿La música de tamaulipas es en realidad europea?

Foto: Cortesía

Cultura

Te presentamos algunos ritmos tradicionales tamaulipecos y te decimos de dónde salieron.

No es inusual pensar en Estados Unidos o Canadá como países principalmente formados por migrantes, pero ¿sabías que México ha sido un punto geográfico importante en la historia de los desplazamientos del siglo pasado (e incluso desde antes)? El noreste de la República ha recibido una enorme cantidad de gente alemana, polaca, escocesa y checoslovaca debido al importante desarrollo económico que tuvieron Texas y Monterrey en el siglo XIX.

Junto con su cultura, nuestros vecinos europeos trajeron diferentes tradiciones musicales que florecieron en Tamaulipas. A continuación te contamos de los ritmos más destacados de la zona.

El boom de la posguerra: la polca

La popularidad de la polca en nuestro país está estrechamente vinculada con la llegada del acordeón en la década de 1820, gracias a los viajeros provenientes de Alemania y Polonia. Sin embargo, este instrumento (y el ritmo del que es protagonista) explotó con la inmigración masiva de polacos por la Segunda Guerra Mundial en 1940.

Acompañada del saxofón, el bajo sexto y el contrabajo, en Tamaulipas se baila como muchas otras danzas regionales: con un zapateado fuerte de parte del varón y con faldeos vistosos de parte de la mujer.

El hermano escocés: el chotís

Del alemán schottisch (que significa “escocés”), este tipo de música llegó con las migraciones del siglo XIX. Como el resto de los ritmos europeos que llegaron a Tamaulipas, el schottisch se fusionó con la música norteña, pasando de ser un baile de salón elegante y acompasado en 4/4 a ser una danza festiva, rústica y llena de alegría.

Un dato adicional: el chotís también se baila en Argentina, donde ha evolucionado en sus propias vertientes.

El que une a la huasteca: el huapango

Una versión del son huasteco adaptada con un conjunto norteño. Al igual que sus variaciones de San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro y Puebla, el huapango arribó por los puertos de Veracruz en el siglo XVI y tiene influencias españolas, como el fandango y el flamenco. De todos los tipos de música en Tamaulipas, es el más ligado a la oralidad y la poesía: los cantantes de huapango utilizan rimas para contar historias o para burlarse de sus contrincantes.

El que reúne a todos: la picota

Éste es el género que ayudó a adaptar a los demás. Los conjuntos de picota se forman tradicionalmente por dos clarinetes y una tambora. Han sido populares en Nuevo León y Tamaulipas desde 1840, aproximadamente, cuando empezaron a adaptar polcas, redovas y huapangos a los sonidos locales.

La próxima vez que vayas a la playa en Tamaulipas, seguramente tendrás la oportunidad de escuchar a un grupo de picota interpretar muchos de los ritmos que han unido a nuestro país con el Viejo Continente durante tantos años.

 

Muy Interesante. 

 

Temas relacionados:

Contrata este espacio publicitario
Contrata este espacio publicitario
Contrata este espacio publicitario