Jaguar Mexicano en peligro: sus colmillos y pieles se usan en china como afrodisíaco

Foto: Cortesía

Cultura

Dientes, pieles y garras de grandes felinos se utilizan en la medicina tradicional china y son símbolo de status. La creciente demanda amenaza a los jaguares del sureste de México.

El jaguar es el felino más grande de México y América. Adorado desde tiempos prehispánicos por la mitología de distintas culturas que se desarrollaron en el territorio nacional, su especie se encuentra en peligro debido a la caza furtiva, los conflictos con ganaderos y más recientemente, el tráfico ilegal de su piel, colmillos y cráneo hacia China.

Las redes ilegales que tienen como objetivo traficar partes de jaguar al mercado asiático y están presentes al menos en 19 países de Sudamérica, han extendido su influencia a México y Guatemala, poniendo en peligro a los jaguares que habitan la Selva Lacandona, la región con mayor diversidad del país.

En la medicina tradicional China, los dientes de grandes felinos (especialmente del tigre, especie utilizada para estas prácticas) son valiosos debido a las supuestas propiedades afrodisíacas que contienen.

Según la tradición, los colmillos también brindan protección personal de quien los porta y como un símbolo de poder cuando se llevan como parte de un collar.

Esto ha provocado un mercado ilegal creciente que llevó al borde de la extinción al tigre y desde hace algunos años, ha fijado su vista en el jaguar, el único de los grandes felinos que habita el continente americano.

Las redes chinas de caza ilegal fueron reportadas en Bolivia y Perú desde principios de la última década; sin embargo, un informe de Conservation Biology que recopiló datos de más de mil felinos incautados determinó que más del 34 % de incautaciones están relacionadas a China y a diferencia de las redes del mercado doméstico, las destinadas a Asia 14 tenían veces más individuos.

“Las cadenas de mercado legales pueden proporcionar una estructura para la cadena ilegal; por lo tanto, la afluencia de productos ilegales de jaguar es potencialmente un efecto colateral de la colaboración económica entre China y los países de América Central y América del Sur”, asegura el informe.

Una investigación de Mongabay Latam reveló que en enero de 2019, las cámaras trampa que monitorean el Área Natural Protegida de Yaxchilán, una región de la Selva Lacandona entre Chiapas y Guatemala, descubrieron las primeras pistas de una red de tráfico ilegal en México:

El cadáver de un jaguar llamado pac-man de unos 5 años, monitoreado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y visto por última vez dos semanas atrás, fue encontrado sin cabeza, ni patas; también le mutilaron la cola y los genitales.

En China, un colmillo de jaguar puede venderse hasta en 5 mil dólares, mientras que su cráneo puede alcanzar un valor de 10 mil dólares. Estos incentivos, además de la pobreza y los altos niveles de corrupción, pueden “motivar a los habitantes locales a participar en actividades ilegales y a contribuir al crecimiento de este mercado”, explica el informe.

Muy Interesante. 

 

 

Temas relacionados: