Israel vuelve a la cuarentena después de un intenso rebrote: ¿Qué nos espera a los demás países?

Foto: Cortesía

Cultura

LA ESTRICTA CUARENTENA DE ISRAEL EN MARZO LE PERMITIÓ SORTEAR EL PRIMER BROTE DE COVID-19. MEDIO AÑO DESPUÉS, EL GOBIERNO DECRETÓ UN NUEVO CONFINAMIENTO ANTE CIFRAS RÉCORD DE CONTAGIOS.

Israel comenzó una cuarentena estricta el 12 de marzo pasado, cuando superó el centenar de casos y ninguna víctima mortal. Su confinamiento se convirtió en uno de los más restrictivos del mundo durante un mes y una semana, antes de que el gobierno anunciara que el brote nacional había alcanzado su pico y comenzaba su descenso.

La respuesta rápida de las autoridades y la posibilidad de seguir un confinamiento estricto fueron parte del éxito de Israel para contener el primer brote; sin embargo, después de que la semana pasada el país superara los 4 mil nuevos casos diarios, el gobierno dio la orden de un nuevo confinamiento social.

La segunda cuarentena estricta impuesta por el gobierno israelí será del 18 de septiembre al 9 de octubre.

Durante estos días, las personas no podrán salir a más de 500 metros de distancia de su casa y los negocios no esenciales permanecerán cerrados.

Ponerle un freno al coronavirus se ha convertido en la obsesión de todos los gobiernos del mundo; sin embargo, en una sociedad hiperconectada detener al Covid-19 se ha vuelto una misión casi imposible.

Incluso los países que se suponían más avanzados como Nueva Zelanda (que presumió 100 días sin casos autóctonos de coronavirus, sólo para reforzar sus medidas tras la aparición de positivos un par de días después) han sucumbido una y otra vez tras anunciar un ‘regreso a la normalidad’.

En los Estados Unidos, el segundo brote también fue mayor que el primero. Tras un descenso sostenido a mediados de junio, los casos positivos se dispararon a principios de julio, una curva que por fin parece encontrar una disminución en la pendiente tras casi dos meses de estabilidad.

El caso de España también ha encendido las alarmas de Europa Occidental: la última semana, los positivos por día rebasaron el techo de 9 mil casos de finales de marzo, el momento más álgido de la pandemia. 

Sin embargo, el número de casos por edades ha cambiado drásticamente y ahora recae sobre adolescentes y adultos jóvenes, de entre 15 y 29 años, razón por la que el rebrote no ha sido tan letal como la primera ola de coronavirus.

A 9 meses del inicio de la epidemia, aún no hay una estrategia definitiva capaz de detener el avance del coronavirus. La mayoría de gobiernos en el mundo implementan una fórmula capaz de ofrecer un equilibrio entre una velocidad moderada de contagios que evite la saturación de los sistemas de salud y una reapertura gradual, después de meses de frenar las actividades económicas.

Mientras tanto, la vacuna rusa del Centro Nacional de Investigaciones de Epidemiología y Microbiología N.F. Gamaleya (actualmente en fase 2 de ensayos clínicos) y la británica, desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford son las más avanzadas de cara al último trimestre de 2020, en el que todo parece indicar que el virus seguirá acompañándonos hasta el próximo año.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: